Institutos de las mujeres

Participación Política de las Mujeres
    NUEVA IDENTIDAD
Institutos de las mujeres
Por: Mónica Pérez
cimac | México, DF.- 17/02/2004

Las políticas públicas son acciones programadas y desarrolladas por el gobierno a las cuales se les asigna un presupuesto determinado. De acuerdo con especialistas en el tema, las insatisfacciones sociales son las que generan presión y obligan a la elaboración de éstas.

En este sentido, Martha Lamas señala que mientras la subordinación de la mujer es inmemorial, la conciencia pública sobre este problema es relativamente nueva, a pesar de que en el último censo de población, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) indica que las mujeres representan más de 50 por ciento de la población.

Por ello, un logro importante del movimiento de mujeres es la creación de instancias para impulsar y reconocer la igualdad de derechos entre hombres y mujeres a través de la instrumentación de políticas públicas.

ANTECEDENTES

De acuerdo con Alma del Río en el libro Institutos de la Mujer en el Mundo, el primer instituto de la mujer en México fue creado por Matilde Rodríguez durante la presidencia del General Lázaro Cárdenas. El organismo sólo funcionó tres años y desapareció por falta de presupuesto.

Fue hasta 1974 cuando se reformó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, estableciendo en su artículo cuarto que "el varón y la mujer son iguales ante la ley".

Ese mismo año se instauró el Programa Nacional del Año Internacional de la Mujer que preparó la participación de México en la Conferencia Mundial sobre la Mujer, que tuvo lugar en nuestro país en 1975.

En 1980 se creó el Programa Nacional de Integración de la Mujer al Desarrollo dependiente del Consejo Nacional de Población (Conapo), y en 1985 se estableció la Comisión Nacional de la Mujer para coordinar actividades y proyectos sectoriales en beneficio de la población femenina.

En 1993 se instaló el Comité Nacional Coordinador, encargado de las actividades previas para el Informe Mexicano ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal); así como de la participación de México en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Pekín, China en 1995.

El 8 de marzo de 1996 el presidente Ernesto Zedillo puso en marcha el Programa Nacional de la Mujer (Pronam) 1996-2000, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo que operó el programa del mismo nombre hasta el 31 de agosto de 1998.

Ese mismo año el gobierno federal creó la Comisión Nacional de la Mujer (Conmujer) como organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, la cual se encargó de dar seguimiento a la ejecución del Pronam. En 2001 esta comisión se trasformó en lo que hoy conocemos como Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Fue en esa misma época cuando los gobernadores de algunos estados empezaron a dar respuesta a la demandas de organizaciones no gubernamentales que exigían que el Estado planeara y ejecutara políticas públicas con enfoque de género para contribuir a mejorar las condiciones de vida de las mujeres en México.

Así, la Conmujer estableció contacto con los consejos estatales de población y con algunas oficinas de desarrollo social en diferentes entidades federativas para atender la problemática de las mujeres y aplicar el Pronam.

BREVE RECUENTO

En 1998 surgen los dos primeros institutos de la mujer, uno en Quinta Roo y otro en Colima. Poco después en algunos estados comienzan a aparecer programas de la mujer como es el caso de Puebla, Distrito Federal, Sonora, Veracruz, Coahuila, San Luis Potosí, Oaxaca, Estado de México, Guanajuato, Campeche y Jalisco.

Entre 1999 y 2000 se crearon los instituto de la mujer en Tlaxcala, Baja California Sur, Yucatán, Zacatecas y Sinaloa. Asimismo algunos programas se transforman en institutos como los de Guanajuato e Hidalgo y se conforman consejos de la mujer en Tamaulipas y Querétaro.

De 2001 a la fecha se crean otros institutos, dejan de ser programas los de Aguascalientes, Chihuahua y Nuevo León y se crean los organismos de la mujer en Baja California y Morelos, quedando pendiente Nayarit.

Actualmente existe un total de 31 organismos públicos de las mujeres: 24 institutos, dos secretarías, tres consejos estatales, dos programas y solo en el estado de Nayarit no existe ninguna instancia encargada de atender este rubro.

Los organismos estatales de las mujeres trabajan con recursos de los presupuestos estatales, forman parte del poder Ejecutivo de cada entidad y toman decisiones a partir de la política del gobierno del estado.

DEBILIDADES Y OBSTÁCULOS

En una ponencia sobre políticas públicas, Laura Frade, quien ha coordinado la campaña Las Multilaterales en la Mira de las Mujeres para América Latina y el Caribe de Habla Hispana, señala que desde su creación el Pronam enfrentó muchos obstáculos para llevarse a la práctica.

No sólo porque era una institución dependiente de la Secretaría de Gobernación, sino porque le faltaron recursos, personal y, sobre todo, poder para que las dependencias con las que interactuaba respondieran adecuadamente.

Asimismo, apunta que esta situación es la misma para los programas dependientes de las presidencias en turno, ministerios o secretarías de estado y que tienen como objetivo institucionalizar políticas públicas que beneficien a las mujeres.

Por ello y de acuerdo con otros especialistas en el tema, es necesario analizar hasta donde se cumplen los objetivos planteados por las instancias de la mujer, así como su capacidad para proponer y llevar a cabo políticas públicas con el afán de mejorar la vida de las mujeres en México.

04/MP/GB