LENGUANTES
VIOLENCIA
   LENGUANTES
Valeria, pensar desde lo local
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Mariel García Montes*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/06/2017 Valeria Gutiérrez Ortiz, de 11 años, desapareció el 8 de junio en Ciudad Nezahualcóyotl después de subir a una camioneta de transporte concesionado. Las autoridades se negaron a buscarla porque “era necesario esperar 72 horas”.
 
Su cuerpo fue encontrado un día después en la camioneta a la que subió. Fue violada y asesinada por un individuo; presuntamente José Octavio Sánchez, el conductor.
 
El presunto violador y feminicida fue detenido, y la ruta 40 fue suspendida en respuesta a este incidente.
 
Los conductores de la ruta 40 se organizaron para ir a apedrear la casa de la mamá de Valeria, pues se quedaron sin trabajo.
 
Un par de días después, el cuerpo de José Octavio Sánchez fue hallado ahorcado en una celda del penal Neza Borda.
 
Desde el inicio de esta tragedia, cada uno de sus eventos se han acomodado en una espiral que va directamente al infierno, donde cada descenso hace la herida más profunda y muestra las intersectantes fallas del sistema que permitieron que este escenario distópico se volviera realidad.
 
En respuesta ante el horror, es fácil mantener la discusión en la primera capa. Gritar que es el sistema, lo macro, lo que parece estar más allá de nuestro control: el patriarcado, la corrupción de las autoridades en Ciudad Neza, el rezago del transporte concesionado. Y lo cierto es que sí: efectivamente lo son. Pero, ante una situación que sigue descendiendo, nuestro análisis también debe seguir trazando el camino.
 
Para pensar en grande y encontrar cómo detener situaciones así, antes de que siquiera pasen por la mente de alguien, también debemos pensar en pequeño, desde lo local. En los sistemas, por rotos que estén, tenemos que reconocer nuestra agencia y colectivamente pensar cómo podemos detener el descenso de estas espirales para encontrar una manera de ascender juntas y juntos.
 
En esa línea, las preguntas que más me ocupan espacio mental desde que inició esta cadena de sucesos:
 
¿Qué acompañamiento de seguridad necesita la familia de Valeria?
¿Qué negociaciones puede llevar a cabo el Estado de México con la ruta 40 para mejorar sus condiciones de seguridad, sin eliminar fuentes de empleo ni modos de transporte?
¿Cómo encajarían estas negociaciones en un proceso más amplio de planeación urbana que contemple no sólo a la ruta 40, sino a todo el transporte concesionado de Neza?
¿Quiénes son las y los actores locales que mejor conocen las necesidades de la población de Neza, y pueden hacer las exigencias más pertinentes en las agendas locales de violencia de género, desarrollo urbano y seguridad?
 
Responder estas preguntas no borrará el dolor del horror perpetrado. No nos regresará a Valeria, no cambiará el hecho de que el Estado de México es la capital del feminicidio. Pero quiero creer que pensar y actuar desde lo local es una de las pocas maneras que hoy nos quedan de construir para todas las niñas el mundo, que Valeria también merecía. Ese mundo empieza en Neza.
 
Ver este análisis de México Evalúa, referido por Susana Donaire. http://mexicoevalua.org/2017/05/29/prevencion_neza/
Ver el trabajo de Cruces Rosas, referido por María Salguero
 
*Mariel García Montes es comunicadora y “hippy” (“chaira”, “activistoide”) en temas de TIC para el cambio social con jóvenes y activistas. Ya no es tan joven, pero cada vez es más feminista, y quiere aprender de y con mujeres que así se identifiquen. Tuitea (mucho) en @faeriedevilish y postea en www.faeriedevilish.com.
 
17/MGM/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com