OSC rechazan “trabajo sexual” en Constituyente

NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Prostitución y trata: parte del mismo sistema patriarcal
OSC rechazan “trabajo sexual” en Constituyente
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 17/10/2016

La Coalición para la Abolición del Sistema Prostituyente presentó por escrito su “rotunda objeción” al intento de reconocer “la prostitución como trabajo sexual” en la Constitución Política de la Ciudad de México.
 
El viernes 14 de octubre esta red de organizaciones entregó a la Asamblea Constituyente, un escrito donde rechaza la actual redacción del proyecto de Constitución capitalina y solicita una audiencia con las y los legisladores para exponer sus argumentos.
 
En el escrito firmado, entre otras personas, por la feminista Mónica Soto Elizaga –quien renunció al Partido de la Revolución Democrática (PRD)– la Coalición asegura que la propuesta de reconocer el “trabajo sexual” contraviene el marco jurídico internacional y nacional.
 
El proyecto de Carta Magna elaborado por un grupo designado por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dice en su artículo 15, apartado F, numeral 3, inciso b, que las autoridades de la ciudad “reconocen y protegen el trabajo sexual voluntario y autónomo como una actividad lícita”.
 
Al respecto la activista y quien fuera Secretaria Nacional de Equidad y Género del PRD, Soto Elizaga, dijo a esta agencia que las organizaciones solicitaron una reunión con las Comisiones que analizan el borrador para argumentar su postura en contra del “trabajo sexual” aunque afirmó que no están a favor de criminalizar a las mujeres que realizan esta actividad.
 
Soto Elizaga destacó que en la Ciudad de México hay una campaña para decir que prostitución y trata de personas son dos fenómenos separados e indiferentes, el primero aceptable y el segundo inaceptable cuando son parte del mismo sistema “ilícito y patriarcal”.
 
La feminista destacó que organizaciones civiles buscan una reunión con las y los constituyentes para explicarles que las investigaciones sobre trata de personas aseguran que este delito existe porque hay demanda, clientes y una sexualidad de doble moral.
 
Hasta ahora entre las organizaciones que están en contra de reconocer el “trabajo sexual” se encuentran Espacio Mujer, Red Género y Economía, integrantes del movimiento 24, Arte Lésbico y Cultura, la Red de Sobrevivientes Golondrinas, Víctimas y Ofendidos de Morelos, entre otras.
 
Por su parte, la directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés), Teresa Ulloa Ziáurriz, señaló que aún se están sumando organizaciones civiles a esta red para presentar un documento público con sus argumentos.
 
Entre los tratados y acuerdos internacionales a los que hacen referencia está el Protocolo de Palermo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente de mujeres y niños que dice que la trata incluye “la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual”.
 
También mencionan el Convenio para la Represión de la trata de personas y la explotación de la prostitución ajena, adoptado por Naciones Unidas en 1949, donde los Estados se comprometen a castigar a toda persona que “concertare la prostitución de otra persona, aún con el consentimiento de tal persona”.
 
Un instrumento más que sustenta la postura de estas activistas es la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que en su artículo 6 dice que los Estados tomarán medidas para “suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación de la prostitución de la mujer”.
 
La Coalición para la Abolición del Sistema Prostituyente está elaborando una propuesta de reforma para cambiar el artículo 15 del proyecto; la iniciativa deberá estar lista antes del 30 de octubre, plazo final para presentar iniciativas ciudadanas. 
 
16/AGM/LGL