Rinden homenaje para Esther Chávez Cano en Ciudad Juárez

Feminicidio Ciudad Juárez
   Fundó Casa Amiga y denunció el feminicidio en los años 90
Rinden homenaje para Esther Chávez Cano en Ciudad Juárez
Por: Gladis Torres Ruiz, enviada
CIMAC | Ciudad Juárez, Chih.- 25/11/2010

En conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, activistas de Ciudad Juárez rindieron un homenaje a Esther Chávez Cano, mujer emblemática a nivel internacional por dar a conocer el feminicidio serial en esa cuidad fronteriza, a principios de los años 90.

Chávez Cano, quien fue fundadora del centro de crisis Casa Amiga, primera en su tipo dedicada a clasificar información sobre los asesinatos de mujeres, y apoyar de manera integral a las víctimas de violencia, fue recordada donde pasó los últimos días de su vida; recibiendo llamadas de auxilio o de periodistas que la buscaban para conocer del tema en el que era experta.

En entrevista con Cimacnoticias, Irma Casas Franco, directora general de Casa Amiga, informó que como parte del homenaje para la activista, se presentó el libro que concluyó antes de su muerte, el 25 de diciembre de 2009, a consecuencia de cáncer.

"Construyendo Caminos y Esperanzas", es el nombre del texto en el que Chávez Cano, detalla la historia de su trabajo en Casa Amiga, recuerda como nació la organización, y cómo los casos que vivió de manera directa, le cambiaron la vida y su perspectiva, precisó Casas Franco.

El texto incluye historias de mujeres víctimas de violencia y la forma en que se transformaron con el apoyo que les brindó Casa Amiga, siempre destacando que el principal cambio lo hacen las propias mujeres, "nosotras sólo somos un medio".

Nuestra frase es, "Aún hay Esperanza". Hay mujeres que nos han comentado que antes de llegar pensaban suicidarse porque sus parejas nunca las iban a dejar vivir, o que finalmente iban a ser asesinadas. De algunos de estos casos también nos habla Esther.

Detalla también su lucha por mantener el proyecto que nació en 1999, "para ella, Casa Amiga fue su hija y le entregó su vida a las mujeres víctimas de violencia".

Esther luchó muchos años contra el cáncer y finalmente murió el 25 de diciembre. Es lamentable que nuestras madres en la enseñanza de los derechos humanos de las mujeres mueran además de cáncer como pasó con ella. "Esto nos habla de que hay una gran frustración por la falta de apoyo de la autoridad y del gobierno para dar una solución y toda esta frustración, se queda registrada en los cuerpos de las defensoras.

Al homenaje fueron invitadas la doctora Gloria Ramírez de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Elena Ramos, directora de la organización no gubernamental Compañeros, y Lidia Cordero de la organización Casa Amiga.

Como parte del homenaje, en las instalaciones de "Casa Amiga Esther Chávez Cano", se develó el nombre de la misma y una placa en honor de la defensora.

Activistas, amigas y amigos de Esther, compañeras y compañeros de búsqueda, periodistas, investigadoras e investigadores, reiteraron la necesidad de hacer efectiva la consigna de "Ni una asesinada más".



10/GTR/LR/LGL