En feminicidio, Estado mexicano "continúa simulando" ante CIDH

Feminicidio Ciudad Juárez
   No avanza investigación sobre amenazas contra activistas
En feminicidio, Estado mexicano "continúa simulando" ante CIDH
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 19/08/2008

Ante las amenazas dirigidas a tres activistas contra el feminicidio de Ciudad Juárez y Chihuahua, el Estado mexicano "continúa simulando" ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) diciendo que investigó y tomó medidas cautelares.

Afirmó lo anterior a Cimacnoticias Luz Estela Castro, directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua, quien agregó que "la realidad es que ni hay avances en las indagatorias y las medidas continúan sin aplicarse".

En entrevista vía telefónica, la también abogada de la ONG Justicia para Nuestras Hijas informó que este día enviarán a la CIDH un comunicado con la respuesta acerca de cuáles han sido los avances de las medidas cautelares y de la investigación que se realiza por las amenazas de muerte recibidas por Luz Estela Castro el 14 de mayo de este año.

En junio pasado y en una acción totalmente contradictoria, según han calificado abogados de las activistas Marilú Andrade y Marisela Ortiz, de la ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa, el Estado mexicano, a quien le correspondía garantizar su seguridad e integridad física, solicitó a la CIDH medidas cautelares para éstas.

La CIDH admitió las medidas pocos días después de solicitadas y unas cuantas semanas después las integrantes del Centro de Derechos Humanos sostuvieron una reunión con funcionarios de los tres niveles de gobierno entre los que se encontraban Ignacio Martín del Campo, de la Secretaría de Relaciones Exteriores y quien asiste a las reuniones de la CIDH; Rodrigo Espeleta, de la Secretaría de Gobernación, y Teresa Medina, de la Fiscalía Especial para la Prevención de Delitos contra las Mujeres y la Trata de Personas (Fevimtra), entre otros.

En esta reunión se acordaron una serie de medidas de protección para las activistas y las y los funcionarios se comprometieron a otorgarles seguridad y protección, no obstante, señaló Luz Estela Castro, la reunión fue sólo un "trámite" para que el Gobierno pudiera informar a la CIDH que había iniciado los procedimientos para las medidas cautelares.

"No hay ningún avance en la investigación sobre las amenazas en mi contra", dijo Castro, quien agregó "y si estamos en esta situación de vulnerabilidad es porque el Estado mexicano no ha cumplido con sus obligaciones".

La CIDH solicitó recientemente al Estado mexicano un informe sobre los avances en las investigaciones por las amenazas de muerte contra Luz Estela Castro, Marilú Andrade y Marisela Ortiz, así como de las medidas cautelares y también a éstas, de cómo va el procedimiento.

Por ello, este día, el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, presidido por Castro, enviará su respuesta a la CIDH informándole que nada ha pasado, que todo sigue igual y el Estado Mexicano improvisando en materia de derechos humanos.

VIOLENCIA DE GÉNERO "ZONA DE DESASTRE"

Luz Estela Castro dijo que la violencia de género en Chihuahua "está en zona de desastre", ya que ante la ola de ejecuciones y de violencia que se vive en la entidad, el feminicidio, minimizado desde siempre por las autoridades, ha pasado a un "tercer plano".

Pese a que continúan los asesinatos contra mujeres, toda la atención de los medios y de las autoridades está centrada en la lucha contra el crimen organizado, dijo la activista, quien en un recuento que su Centro ha hecho sobre el sistema de justicia penal en materia de violencia contra las mujeres proporciona cifras poco alentadoras.

Desde que entró en vigor este sistema, en enero de 2007, sí ha habido una disminución en las denuncias por violencia contra las mujeres. El Centro de Derechos Humanos tiene registradas 120 denuncias por violencia familiar, de las cuales ninguna ha llegado a juez de garantía, que es el primer paso para llevar a juicio.

Hay más de 57 denuncias de incumplimiento de alimentos (pensión alimenticia), todas están estancadas y de los 10 casos denunciados por violación agravada, los violadores fueron exonerados, informó Castro.

Lo lamentable, dijo la defensora de derechos humanos, es que las autoridades encargadas de la impartición y procuración de justicia continúan creyendo que la violencia contra las mujeres es un asunto privado que se debe arreglar en casa y por eso no hay avances y las mujeres siguen siendo asesinadas por sus esposos, no importa que sean acuchilladas hasta 17 veces, porque eso para las autoridades no es violencia de género, dijo.

Al 11 de junio, según las estadísticas de la organización civil "Casa Amiga, Centro de Crisis", pionera en documentar el feminicidio, han ocurrido 27 asesinatos contra mujeres en Ciudad Juárez, que se suman a las más de 400 contabilizadas por Amnistía Internacional (de 1993 a la fecha) y a las 600 desparecidas.

08/LGL/GG