Molestia de familias por censura en reciente visita papal a Juárez

NACIONAL
Feminicidio Ciudad Juárez
   Borradas cruces de protesta ante falta de reunión con Francisco
Molestia de familias por censura en reciente visita papal a Juárez
Por: Elizabeth Alexandra Barrios Estrada
Cimacnoticias | México, DF.- 23/02/2016

Desde que el feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua, comenzó a hacerse visible como un alarmante problema de seguridad pública en México, las cruces rosas pasaron a formar parte del paisaje urbano como una forma de denuncia ciudadana ante las injusticias que vivían las familias de las víctimas.
 
En la reciente visita del papa Francisco a Ciudad Juárez, familiares de mujeres asesinadas y desaparecidas en la urbe fronteriza decidieron hacer pública ante las autoridades eclesiásticas las injusticias que aún se viven en torno a este flagelo.
 
Ante la negativa de las autoridades para que deudos pudieran reunirse con el jefe del Estado Vaticano, las familias decidieron pintar varias cruces negras con fondo rosa y leyendas como “Ni una más” y “Justicia para todas” en diversos puntos de la Avenida Tecnológico, calle que recorrería el jerarca de la Iglesia católica en su visita a Juárez el pasado 17 de febrero. Sin embargo, un día antes de su llegada esas cruces fueron borradas.
 
En entrevista telefónica con Cimacnoticias, Imelda Marrufo, coordinadora de la Red Mesa de Mujeres, señaló que esa acción deja ver que el Estado mexicano tiene como prioridad a las élites empresariales de nuestro país que pretenden mostrar una realidad diferente a la que se vive en Ciudad Juárez.
 
Agregó que Inocenta Ceballos y Silvia Rosales, madres de dos mujeres desaparecidas en 2009, se sintieron indignadas, ya que tal acción fue un agravio al dolor que sufren por la desaparición de sus hijas, una forma de acallar las voces de las víctimas.
 
En entrevista por separado, la activista Norma Andrade, fundadora de la organización civil Nuestras Hijas de Regreso a Casa, comentó que el hecho de borrar las cruces provocó “mucho enojo” por parte de los familiares, ya que esa fue la única manera que encontraron para hacer presentes a sus hijas durante la visita del pontífice.
 
“Es injusto, no se puede tapar el sol con un dedo. Es una cruz que nosotros pintamos y que ellos deben de respetar, porque así como no pudieron proteger la vida de esa joven, por lo menos ya de muerta deberían de respetar su memoria”, reclamó la activista pionera en la denuncia del feminicidio en Juárez.  
 
Durante su estancia en la urbe norteña, Francisco evitó mencionar el tema del feminicidio en sus mensajes.
 
Se estima que hasta 2012 el número de mujeres asesinadas en esa localidad asciende a más de 700.
 
En 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) sentenció a México por su inacción ante el feminicidio en Juárez. Hasta la fecha, grupos civiles denuncian que las autoridades federales y estatales no han cumplido a cabalidad el fallo del mecanismo de la Organización de Estados Americanos.
 
16/EABE/RMB