El arte también es una forma de resistencia: Nasty Women

NACIONAL
FEMINISMO
   Exposición reúne a más de 300 asistentes
El arte también es una forma de resistencia: Nasty Women
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Elizabeth Alvarado
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/07/2017

Un fuerte sentido de unidad y empoderamiento femenino llenó el Museo Memoria y Tolerancia este domingo 9 de julio, durante la exposición de arte “Nasty Women”.
 
Surgida en Estados Unidos, luego de la frase de Donald Trump hacia Hillary Clinton “nasty woman” (mujer desagradable) en el último debate presidencial, la artista visual, Roxanne Jackson, utilizó la expresión para hacer de ella un movimiento artístico que convoca a otras mujeres artistas que buscan apoyar a más mujeres y organizaciones que promueven y defienden los Derechos Humanos.
 
Bajo el título “Nasty Women”, se iniciaron las primeras exposiciones artísticas, en su mayoría son donaciones de mujeres artistas.
 
Por vez primera en América Latina y en México, se presentó esta exposición cuyo trabajo tuvo 6 meses de preparación bajo la organización de la artista visual, Cynthia Granados, de Laura Freyermuth Joffre y Yunuen Díaz.
 
“Para mí es como un gran sueño poder tener a tantas mujeres juntas. Son mujeres artistas, mujeres creativas, mujeres inteligentes, mujeres poderosas, mujeres fuertes. Me da muchísimo orgullo,” dijo Yunuen Díaz en la inauguración de la exposición.  

CIMACFoto: César Martínez López

El evento, en el cual participaron 50 personas voluntarias, y 80 artistas de 3 países, se dividió en 3 conversatorios y 3 performances.
 
Estos conversatorios incluyeron temas como “re-habitar el cuerpo”, “feminismos en el arte” y “oportunidades para los derechos de las mujeres en México”, donde participaron artistas y activistas por los Derechos Humanos de las mujeres como Emma Villanueva, Don Anahi, Lorena Orozco, y las directoras de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (ddeser) Adriana Jiménez Patlán; y de CIMAC, Lucía Lagunes Huerta.
 
En su participación, la directora de Ddeser- una de las organizaciones beneficiadas con este evento- Adriana Jiménez Patlán, habló de sus experiencias trabajando con jóvenes que presentan embarazos a edades tempranas, muchas veces como consecuencia de violencia al interior de la familia, por lo que es importante, enfatizó, continuar trabajando para hacer un futuro mejor para las mujeres y niñas.
 
“Cuando me dicen ‘cuando crezca quiero ser una activista, quiero ser una abogada’ eso hace toda la diferencia”, añadió Patlán Jiménez quien dijo “es la primera vez que nosotras como organizaciones tenemos un intercambio con las artistas y eso nos parece increíble”.
 
En tanto, la directora general de Comunicación e Información de la Mujer AC (CIMAC)- organización beneficiada- Lucía Lagunes Huerta, charló con las personas asistentes de la importancia de que haya más mujeres en los medios de comunicación y de la necesidad de hablar sobre la violencia contra mujeres y niñas, pues dijo, vivimos “en una sociedad misógina, patriarcal que ha excluido a las mujeres de todos sus derechos”.
 
“No hay una discusión en los medios de comunicación de esta violencia y porque está ocurriendo, por qué hay niñas de nueve años embarazadas, por qué permiten que eso ocurra en la sociedad. Esas discusiones no están en los medios de comunicación tradicionales” dijo Lagunes Huerta quien contó que es por esa razón como surge la institución que dirige.
 
“Tenemos que caminar juntas todos los días. Somos muchas más de lo que ellos creen” dijo Lagunes Huerta.
 
Una de las exposiciones que más llamó la atención de las personas que asistieron fue el “Muro de besos”, de Elizabeth Ross, que consistió en sellar en papel besos (con lápiz labial) y un mensaje de paz que fueron colgados creando un mural llamativo con besos de color rosa, rojo y morado.

Una de las participantes en el "Muro de Besos" | CIMACFoto: César Martínez López

Iliana Jiménez y Brenda Velázquez, asistentes a la exposición, dijeron a esta agencia que vinieron porque querían ver más arte feminista. “Nasty Women da un espacio y abre la oportunidad de tener una conversación crítica para hablar de las experiencias  de mujeres,” dijo Velázquez.
 
Ana Filser, una de las 300 asistentes a este evento y compradora de arte, dijo que salió a apoyar la causa. “Soy una mujer normal que respeto mis derechos y posibilidades. Creo que las mujeres tienen el derecho a ser como quieren ser”.
 
Lorena Flores y ​​su amiga se enteraron de Nasty Women a través de Facebook y pensaron que sonaba interesante así que decidieron venir a ver de qué se trataba.
 
“Es un tema interesante para visibilizar y tener más información del tratamiento de mujeres y sobre todo el feminismo. Yo creo que todas somos Nasty Women,” dijo Flores.
 
En un mundo donde las mujeres son constantemente hechas para sentirse inferiores a los hombres, “Nasty Women” demostró que la unidad femenina realmente puede marcar una diferencia. Fue tan refrescante porque dio a las mujeres la oportunidad de venir y aprender de las experiencias de otras mujeres por tener conversaciones que no siempre tienen la oportunidad de participar.
 
Al final del evento, el cual duró 7 horas y que recaudó un total de 100 obras de arte, una de las organizadoras, Laura  Freyermuth Joffre señaló que “esto es sólo el comienzo. Nasty Women es el primer paso para la transformación por una vida digna que merecemos todas.
 
17/EA/LGL