Un feminicidio más en la impunidad

Feminicidio Ciudad Juárez
   Autoridades sonorenses ofrecen oídos sordos a reclamos de justicia
Un feminicidio más en la impunidad
Por: Silvia Núñez Esquer y Carolina Velázquez
CIMAC | México, D.F..- 17/11/2009

A cinco años del asesinato de la periodista sonorense María Denisse Ramos Delgado, mientras la violencia contra las mujeres se incrementa en el estado, el crimen permanece impune.

A las 15:00 horas del 21 de febrero de 2004, la reportera gráfica María Denisse Ramos Delgado, colaboradora de Notimex, fue asesinada en Hermosillo, Sonora. Tenía 24 años y trabajaba en una boutique de su propiedad en un centro comercial. A las 19:15 horas de ese día, su cuerpo fue encontrado por un policía de seguridad en los vestidores del establecimiento, reportó la prensa local.

Luego de un forcejeo, un hombre la atacó con un bisturí. Fue detenido casi inmediatamente, pero su responsabilidad no fue acreditada porque se fugó por la ventana del baño de las oficinas donde estaba preso, señala un reporte del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

El documento agrega que al caso le dieron seguimiento la madre y la hermana de Denisse, quienes sólo tienen noticias –no oficiales– de que el responsable del crimen fue asesinado o desapareció. Hasta hoy no existe un reporte de las autoridades de su paradero ni del resultado de la investigación.

De acuerdo con su compañero en Notimex Ernesto Gutiérrez Ayala, Denisse "era toda una profesional de la lente. Una joven atenta y simpática, siempre dispuesta a salir adelante para sacar la chamba".

"Se dice que existe un video, tomado por las cámaras del negocio, (…) que podría servir para que los agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) iniciaran sus investigaciones. Otros aseguran que ya están identificados los presuntos asesinos. Vamos a esperar el resultado de las investigaciones", comentó él en su columna en "Crítica" (febrero 23, 2004).

En conferencia de prensa, el 26 de febrero de ese año, el procurador de Justicia de Sonora, Rubén Díaz Vega, aceptó la existencia del video y que "la joven luchó con su agresor para no morir". Anunció que "para no entorpecer la investigación se limitarían a no dar más datos".

Como resultado de un análisis del video en laboratorios del Buró Federal de Investigación (FBI) en Estados Unidos, el 4 de marzo de 2004 el agente especializado Alfonso Martín Flores indicó a la prensa local que el asesino "fue un sujeto alto, delgado y de cabellera abundante".

"Los cabellos que dejó en la alfombra y en las manos de la víctima" revelaron la edad aproximada y el sexo de quien la atacó, y la imagen del video "arrojó imágenes de una pelea que se escenificó entre dos personas al interior de la boutique a la hora en que la policía cree sucedieron los hechos", aseveró.

¿AVANCES?

Cuatro años después, en febrero de 2008, como parte de una campaña por la seguridad y la justicia para las mujeres, integrantes de las organizaciones Red Nosotras Ciudadanas, Mujeres y Punto, Muhsas y Mujer y Poder, así como amistades de la víctima, acudieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para entregar una petición por escrito.

La respuesta del vocero de la procuraduría, José Larrínaga, fue: "hay avances, pero no pueden publicar datos que entorpezcan las investigaciones".

Patricia Alonso Ramírez, coordinadora de Nosotras Ciudadanas, solicitó conocer el estado de la investigación del homicidio y un informe del número y la situación de los casos de feminicidio de enero de 2006 a enero de 2008 en Sonora.

Posteriormente, denunció que en la entidad "los registros y testimonios que han obtenido las organizaciones no gubernamentales (ONG) hacen evidente que la seguridad de las mujeres no está garantizada en ningún ámbito".

Las mujeres no están seguras ni en la familia, afirmó Alonso Ramírez al referirse a cinco asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas sentimentales ocurridas en enero de ese año, lo que aunado al homicidio de otra mujer, el 25 de diciembre de 2008, daba un total de seis asesinatos en un mes.

LAS CIFRAS

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares 2006, el porcentaje de mujeres reciben algún tipo de violencia en Sonora va en aumento: mientras en 2003 era de 49.8 por ciento, en 2006 fue de 68.5 por ciento, cifra 1.5 por ciento mayor que el índice nacional (67.0 por ciento).

De acuerdo con la ex diputada local Leticia Amparano Gámez, antes presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer del Congreso local y hoy directora de Salud Mental Estatal, "las mujeres estamos siendo violentadas. Hay niñas y niños afectados por violencia sexual y víctimas de pornografía infantil. En la frontera hay violencia en todas sus modalidades" (Cimacnoticias, 27 de octubre, 2009).

Según la diputada en la LVII Legislatura por el municipio de Nogales, la violencia física "es la que más se expresa, principalmente de hombres a sus mujeres. En niñas y niños es la sexual. También existen golpes y maltratos".

Por último, hizo un llamado a las autoridades: "las mujeres necesitamos urgentemente apoyo. Es impostergable la prevención de toda esta violencia. Tenemos que entrar a educar e implementar programas de gobierno eficaces de verdad".

09/SN/CV/YT