FEMINISMO
    Candidata del feminismo para el 2006
Regresa Rosario a sus raíces: los derechos de las mujeres
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 19/08/2003 Vilipendiada, acosada y cuestionada por sus propios compañeros de partido, Rosario Robles, ex presidenta nacional del sol azteca, se propone continuar su liderazgo político al interior del PRD, pero alejada de la guerra fraticida que pone a ese instituto en vulnerabilidad de cara al proceso electoral de 2006.

Tras su renuncia a la dirección nacional del opositor Partido de la Revolución Democrática el pasado 9 de agosto, la ex líder del Sindicato de Trabajadores de la UNAM ha regresado a sus "raíces": el movimiento ciudadano por los derechos de las mujeres.

Sin abandonar al PRD, Robles Berlanga peleará por la candidatura presidencial en 2006. Al menos para el movimiento feminista en México ella es la carta fuerte que la izquierda partidista debe impulsar si quiere arribar a la residencia oficial de Los Pinos en tres años.

Así lo manifestó el pasado miércoles una treintena de mujeres destacadas en el ámbito de la cultura, la academia y el activismo por los derechos de las mexicanas, y quienes están en vía de formalizar una plataforma de apoyo a la ex jefa de gobierno del Distrito Federal.

VÍCTIMA DE LOS PATRIARCAS AMIGOS

Y es que como parte de las pugnas internas que padece el PRD, la licenciada en Economía por la UNAM fue víctima --a decir de ella misma-- del "fuego amigo". Fueron los propios militantes y dirigente partidistas quienes más la criticaron por los resultados electorales del 6 de julio.

La ex presidenta del perredismo puso en juego su cargo si el partido no alcanzaba 20 por ciento de la votación. Diversos analistas coincidieron en que las máximas figuras del PRD a nivel nacional --Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador-- dieron la espalda a Rosario Robles en momentos en los que su papel como dirigente fue duramente atacado.

Pero politólogas feministas fueron más allá: Rosario fue víctima del "patriarcado". Las analistas Griselda Gutiérrez e Isabel Barranco advirtieron sobre la "fragilidad" de los pactos políticos entre hombres y mujeres, y evidenciaron el temor de los militantes varones del PRD por la "gran credibilidad" de la que goza Robles Berlanga.

En suma, concluyeron las especialistas, la fundadora del partido del sol azteca en 1989, fue marginada por sus compañeros ante la posibilidad de opacar con luz propia a los varones políticos que están dispuestos a librar una batalla campal por la candidatura presidencial.

HISTORIA DE UNA FORTALEZA

Rosario Robles, al igual que muchas mujeres que brincan del espacio privado para pelear de tú a tú con los hombres en la arena pública, estuvo sumamente vigilada tanto por la prensa como por los políticos varones de su partido y fuera de él.

Desde que asumió el cargo en 1999 como jefa de Gobierno sustituta en el DF, para convertirse en la primera mujer en dirigir los destinos de la capital mexicana, Robles Berlanga fue denunciada por presuntas irregularidades por hasta seis mil millones de pesos en el manejo de las cuentas públicas.

Otro trago amargo para la también ex diputada federal fue el famoso "cochinito", o la acusación de que Rosario había gastado enormes sumas de dinero para hacerse publicidad con los logros de gobierno. Finalmente, ninguna de esas denuncias tuvieron fundamento ante la justicia capitalina.

En contraste, Rosario Robles se ganó la simpatía de amplios sectores de mujeres vulnerables en la Ciudad de México al impulsar y lograr la aprobación en agosto de 2000 de las reformas a los Códigos penal y de procedimientos penales locales, para ampliar las causales del aborto legal.

La ex jefa de Gobierno impulsó el programa de atención conocido como Promujer, creó centros integrales de atención a las mujeres en las 16 delegaciones políticas que conforman la capital del país, y desarrolló un plan destinado a garantizarles igualdad de oportunidades en el Distrito Federal, entre otras políticas públicas con enfoque de género.

Así, con logros y aparentes derrotas --como podría interpretarse su renuncia a la dirigencia del PRD-- Rosario Robles es ahora el as bajo la manga del movimiento organizado de mujeres y simpatizantes de izquierda.

2003/RM/MEL








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com