México D.F. a 07 de octubre de 2013

Boletín de prensa



FEMINISTAS DEL DF FIJAN POSICIÓN ANTE EL GOBIERNO CAPITALINO

El 5 y 6 de octubre, reunidas en la Ciudad de México, desde la reflexión y la práctica feminista, una amplia pluralidad de mujeres transgresoras cuestionaron, interpeladas por la gravedad de la coyuntura actual, decidieron encontrarse para rearticularse y plantear líneas de acción concretas, conjuntas  y transformadoras  para enfrentar la situación de discriminación, violencia e injusticia que obstaculiza el ejercicio de todos los derechos de las mujeres en la Ciudad de México. 
 
El regreso del PRI al gobierno federal en 2012, la dispersión y  división e incongruencia de postulados históricos de las izquierdas, colocan a nuestra ciudad en riesgo de retroceder en derechos y libertades ganados a lo largo de muchos años por una ciudadanía organizada y actuante. La despenalización del aborto y el matrimonio igualitario constituyen señales de cambios culturales que muestran a una ciudadanía progresista e incluyente que se ha abierto paso a contracorriente de tendencias conservadoras y regresivas en muchos otros estados del país. 

Los resultados electorales colocan al Distrito Federal como el bastión de una ciudadanía progresista, por ello resulta preocupante que el jefe de gobierno  interprete  esta voluntad -no como un reto para ampliar los derechos y libertades-sino como carta blanca para el autoritarismo, dando poca relevancia a los movimientos sociales y populares, especialmente al movimiento feminista, tanto en su interlocución como en la invisibilidad de la agenda de género en las políticas y programas de gobierno.

La narrativa capitalina es de represión y criminalización de la protesta social, autoritarismo,  debilitamiento de instancias gubernamentales estratégicas, fortalecimiento del crimen organizado, y participación ciudadana limitada.

De los tres ejes fundamentales discutidos durante el encuentro, los cuales son a) participación y reforma política; b) pobreza y exclusión social y c) violencia y seguridad, las feministas declararon: 

1. Emprender una Campaña nacional permanente contra la violencia hacia todas las mujeres, y reapropiarnos de las expresiones callejeras y otras formas de expresión para recuperar las conmemoraciones posicionadas desde el movimiento feminista, como el 8 de marzo y el 25 de noviembre.  

2. Exigir la implementación de la alerta de violencia de género, en los municipios, estados y en toda la federación y también en el Distrito Federal y acciones concretas para erradicar el feminicidio y la impunidad que acompaña a esos crímenes.

3. Profundizar en las exigencias de seguridad en los espacios públicos que tomamos, al salir a manifestarnos, a trabajar y a divertirnos. Y seguir denunciando, hasta lograr la erradicación de los crímenes de odio, como los asesinatos cometidos en contra de lesbianas, homosexuales y personas trans.

4. Exigir la ratificación del Convenio 156 de la OIT sobre la conciliación del trabajo y la familia y demandamos que se detenga el cierre de los centros de cuidado infantil y, por el contrario, se amplíen los presupuestos para todo el trabajo del cuidado. Reivindicar la aportación de la economía feminista y la obligación del estado, del mercado y al interior de las familias de reconocer el aporte de las mujeres en el trabajo doméstico y del cuidado. 

5. Pronunciarnos por un modelo alimentario feminista basado en la creación de organizaciones y cooperativas urbanas y rurales de carácter autogestivo y mediante créditos y financiamiento público, declarando el Distrito Federal como un territorio libre de transgénicos.

6. Pugnar por el uso del presupuesto público en infraestructura para dotar de servicios a las colonias, pueblos y barrios más pobres y excluidos de acuerdo con las prioridades señaladas por las mujeres. 

7. Exigir la libertad inmediata de todas las mujeres presas por aborto y estar pendientes de que se investiguen y rectifiquen los procesos penales que las criminalizan y profundizan las penas al agravar el delito. 

8. Repudiar la violencia contra periodistas y defensoras de derechos humanos y exigir que los mecanismos institucionales de protección, cumplan con su función de garantizar la seguridad y vida de estas mujeres.

9. Vigilar el proceso de nombramiento de la persona al frente de la Comisión de Derechos Humanos del DF, instancia en donde seguirá recayendo la tarea de proteger nuestros derechos, pese a los intentos políticos de regatear esa función y de restar autonomía a la Comisión.

10. Pronunciarse contra la represión y la criminalización de la protesta social, reivindicar el derecho a manifestarse contra todo intento de vulnerar los derechos y profundizar la desigualdad. Por ello, se exige la inmediata liberación de las jóvenes presas y se demanda la derogación del protocolo para el manejo de multitudes y el artículo 362 del código penal que representan una legitimación de la represión y atentan contra el derecho a la integridad y la libertad.

11. Rechazar las reformas estructurales porque son lesivas a los derechos e intereses de las mujeres y la ciudadanía.


En los derechos de las mujeres, ¡ni un paso atrás!


Contactos:

Tw @Enfechi
 

Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com