La lucha de las mujeres, paralela a la social

FEMINISMO
    Hace 88 años se celebró el Primer Congreso Feminista
La lucha de las mujeres, paralela a la social
Por: Mónica Pérez
cimac | México, DF.- 13/01/2004

Cuando hace 88 años, en 1916, se convocó en México a elecciones para diputados del Congreso Constituyente, también tuvo lugar en Yucatán, de manera paralela, el Primer Congreso Feminista.

"La mujer en nuestro país, cualquiera que sea su categoría, es más esclava que el obrero; no puede hacer ni resolver nada. La sociedad, por su parte, es criminal en las sutilezas de su juicio acerca de la mujer. Ella tiene el deber de hacerse libre", puntualizó el general Salvador Alvarado, entonces gobernador de ese estado y uno de los principales impulsores del Congreso.

Después de un primer Congreso Feminista en Tabasco, realizado en 1915 y del que existe poca información, Alvarado convocó a dos congresos feministas y ambos se llevaron a cabo en 1916.

Al primero, efectuado del 13 al 16 de enero en el Teatro José Peón Contreras de la ciudad de Mérida, asistieron aproximadamente 700 delegadas, en su mayoría maestras, quienes exigieron un mayor nivel educativo para las mujeres jóvenes, así como escuelas laicas.

El objetivo de ambas reuniones era atender los problemas relacionados con la mujer y liberarla de la opresión que de manera cotidiana ejercía la sociedad contra ella y donde se utilizaba la tradición como una instrumento para perpetuar la desigualdad.

Asimismo, las participantes subrayaron la necesidad de dar a conocer a las propias mujeres sus capacidades, impulsarlas al libre pensamiento y opciones para ganarse la vida y poder relacionarse con sus parejas de igual a igual.

Del 23 de noviembre al 2 de diciembre del mismo año se llevó a cabo la segunda reunión, donde Hermila Galindo manifestó que las mujeres debían procurar un mejor conocimiento de su cuerpo y afirmó que el deseo sexual femenino era igual de fuerte que el de los varones.

Asimismo defendió el derecho al voto de las mujeres, y aunque el tema se mencionó en los debates, no pasó a las resoluciones. Sin embargo, a este segundo encuentro solo asistieran 234 de las primeras 700 delegadas.

Esta segunda etapa del Congreso Feminista, se considera fundamental en el proceso de articulación de lo que en 1935 sería el Frente Unico Pro Derechos de la Mujer (FUPDUM), considerado por varias historiadora como la organización más importante del sufragismo femenino en México.

04/MP/GMT