Reconoce Segob que política de atención ignora a las migrantes

NACIONAL
Migración
   A fin de año dará a conocer acciones “específicas”
Reconoce Segob que política de atención ignora a las migrantes
Aspecto del Segundo Simposio Internacional “Feminización de las migraciones” | Imagen retomada del perfil de Facebook de la Organización Sin Fronteras Iap
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Cimacnoticias | México, DF.- 22/10/2014

El director adjunto de la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación (Segob), Salvador Berumen Sandoval, reconoció ante grupos civiles y especialistas que la política de atención implementada hasta ahora para las mujeres migrantes carece de enfoque de género.
 
Al participar hoy en el Segundo Simposio Internacional “Feminización de las migraciones” –convocado por organizaciones como el Instituto de las Mujeres en la Migración (Imumi) y académicas de la UNAM–, Berumen dijo que si bien se sabe que las mujeres conforman al menos el 45 por ciento de la población migrante, sus aportes y su situación sigue invisibilizada en las políticas públicas.
 
Sin profundizar, el funcionario observó que las mujeres no sólo emigran más, sino que ellas deciden por sí mismas si emigran o no e influyen en la migración de otros familiares. Es decir, que ellas ya no están supeditadas a la determinación de su pareja o sus padres para dejar sus localidades de origen.
 
La población migrante se está feminizando, pero las persistentes desigualdades de género impiden su desarrollo, argumentó Salvador Berumen.
 
El director de la UPM –principal órgano de gobierno encargado de las políticas para proteger a la población migrante– reconoció que pese a la insistencia de activistas y la información académica sobre mujeres en la migración, es un desafío incluir un enfoque de género en las acciones y la Ley de Migración.
 
Berumen Sandoval sostuvo, no obstante, que el Programa Especial de Migración (PEM) –publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de abril– sienta las bases para que la política pública para las y los migrantes cuente en breve con un enfoque de género.
 
Aclaró que el PEM fue elaborado por grupos civiles en coordinación con la Segob, y que hasta fines de año se informará sobre las acciones específicas para cada institución involucrada en la atención a la población migrante.
 
Cabe recordar que pese a que aún no es claro cómo se está ejecutando el PEM, el titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, resaltó en su Segundo Informe de Gobierno –el pasado 1 de septiembre– que este programa es uno de los “principales logros” en materia migratoria en lo que va de su gestión.
 
El titular de la UPM advirtió que las leyes de Migración y General de Población en el pasado basaban sus disposiciones en una visión que colocaba a las mujeres migrantes sólo como dependientes económicas y no como productoras de bienes y servicios.
 
Señaló que actualmente las migrantes en proceso de retorno se encuentran en otra situación que, por la ausencia de políticas públicas, vulnera sus derechos, impiden su desarrollo y el “empoderamiento que ganaron” tras ingresar al mercado laboral.
 
Salvador Berumen observó que las Estaciones Migratorias –centros de detención del Instituto Nacional de Migración (INM)– alojan a mujeres embarazadas y población vulnerable sin atención adecuada y suficiente.
 
Además, advirtió –pese a los altos índices de violencia y pobreza en el país– que la migración nacional es un fenómeno invisible en la Ley de Migración y otras políticas sobre el tema, lo que impide que haya datos estadísticos al respecto.
 
El funcionario pidió a las organizaciones y expertas participantes (como Sin Fronteras y representantes de ONU-Mujeres) que contribuyan con propuestas para que la UPM impulse un enfoque de género en las políticas migratorias congruente con la realidad de esta población.
 
Al llamado, especialistas y activistas insistieron en que se debe anteponer la visión de seguridad humana a la de seguridad nacional; homologar leyes locales con una norma general con enfoque de género y de Derechos Humanos; aumentar el presupuesto para la atención de las migrantes, y regular las condiciones de trabajo a las que las mujeres centroamericanas están accediendo en México.
 
14/AJSE/RMB