Exigen prevenir y sancionar trata de personas

Trata de Personas
    Senado votará ley; legislación actual, obsoleta
Exigen prevenir y sancionar trata de personas
Por: Esther de la Rosa
Cimac | México, DF.- 30/11/2005

Con el fin de acabar con el vacío legal que hay en México en torno a la trata de personas, el grupo promotor de Legislación Antitrata de Personas, compuesto por representantes de organizaciones civiles y académicos, exigió hoy en una conferencia la aprobación de la Ley para Prevenir y Sancionar este delito, sobre la que el Senado votará esta semana.

Para Fabianne Venet, directora de la organización Sin Fronteras, la trata de personas es "esclavitud", y afirmó que constituye una violación de los derechos humanos que priva a las víctimas de su libertad y de su capacidad de decidir sobre su vida.

Las mujeres, las niñas y los niños son los grupos más vulnerables de la esclavitud del siglo XXI, cuyos fines son principalmente la explotación sexual o laboral, pero que tiene otras expresiones, como el matrimonio servil, la mendicidad forzada o el tráfico de órganos, explicó Venet, quien matizó que no se debe identificar la trata sólo con la explotación sexual.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), la trata es la tercera empresa delictiva en el ámbito global que más beneficios reporta, después del tráfico de armas y del narcotráfico. Pero, como señala Venet, uno de los problemas para dar una exacta dimensión de la auténtica gravedad del flagelo es que no contamos con cifras exactas, ya que es un delito tipificado en el derecho internacional muy recientemente y poco contemplado tanto en las legislaciones nacionales como en las investigaciones académicas.

Entre las cifras con las que se cuenta, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que 2.54 millones de personas son forzadas a trabajar sin paga en todo el mundo, y que más de un millón son sometidas a explotación sexual; en su mayoría, mujeres, niñas y niños.

Por su parte, Rodolfo Casillas, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), indicó que con esta Ley México podrá cumplir con los compromisos internacionales, como el Protocolo de Palermo contra la Trata de Personas. Este delito ha crecido paulatinamente en el país, sobre todo en las zonas fronterizas y en destinos turísticos como Acapulco, Cancún y Puerto Vallarta.

A pesar de que México es un país de origen, destino y tránsito de personas sometidas a explotación sexual y laboral, el país se enfrenta, según Casillas, a un vacío en diversos ámbitos. "No tenemos leyes en la materia; tampoco contamos con las instituciones, ni con personal capacitado en el sector público, y no tenemos conciencia social del problema".

Redes delictivas que van al interior del país para prostituir a las adolescentes y que además aprovechan el vacío legal para quedar impunes; padres y madres que venden a sus hijos e hijas: una corrupción galopante en los ámbitos municipal, estatal o federal, y en todos los partidos que cierran los ojos ante estos hechos. Este es el panorama desolador que para Carrillo justifica y demanda la necesidad de esta ley.

Además, el investigador considera que las redes de delincuencia han sabido utilizar las herramientas tecnológicas de la globalización, como Internet, para diversificar su oferta; así, México se ha quedado atrás con una legislación obsoleta.

Miguel Ontiveros, director de investigación del Instituto Nacional de Ciencias Penales, (Inacipe), sostuvo que la reforma del Código Penal es necesaria para que "se persiga y castigue a los responsables de este delito".

Entre las virtudes de la ley, Ontiveros destacó la creación de un esquema a nivel nacional, entre todas las instituciones, para proteger a la víctima; y también, que la ley sanciona tanto a los tratantes como a todas las personas que participan en estas prácticas incluso por omisión, al no denunciarlas. Asimismo, supone la armonización de la legislación con los instrumentos internacionales en todo el país.

05/ER/YT