Piden abolir prostitución en España

Trata de Personas
    Reducir trata y explotación sexual, el objetivo
Piden abolir prostitución en España
Cimac | España.- 31/10/2005

"Para todas las víctimas de la prostitución, la solución es la abolición". La petición la hizo la activista Somaly Mam durante el Congreso Internacional sobre Explotación y Trata de Mujeres que celebró en Madrid. En el mundo, cada año, cuatro millones de mujeres son víctimas de trata y prostitución forzada.

Para Somaly Mam está claro: la primera medida que se debería tomar para acabar con la explotación sexual de mujeres y niños es la prohibición total de la prostitución en el mundo. Según esta activista camboyana, presidenta de la organización Acción para Mujeres en Situación Precaria (AFESIP) y Premio Príncipe de Asturias, informó Canal Solidario.

Durante la presentación del acto, la portavoz de la sede española, Liliana Marcos, recordó que actualmente cuatro millones de mujeres y dos millones de menores en el mundo son víctimas cada año de trata y explotación sexual, según cifras de la ONU, y destacó la importancia del convenio de Varsovia del Consejo de Europa, aprobado en mayo de 2005, que no condiciona la protección de las víctimas a que denuncien a sus verdugos.

Según un informe elaborado por la psicóloga estadounidense Melissa Farley, 95 por ciento de prostitutas en nueve países del mundo -Canadá, Colombia, Alemania, México, Sudáfrica, Tailandia, Turquía, EEUU y Zambia- manifestaron ser víctimas de acoso sexual. Entre un 60 por ciento y 75 por ciento lo fueron mientras se prostituían, añade AFESIP, organismo que destaca que entre un 85 por ciento y 95 por ciento de mujeres quieren dejar la prostitución, y que 75 por ciento de ellas han vivido desamparadas en algún momento.

SOL, ARENA Y SEXO

Somaly Mam trabaja actualmente con un comité de derechos de la mujer en dentro del cual están representados diez países de Asia. La Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional describió la situación actual países como Tailandia y Camboya, donde los problemas son "muy parecidos".

Así, señaló que Tailandia tiene "un gran problema" tanto de prostitución como de trata, ya que es "un país de tránsito que recibe a niñas y niños de otros países que luego son trasladados a otras partes del mundo".

Además, se refirió a las tres eses -sun, sex and sand (sol, arena y sexo)- con las que se vende en el extranjero a Tailandia. La misma situación prevalece en Camboya, donde además, hay un alto índice de corrupción, según Somaly Mam. "Muchos proxenetas pertenecen al gobierno. El país se está convirtiendo en lo que era antes Tailandia: recibe víctimas y luego las exporta. Chinas, coreanas y rumanas son llevadas a Camboya, donde es muy fácil comprar un pasaporte y un visado; de ahí son enviadas a Malasia".

AFESIP lleva trabajando diez años tratando de fomentar un refuerzo constitucional en Camboya. Mam denunció casos en que las fuerzas del orden han tomado represalias contra quienes denuncian abusos en el ámbito de la prostitución. "Actualmente, hay 2 mil casos de abuso sexual ante los tribunales, y sólo se han ganado diez", añadió, y subrayó que a pesar de la presión internacional y de las sanciones económicas de Estados Unidos, "las cosas no han cambiado" en el país.

En cuanto a la situación en la Unión Europea, la ex eurodiputada sueca Marianne Eriksson criticó la legalización de la prostitución en Países Bajos y Alemania, así como su regularización en Bélgica y Austria.

En Suecia, la ley castiga al consumidor de la prostitución; el índice total de consumidores ha caído hasta el 10 por ciento. No obstante, Eriksson manifestó su esperanza de que la política actual de las naciones europeas tienda a no regularizar ni legalizar la prostitución.

05/YT