2012: Inflación y desempleo sin crecimiento económico (segunda parte)

   Monedero
2012: Inflación y desempleo sin crecimiento económico (segunda parte)
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
CIMAC | México, DF.- 27/09/2011

En el Congreso de la Unión se ha dado inicio a la discusión del programa económico para 2012, así como del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación presentado por la Secretaría de Hacienda. Se prevé un gasto total de 3 billones 647 mil 907 millones de pesos, superior en 4.4 por ciento a los 3.4 billones que se ejercen en este año.

Contempla una estimación del 3.5 por ciento para el crecimiento económico, menor al del 2011, lo que implica menos empleos; inflación de alrededor del 3 por ciento (igual a la que estimó para el año actual); un precio de 84.9 dólares por barril de petróleo y un tipo de cambio de 12.2 pesos por dólar.

La premisa fundamental de este programa económico es que las políticas neoliberales aplicadas en el país son las únicas y presentan la opción más idónea para resolver la crisis económica, pese a las condiciones tan críticas de pobreza, el desempleo que ha provocado y la marginalidad en que vive la mayoría de la población, en particular las mujeres.

El gasto público es considerado como una de las herramientas más importantes con las que cuenta el Estado para lograr un desarrollo económico menos desigual, con desarrollo humano, debe reflejar los intereses y prioridades de la sociedad y debería ser una forma democrática de debatir la política económica

CARACTERÍSTICAS DEL GASTO PROPUESTO

El gasto federalizado previsto es de mil 461.9 millones de pesos para 2012, y se compone de participaciones, aportaciones federales, programas y proyectos de inversión, estos últimos representan únicamente el 29.7 por ciento del total. El Estado de México, Distrito Federal, Veracruz y Jalisco son los estados con mayores recursos.

De cada 100 pesos presupuestados 77.7 son para gasto corriente que se consume en el proceso de producción, los 22.3 pesos restantes son para gasto de capital que genera valor agregado. Con relación al presupuesto aprobado en 2011, el gasto corriente crece 6.3 por ciento, mientras que el de capital se reduce 6.5 por ciento: menos inversión física y menos crecimiento.

El énfasis está en las acciones para promover la seguridad, ya que en suma se presupuestaron 131.2 miles de millones de pesos (mmp) correspondientes a Defensa Nacional, Marina, Procuraduría General de la República y Secretaría de Seguridad Pública.

En tanto que para desarrollo humano –Desarrollo Social, Educación y Salud–, la previsión es de sólo 976.8 mmp, una diferencia de 845.6 mmp, con el agravante de que la Secretaría de Salud no tiene previsto un aumento en su presupuesto de 2012.

Son obvias las prioridades: Están en las acciones militares y de ninguna manera en la reconstrucción del tejido social. De aprobarse esto en el Congreso resultaría que para el periodo 2007-2012 los rubros de seguridad registrarían una tasa de crecimiento anual muy alta, 16.2 puntos, mientras que los relativos a desarrollo humano su crecimiento sería de 9.7 por ciento.

Cabe señalar que el crecimiento más alto está en la Secretaría de Seguridad Pública, ya que la diferencia entre 2007 y 2012 es de 39.6 mmp más con respecto al presupuesto aprobado a Desarrollo Social en 2007.

Adicionalmente se plantean reducciones presupuestales del 18 y 17 por ciento en Comunicaciones y Transportes y en el campo, respectivamente. Esto no concuerda con la situación del Sector Primario (agricultura, ganadería y pesca), que muestra un crecimiento del PIB muy bajo, 1.0 puntos porcentuales, y requiere de un impulso que permita mejorar la producción nacional de alimentos.

Tampoco se justifica restarle apoyos a un sector prioritario como lo es el Fondo PYME: se le reducen 70 millones de pesos al pasar de 6 mil 718 en 2011 a 6 mil 648 millones de pesos para 2012; estos recursos representan pérdida de empleos.

El discurso dice que se pretende generar empleos suficientes y de calidad, en la realidad ninguna de estas dos cosas se realiza: los empleos generados son insuficientes y eventuales.

DE LOS INGRESOS Y SUPUESTOS PARA EL PROYECTO ECONÓMICO

El proyecto de presupuesto 2012 estima un total de ingresos de 3 billones 282 mil millones de pesos para 2012, significa 3.1 por ciento de incremento con 119.7 mmp.

Se propone un nuevo impuesto local a las ventas y servicios con una tasa máxima del 5 por ciento; es otra manera de aumentar el IVA. No hay forma de que la economía familiar resista un impuesto más; en tiempos de crisis económica con elecciones tampoco es lo mejor.

En los Criterios Generales de Política Económica se señala que los factores o supuestos que condicionan el desarrollo económico propuesto (¡sic!) son externos, se refieren al crecimiento económico mundial y de Estados Unidos, volatilidad de los mercados financieros, y la tensión geopolítica en África y Oriente Medio.

Con este esquema tan incierto las metas de crecimiento, inflación o incluso el precio del dólar son muy endebles, con muy pocas posibilidades de éxito. Es un paquete recesivo donde lo único cierto para la gran mayoría de las mujeres es que se continuará con pobreza, desempleo, aumentos en los precios de los alimentos, informalidad laboral, exclusión social, militarización y violencia. Urge un plan B.

ramona_melendez@yahoo.com.mx


twitter @ramonaponce

*Economista especializada en temas de género



11/CP/RMB