Europa, atenta al aumento del feminicidio en Ciudad Juárez

Feminicidio Ciudad Juárez
   Desde hace un lustro advierte Parlamento sobre impunidad
Europa, atenta al aumento del feminicidio en Ciudad Juárez
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 20/10/2008

Un lustro tiene el tema del feminicidio en el Parlamento Europeo (PE), por lo cual éste ha hecho diversos pronunciamientos para que el Gobierno mexicano investigue a fondo los más de 400 asesinatos documentados por Amnistía Internacional (AI) y aplique la justicia.

Pero fue hasta 2007 cuando el eurodiputado Raúl Romeva i Rueda logró por unanimidad que el PE condenara el feminicidio en México y Centroamérica, al presentar un informe detallado sobre la situación imperante en Ciudad Juárez y Guatemala.

En 2003, bajo el gobierno de Vicente Fox, se presentó la primera propuesta para que la Eurocámara se pronunciara en contra del feminicidio e instara a las autoridades mexicanas a aclarar los casos e indemnizar a los familiares de las víctimas.

Fue impulsada por la diputada y vocera del grupo parlamentario del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Micaela Navarro Garzón, destacada feminista española defensora de los derechos de la mujer, quien pidió exhortar al gobierno del ex presidente español José María Aznar a intervenir para que México investigara el feminicidio e indemnizara a las familias.

Un grupo de eurodiputados evidenció la falta de resultados de las autoridades mexicanas en la investigación de los asesinatos de mujeres en la frontera norte de México y ese mismo año Italia, al frente de la presidencia del PE, propuso en una reunión del Comité Conjunto de la UE-México llevar el tema a la Cumbre de la UE, América Latina y el Caribe, que se realizaría en 2004 en Guadalajara, México.

El diputado italiano Ramón Mantoyani, del Partido de la Refundación Comunista, sostuvo "la existencia de una organización criminal internacional que operaba entre México y Estados Unidos y que gozaba de la complicidad y del apoyo de elementos del aparato policial.

Uno de los compromisos que causó más expectativas entre las ONG mexicanas fue el del juez de la Audiencia Española, Baltasar Garzón, pues durante un curso sobre Violencia de Género en la Universidad Complutense de Madrid en 2003, anunció que llevaría al PE el tema del feminicidio para que éste emitiera un "pronunciamiento".

OBSERVADORES A MÉXICO

En 2004, el PE envió a México a la relatora de la Comisión de Equidad y Género del Consejo de Europa, Ruth Gaby Vermot- Mangold, que se reunió con organizaciones no gubernamentales de Chihuahua y Ciudad Juárez, con funcionarios y legisladores.

Un año después, en 2005, Vermot-Mangold presentó un informe ante el Consejo de Europa, elaborado de su visita a México, donde criticaba la incompetencia, negligencia y corrupción de las autoridades mexicanas para resolver los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez.

Aunque no es parte del PE, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) también visitó México en esta fecha, en una misión de observación a Ciudad Juárez y se convirtió en fuerte impulsora del tema del feminicidio en el PE.

La misión de la FIDH inició los primeros acercamientos con el eurodiputado Romeva para empujar el proyecto de resolución que en 2007 aprobaría el Parlamento, señala la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos.

Ese mismo 2005, el PE organizó en Bruselas las jornadas "Ni una muerta más", impulsadas por el bloque socialista del Parlamento e integrantes de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, como los eurodiputados españoles Elena Valenciano y Romeva i Rueda.

Participaron en las jornadas funcionarias y legisladoras mexicanas, como Guadalupe Morfín Otero, ex comisionada para Prevenir y Erradicar la violencia contra las mujeres en Ciudad Juárez, y la legisladora feminista Marcela Lagarde y de los Ríos, quien presidía la Comisión especial para el feminicidio de la LIX Legislatura de la Cámara de Diputados.

Gabriela Núñez, titular de la Secretaría Presidencial de la Mujer de Guatemala, y la relatora especial de la ONU sobre violencia contra la mujer, Yakin Ertük, también asistieron al evento, de donde surgieron las primeras recomendaciones en torno a la violencia de género en México y Centroamérica.

CONTACTO DE ONG Y EURODIPUTADOS

A finales de 2005, Marisela Ortiz, integrante de la organización civil Nuestras Hijas de Regreso a Casa, viajó a Alemania y ofreció conferencias de prensa en 10 ciudades, organizadas por la Oficina Ecuménica para la Paz y la Justicia en Munich, como parte de un proyecto para visibilizar el feminicidio.

Pero hasta 2006 Ortiz --actualmente bajo medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por las amenazas de muerte que recibió en mayo de este año-- estuvo frente a frente con parlamentarios alemanes para informarles de viva voz lo que ocurre en Ciudad Juárez y Chihuahua desde 1993.
Tanto Ortiz como Luz Esthela Castro, abogada de la organización Justicia para Nuestras Hijas, tuvieron un primer acercamiento con el eurodiputado Romeva i Rueda en 2007.

Marisela Ortiz explica a Cimacnoticias que conoció al eurodiputado en una reunión que éste sostuvo en Barcelona con la madre de una joven desaparecida en Chihuahua, quien relató a Romeva cómo fue engañada por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Violentos contra las Mujeres, de la Procuraduría General de la República, sobre el paradero de su hija.

Ortiz, por su parte, le expuso el contexto generaldel feminicidio y cómo las ONG han sido hostigadas por las autoridades estatales y federales que insisten en presentar ante el mundo otro rostro de Ciudad Juárez y Chihuahua.

Luz Esthela Castro precisó en entrevista que conoció al eurodiputado también en 2007 durante un foro en Barcelona a donde fue invitada con otras activistas guatemaltecas por el Grupo de los Verdes, del cual Romeva forma parte, para hablar del tema.

En septiembre pasado, el PE solicitó a su representación en México investigar qué pasa con la violencia de género en México, por lo que tuvieron una reunión, por separado, con funcionarios de la Fevimtra, del Instituto Nacional de las Mujeres y con organizaciones civiles.

08/LGL/GG