Feminicidio Ciudad Juárez
   Dos iniciativas de ley pretenden suprimirla
Costa Rica: en lucha por sostener la licencia de maternidad
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 04/12/2007 Una de las batallas definitorias para las mujeres en Costa Rica es el sostenimiento del pago de las licencias de maternidad, informa el Especial de Prensa Latina Mujeres del Tercer Milenio.

Personalidades e instituciones relacionadas con la defensa de tal derecho encabezan el movimiento, establecido contra dos proyectos de reforma a la ley, sobre la estructura y la modalidad de ese beneficio que reciben las trabajadoras.

La iniciativa, presentada ante la Asamblea Legislativa por el diputado del Movimiento Libertario Mario Quirós, libera a los patrones de la responsabilidad de retribuir a las embarazadas durante el período de gestación y posterior al parto.

El parlamentario sugirió que la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) asuma ese compromiso, considerado por éste un enorme castigo para los empresarios, y por ello, una limitante a la contratación de mujeres.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la entidad, Eduardo Doryan, presentó una propuesta legislativa con similares objetivos, pero precisó que la institución asumiría el costo paulatinamente de acuerdo con la disponibilidad de recursos.

Durante un taller organizado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), especialistas de diversas instituciones y organizaciones sociales alertaron acerca del debilitamiento de las finanzas de la Caja.

Asombra ver al presidente de la entidad promover la reducción de los costos a las empresas privadas: si tienen más recursos, más bien deben ampliar la cobertura a todas las empleadas, conminó Laura Guzmán, de la Junta Directiva del Inamu.

El secretario general de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social, Luis Chavarría, recordó denuncias sobre los déficits presupuestarios del monopolio estatal y su incidencia en la compra de medicamentos, equipos y otros.

Ana Helena Chacón, presidenta de la Comisión Especial Permanente de Asuntos de la Mujer en el Legislativo, advirtió que el Código de Trabajo estipula desde hace mucho tiempo el derecho a la licencia materna y este es visto como una responsabilidad social porque está ligado a la reproducción.

Bajo ninguna circunstancia vamos a permitir que se diga que la licencia por maternidad es una carga para los patrones, porque no nos están haciendo ningún favor a las mujeres, enfatizó.

El informe emitido por el Inamu, tras el encuentro, recordó que si bien las mujeres tienen un porcentaje de aseguramiento mayor al de los hombres, la gran mayoría de ellas dependen de sus familiares, a diferencia de estos. Esto explica en parte porqué sólo 24 por ciento cuenta con aseguramiento directo en salud y 30 por ciento en pensiones, añadió el documento.

Ligia Martín, de la Defensoría de los Habitantes, desmintió la supuesta merma en la aceptación de mujeres en las empresas y citó los datos de la Encuesta de Hogares acerca del aumento de la participación femenina en la fuerza laboral de Costa Rica en 41 por ciento.

Ello indica que a las mujeres sí se les está contratando, la contradicción radica entre las cifras de contratación y las de aseguramiento, afirmó. En opinión de Martín, el problema de fondo no es la licencia por maternidad; este derecho no es visto como un asunto social en Costa Rica, sino únicamente como una cuestión de mujeres.

Lejos de quitar responsabilidades a los empresarios, debemos garantizar una mayor cobertura, que incluya al 98 por ciento de las trabajadoras no acogidas a su licencia por maternidad en 2006, sugirió. Según criterio de la funcionaria, también debe promoverse la integración de todos los actores de la sociedad en la función reproductiva y de la educación de los infantes.

Para Jeannette Carrillo, presidenta ejecutiva del Inamu, resulta preocupante comprobar cómo las mujeres postergan la maternidad con vistas a competir en un sector laboral, donde prima una visión masculina. La disminución de la fecundidad incide mayoritariamente en las profesionales, tal vez porque en esas actividades laborales el hombre tiene un salario mayor que el de las mujeres, comentó.

En ese sentido, la diferencia salarial puede ser hasta de 30 por ciento y por cada dos hombres asegurados hay una mujer asegurada, según estadísticas de la dependencia encargada de velar por los derechos del sector.

La licencia por maternidad dejó de ser un subsidio en Costa Rica desde1996, para convertirse en una modalidad de salario que cuenta para el cálculo de vacaciones, aguinaldo, cuota de pensiones y demás derechos laborales.

El reto para las mujeres es mantener las conquistas sociales alcanzadas en ese y otros sentidos, sobre todo ante los aires privatizadores impulsados por la aceptación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, concluye el Especial de Prensa Latina Mujeres del Tercer Milenio.

07/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com