Participación Política de las Mujeres
    HACEDORAS DE LA HISTORIA
Golda Meir, el encuentro de una nación
Por: Erika Cervantes
cimac | México, DF.- 29/07/2003 La difícil tarea de conseguir un territorio para una nación dispersa puede sintetizar la obra de Golda Meir, primera ministra de Israel entre 1969 y 1973, quien compaginaba la crianza de gallinas con el trabajo político y la lucha por el reconocimiento de los derechos femeninos.

Golda Meir nació el 3 de mayo de 1898 en Kiev, Rusia. (Ucrania en la actualidad). A los 8 años de edad y debido a la extrema pobreza en la que se encontraba el país, se fue a vivir a Wisconsin, Estados Unidos con su familia.

Cuando tenía 17 años conoció a Isaac Ben Zvi y David Ben Gurion, quienes buscaban partidarios para su causa; crear el Estado de Israel.

Golda inmediatamente se dio cuenta de que en esa misión desproporcionada podría realizar esa vocación que sentía de ayudar al mundo. Dejó su casa y se trasladó a Denver, donde sintió que podría servir mejor a la causa.

En Denver trabajaba en una lavandería y estudiaba simultáneamente, y aunque el hecho se ser mujer la convirtió en objeto de burlas e insultos eso no la intimidó.

Pese a que estaba rodeada de gente que la limitaba y le decía que no llegaría a ninguna parte, decidió quedarse y demostrar que tenía las mismas capacidades que sus compañeros varones.

Y allí entre filósofos e intelectuales conoció a Morris Myerson, un activista sionista que se convertiría en su esposo, con quien procreó dos hijos.

En esa época comenzó su carrera política, cuando Meir, aún muy joven, se unió a la causa sionista y se preocupaba por crear un hogar para los judíos. Vivía en un ambiente discordante donde la mujer no tenía acceso al voto, pero ella ya ocupaba pequeños puestos en el Partido Laboral Sionista.

A los 23 años, ella y su marido emigran a Palestina, para realizar su gran sueño de establecer un estado judío. Al poco tiempo, se convirtió en una prominente figura política.

Compaginaba su trabajo en un criadero de gallinas con la labor política, en la que desempeñó cargos como embajadora ante la Unión Soviética, ministra de Trabajo, de Relaciones Exteriores y Primera Ministra.

En 1928 es nombrada secretaria del Concilio de la Mujer Trabajadora de Palestina. También era delegada de la Organización Americana de Mujeres Pioneras.

En 1929 asume como delegada para la mayoría de los congresos de la Organización Sionista Mundial, integrante del Concilio Nacional Judío en Palestina y sirve en los programas de ayuda de Histadruth.

En 1940 es nombrada cabeza del Departamento Político de Histadruth. En este puesto, dialoga y negocia con el gobierno inglés para empezar el proceso de la creación de un estado judío.

En 1948 visita Estados Unidos y organiza una exitosa campaña para recaudar fondos para Palestina. Después ese mismo año, el 14 de mayo es una de las firmantes de la Declaración de Independencia Israelí.

Poco después, Golda es nombrada Embajadora ante la Unión Soviética. A pesar de los 40 años de comunismo ruso, tiene la valentía de exigir a los rusos el respeto a sus creencias, el libre ejercicio de ellas y organiza eventos prosemitas.

Más tarde es nombrada Ministra del Trabajo y concentra sus fuerzas en conseguir vivienda y empleo para todos los inmigrantes. Construye más de 30 mil viviendas en lo que denominó el Plan Myerson.

En 1969, a los 71 años de edad, es designada como Primera Ministra de Israel y, a la fecha, la única mujer que ha ocupado ese puesto en ese país. Su arribo al poder se da al suplir al difunto Levi Eshkol pero al final de ese mismo año fue elegida para el cargo por el pueblo judío.

En su época de premier las mujeres tenían escaso acceso al campo de la educación en un país en el que los derechos femeninos no eran plenamente respetados. Y lo más importante, en circunstancias tales que era inadmisible y ridículo que una mujer aspirara a puestos políticos de tan alto rango.

En 1973 perdió su popularidad cuando tropas de Siria y Egipto atacaron el territorio israelí en el día de Yom Kippur, uno de los más sagrados para los judíos, las tropas israelíes estaban desprevenidas y muchos soldados fallecieron.

Después de soportar duras criticas, Meir presentó su renuncia al final de ese año.

Meir se distinguió de los anteriores dirigentes de Israel por el amor a su gente, su preocupación genuina por su pueblo la hizo trascender el tiempo y aún es recordada por la calidad moral con la que ejerció el poder político.

Golda Mier falleció en diciembre de 1978, a los 80 años de edad y en el Lejano Oriente hay muchas niñas que llevan el nombre de Golda, en honor a la herencia de fortaleza y valentía que esta mujer heredo al mundo.

2003/EC/MEL







       

atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com