Reportaje - Mayor incidencia femenina en Congreso paritario

NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Mujeres tendrían más presencia en reformas y debate político
Reportaje - Mayor incidencia femenina en Congreso paritario
CIMACFoto: Yunuhen Rangel Medina
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.- 13/04/2015

Más mujeres en la Cámara de Diputados permitiría a las legisladoras ejercer un mayor liderazgo en las reformas, las agendas y los debates políticos.
 
Con la obligación constitucional de que los partidos políticos postulen 50 por ciento de candidaturas femeninas a cargos legislativos, se prevé que la próxima Cámara de Diputados federal –que se renueva con la votación del 7 de junio– sea paritaria, es decir, tenga 250 legisladoras tanto de mayoría relativa como de representación proporcional (plurinominales). 
 
Este avance histórico permitiría a más legisladoras presentar propuestas, subir a tribuna y estar presentes en el debate de los grandes temas nacionales.      
 
En 2012 –al iniciar la 62 Legislatura que concluye funciones el próximo 31 de agosto– en San Lázaro había 184 diputadas, es decir, 37 por ciento de curules femeninas, de acuerdo con datos del entonces Instituto Federal Electoral.
 
Las cifras actualizadas a este mes de abril muestran que, después de la renuncia o licencia de algunos legisladores para competir por otro cargo en estos comicios, hay 215 diputadas, es decir 43 por ciento, casi la mitad.
 
Esta es la primera vez que las mujeres representan más del 30 por ciento de espacios en la Cámara baja, pero estudiosas de política y género consideran que aún falta mayor participación de las diputadas en los procesos legislativos.  
 
MÁS MUJERES, MÁS FORTALEZA
 
La consultora en participación política y género, Teresa Hevia Rocha, observa que en la actual Legislatura federal las diputadas hicieron propuestas y un trabajo sobre el presupuesto con perspectiva de género, pero no tuvieron mayor incidencia al no participar preponderantemente en las comisiones más importantes.
 
De las 56 comisiones ordinarias en San Lázaro, a la fecha las legisladores presiden sólo 12, es decir, apenas el 21.4 por ciento. Las diputadas encabezan las comisiones de Asuntos Indígenas, Asuntos Migratorios, Grupos Vulnerables, Cultura y Cinematografía, Derechos de la Niñez, y de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial.
 
También las comisiones de Hacienda y Crédito Público, Igualdad de Género, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Protección Civil, de Fomento Cooperativo y Economía Social, y de Transparencia y Anticorrupción.
 
Para tratar de paliar esa situación, en el Senado se han presentado iniciativas para reformar la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, para que en la integración de las comisiones también se garantice la paridad de género.
 
Hevia Rocha señala que falta que las mujeres lleguen con más poder, y por tanto con posibilidad de incidir en las grandes decisiones que afectan al país.
 
La experiencia de esta Cámara de Diputados que está por renovarse indica que las legisladoras no participaron en los debates de reformas vitales como la energética; telecomunicaciones y radiodifusión; competencia económica; financiera; hacendaria; laboral; educativa; político-electoral, y de transparencia.
 
La voz de las mujeres tampoco tuvo gran eco en temas relevantes como la expedición del Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley de Amparo. Esto se debe, indica la experta, a que ellas deben sortear factores como llegar al cargo sin poder y que las reformas estructurales de los últimos tres años fueron resultado del llamado “Pacto por México”, un acuerdo cupular entre el Ejecutivo federal y los tres principales partidos (PRI, PAN y PRD).
 
Además Hevia Rocha añade que se debe considerar que los grandes temas legislativos se discuten en pequeños grupos donde las mujeres son excluidas, por ejemplo, en la Junta de Coordinación Política –máximo órgano de decisión de la Cámara baja– la única mujer integrante es la diputada por el Partido Nueva Alianza, San Juana Cerda Franco.
 
LA CÁMARA QUE VIENE
 
Para estos comicios, los 10 partidos cumplieron con la obligación legal de postular a 50 por ciento de mujeres, por lo que en este año habrá más candidatas compitiendo para ser diputadas federales.
 
La también consultora en participación política de las mujeres, Natividad Cárdenas Morales, asegura que en San Lázaro quedaron varios pendientes, ya que en anteriores legislaturas las diputadas pudieron hacer propuestas, agendas y hasta investigaciones. 
 
Por ejemplo, de una revisión del trabajo de la Comisión de Igualdad de Género, por donde deberían pasar todas las propuestas legislativas sobre los derechos de las mexicanas, se encontró que se han aprobado cinco iniciativas y tres minutas.
 
Las ocho propuestas estaban relacionadas con reformas a las leyes General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, del Instituto Nacional de las Mujeres, y General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
 
Asimismo se aprobaron 32 puntos de acuerdo con exhortos a los gobiernos estatales, a los congresos locales, al Ejecutivo federal, y a distintas dependencias de gobierno, en temas de salud y violencia, principalmente.
 
Pero según Cárdenas Morales, no hubo temas a legislar como en otros años, lo que se debe a que muchas diputadas no tenían una trayectoria que les brindara habilidades políticas. Esto debido a que los partidos postularon a mujeres sólo para cumplir la anterior cuota de género de al menos 40 por ciento de candidaturas femeninas.
 
A decir de la investigadora, las organizaciones civiles también tienen responsabilidad en que en esta Legislatura quedaran pendientes porque las activistas quedaron satisfechas con que aumentara la presencia femenina, pero no acompañaron el trabajo legislativo.
 
Esto llevó, acota la experta, a que no se pudiera cumplir la premisa de la ex directora de ONU-Mujeres y actual presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que decía que “si una mujer entra en la política, cambia la mujer; pero si muchas mujeres entran en la política, la política cambia”.
 
Sin embargo, Cárdenas Morales aclara que no todo es negativo, pues en el caso del Senado hubo grandes avances. En la Cámara alta, donde hay 45 legisladoras, hay una participación más activa en los debates legislativos. Pero el balance final de su desempeño se podrá hacer hasta 2018 cuando concluyan su periodo.
 
15/AGM/RMB