Feminicidio Ciudad Juárez
   Documentan que son víctimas indirectas de militarización
Recrudece violencia hacia mujeres en Chihuahua: ONG
Por: Paulina Rivas Ayala
CIMAC | México, DF.- 28/01/2010 Organizaciones civiles de Chihuahua y Washington enviaron un memorándum al Congreso de Estados Unidos para denunciar la violencia contra las mujeres en este estado fronterizo, la cual ha aumentado en los últimos tres años, a partir de la "lucha contra el narcotráfico".

Luz Estela Castro Rodríguez directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) -una de las tres organizaciones firmantes- indicó que el documento pretende demostrar la inhabilidad del gobierno mexicano para dar una rendición de cuentas de las acciones de sus fuerzas armadas.

La violencia de género recrudeció a partir del "Operativo Conjunto Chihuahua" cuando llegaron a la entidad 8 mil policías y militares, añade el documento también firmado por Maureen Meyer de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y Gustavo de la Rosa visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua.

Ello queda demostrado con las cifras de la CEDH de Chihuahua, organismo que en 2007 recibió 3 quejas contra militares por violaciones a los derechos humanos (ninguna de estas por mujeres). Para 2008, el número creció a 162 de las que 88 fueron de parte de mujeres. Y en los primeros 10 meses de 2009 se recibieron 149 quejas de las que 78 fueron formuladas por mujeres.

Las organizaciones acusaron al gobierno de realizar estos operativos sin preveer los antecedentes de violencia hacia los grupos vulnerables en el estado, en especial de las mujeres quienes, por años, han vivido en un contexto asesinatos por cuestiones de género (feminicidio) y ello ha provocado que sean consideradas "mercancía desechable".

A pesar del aumento de la violencia y las quejas, el 13 de enero de 2010 se anunció la llegada de 2 mil efectivos más a Ciudad Juárez y el cambio de nombre del operativo por el de "Operación Coordinada Chihuahua" cuyo propósito es "mejorar la efectividad en la atención de los delitos de mayor impacto que afectan a la sociedad juarense" como informó en su momento el comisionado general de la Policía Federal, Facundo Rosas Rosas.

Juárez se ha caracterizado por el miedo y ello ha impedido que algunas mujeres víctimas de la violencia denuncien los hechos por amenazas de muerte, indicó Luz Estela Castro.

La CEDEMH dio a conocer en el memorándum el testimonio que recibió de Claudia (no es su nombre real) quien, el 4 de noviembre de 2009, fue detenida arbitrariamente por militares para revisar su automóvil. Ella les pidió que no tardaran porque tenía que llegar a su trabajo, los soldados se enojaron y le dijeron que también le harían una revisión física.

Cuando ella preguntó si había una mujer para dicha revisión, ellos contestaron con risas, "me tocaron todo el cuerpo mientras me decían -qué rico hueles güerita-, se burlaban de mí y me recargaron en la camioneta para seguirme revisando como si fuera una delincuente y tocando mis partes íntimas" y "no soy la única, tengo otra compañera a la que le hicieron lo mismo".

Otro caso es el de María (no es su nombre real), a quien detuvieron el 9 de abril del año pasado, la policía revisó su automóvil y una agente mujer le revisó el cuerpo varias veces especialmente en el busto y entre las piernas mientras seis elementos hombres miraban sonriendo.

Gustavo de la Rosa visitador de la CEDH denunció el caso ante la Policía Federal y en respuesta, un comandante de nombre José Castillo refirió que ellos "tienen instrucciones de revisar a las mujeres para buscar que no traigan armas o droga en su cuerpo aunque no se tenga ninguna evidencia previa" y que se pone especial atención en el busto, pantaletas o incluso en la vagina porque ahí ponen la droga.

El memorándum también indica que las mujeres son víctimas indirectas de la militarización pues son las principales testigos de cómo los soldados entran a sus casas y se llevan a sus hijos y esposos sin órdenes judiciales.

Ante la desesperación de no encontrarlos, continúa el documento, se ven obligadas a solicitar su ingreso a los cuarteles militares para buscarlos y lo único que reciben son groserías, burlas y la negación de que sus familiares estén detenidos, a pesar de que ellas mismas han visto cómo los soldados uniformados se los llevan en vehículos oficiales.

La CEDEHM tiene conocimiento de 12 casos de violaciones sexuales tumultuarias contra mujeres perpetradas por hombres armados en Chihuahua entre 2008 y 2009.

Debido a que ahora la mayoría de las personas trae armas, en la mayoría de los casos de atropellos contra mujeres, es difícil saber si los responsables son militares, policías o grupos de la delincuencia organizada, aseguró Castro Rodríguez.

Ante este panorama, las organizaciones recomiendan al congreso de Estados Unidos que se asegure de que los 350 millones de dólares que aprobó para ayudar a México en la lucha contra el narcotráfico (Iniciativa Mérida) no se traduzcan en abusos de poder y violaciones a los derechos humanos.

En un comunicado de prensa, Maureen Meyer Coordinadora del Programa sobre México y Centroamérica en WOLA, indicó que "El Departamento de Estado de Estados Unidos no debe enviar al Congreso su próximo informe hasta que pueda demostrar que México ha logrado avances, en investigación y procesamiento de casos de violaciones a los derechos humanos cometidos por el Ejército y la Policía Federal.

10/PRA/LR/LGL







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com