Armonizar legislación sobre trata, pide CATWLAC

Trata de Personas
   Y castigo a quienes consumen prostitución
Armonizar legislación sobre trata, pide CATWLAC
Por: Elizabeth Muñoz Vásquez, enviada
CIMAC | Puebla, Pue.- 22/09/2010

La prostitución entendida y consentida como "trabajo", facilita que la industria del sexo expanda sus negocios y pone en grave peligro a las mujeres, niñas, niños y adolescentes latinoamericanos, sostuvo Teresa Ulloa Ziaurriz, Directora Regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, asociación civil (CATWLAC).



Durante su intervención en el panel La Trata de Personas y el Derecho Penal Internacional, durante el II Congreso Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas: Migración, Género y Derechos Humanos, Ulloa agregó que la prostitución no es un simple fenómeno migratorio o turístico, o una manera de hacerse de dinero fácil, "si no que es una forma de perpetuar estereotipos en las mujeres, quienes siguen considerando que sus cuerpos son sólo para el placer sexual de los hombres".



Lamentó que en las legislaciones no solo mexicana, sino latinoamericana, prevalezca la falta de sanción a quienes consumen o demandan la industria del sexo.



Luego de presentar un recuento del surgimiento de instrumentos internacionales de derechos humanos como la Convención de 1949, dedicada totalmente al tema de Trata, hasta el Protocolo de Palermo, firmado en diciembre del año 2000; la experta confió en que la explotación sexual de mujeres, sea considerada en un futuro como un crimen de lesa humanidad y entonces pueda aplicarse la jurisdicción universal.



En entrevista para Cimacnoticias, Ulloa Ziaurriz reiteró la necesidad de armonizar el delito de trata con los demás tipos penales en toda América Latina "pues todavía no se acaba de comprender a cabalidad lo qué es la trata".



La experta en el tema, consideró que este fenómeno tiene un fuerte sesgo de violencia de género y si las leyes, las políticas públicas y los planes no se elaboran desde esta perspectiva no tienen ningún impacto, pues la mayoría de las víctimas siguen siendo las mujeres y las niñas.



Cuestionada si el fenómeno de la migración puede ser considerado como una nueva modalidad del delito de trata de personas, aseguró que sí, "pues el hecho de que obliguen a las mujeres a entrar a las redes criminales, a llevar y traer droga, es también una forma de trata".



En esos casos dijo, las víctimas son forzadas, su vida corría peligro, tenían deudas económicas o las sedujeron, "pues ahora en México las bandas de Tenancingo, Tlaxcala, lo que han puesto de moda es la seducción y el enamoramiento a las mujeres y eso genera que cuando ya las convencieron para declarar ellas digan "yo acepté".



En el caso de México, la especialista aclaró que se excluye de responsabilidad penal al tratante cuando existe el consentimiento de la víctima, mientras que en los tratados internacionales ratificados por México sí se establece responsabilidad penal con o sin el consentimiento de la persona.



Por lo anterior, consideró que falta camino por recorrer para incluir a la migración como otra modalidad de la trata, pues considera que no existe la suficiente disposición de todos los y las legisladoras federales.



10/EMV/LGL