Federica Montseny "la pasionaria anarquista"

Participación Política de las Mujeres
    HACEDORAS DE LA HISTORIA
Federica Montseny "la pasionaria anarquista"
Por: Erika Cervantes
cimac | México, DF.- 26/07/2004

Federica Montserry fue la primera mujer en ocupar el cargo de Primer Ministra en Europa y España en 1936, y no sólo le tocó enfrentarse a la desconfianza de sus colegas, sino a la guerra civil.

Entre los meses de noviembre de 1936 y mayo de 1937, se hizo cargo del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social en el gobierno del socialista Francisco Largo Caballero.

Ella pasó a la historia española porque su ministerio promulgó una ley del aborto y creó centros de atención a las sexoservidoras, donde se les ofrecía alojamiento y se les enseñaba un oficio.

Federica Montseny nació en Madrid el 12 de febrero de 1905. Hija de dos anarquistas catalanes que fueron procesados en varias ocasiones por sus ideas libertarias. Padres peculiares, sin duda, que fundaron las publicaciones La Revista Blanca y Tierra y Libertad. Ambos padres optaron por la educación en casa, dado que la madre era maestra.

De joven Federica Montseny estudiaba Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona, al tiempo que estaba afiliada a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y colaboraba en publicaciones anarquistas, donde escribía sobre filosofía, literatura y feminismo.

Durante su trayectoria como Ministra de sanidad tuvo que enfrentar la evacuación de su pueblo para salvarse de la guerra y las urgencias hospitalarias que la confrontación trajo.

Al terminar la guerra, y tras su breve ministerio, se exilió en Francia. Huyendo de los nazis, se refugió en la Borgoña y fue detenida. El gobierno de Madrid solicitó su extradición, pero fue denegada a causa de su embarazo.

Montseny publicó varios libros, entre ellos La mujer, problema del hombre, Cien días en la vida de una mujer, Crónica de la CNT, El anarquismo y Mis primeros cuarenta años.

Murió en enero de 1994, víctima de una enfermedad terminal. Y nos heredó el poder acceder a los cargos de decisión pública.

2004/EC/GV