Migración
    MIGRACIÓN, REALIDAD SIN FRONTERAS
Dicen que soy mexicano…
Cimac | México, DF.- 08/11/2005

El fenómeno migratorio se registra desde siempre; no sólo en nuestro país, sino en el mundo entero. Pero las migraciones masivas sólo se ha registrado en los últimos dos siglos. En lo que respecta a la migración de México hacia los Estados Unidos, éste es parte de la historia y formación de ambas naciones.

La frontera ha servido para la penetración de trabajadores mexicanos al país vecino. Las causas tienen base en una compleja red de relaciones económicas entre los dos países: la vecindad geográfica, la falta de empleos en México, la diferencia en los niveles salariales y las oportunidades que los trabajadores mexicanos pueden encontrar en el país vecino son factores que contribuyen a la configuración y perpetuación de este fenómeno.

Entre los frutos que ha dado esta migración tenemos a personas que han sobresalido en algún medio específico, quienes nacieron en Estados Unidos pero son hijas e hijos de padre o madre mexicanos; tal es el caso de Ernesto Reyes, hijo de madre mexicana y padre texano.

Ernesto Reyes, de 44 años de edad, nacido en San Diego, Texas, cursó estudios como ingeniero forestal y biólogo en la Universidad Estatal Stephen F. Austin, de la ciudad de Nacogdoches, Texas. Los últimos ocho años ha trabajado para la agencia U.S. Fish & Wildlife Service; antes laboró durante 10 años con una dependencia encargada de la protección de los bosques en tres estados de Estados Unidos.

Durante los últimos siete años, Reyes ha participado en diferentes actividades de protección al medio ambiente con organismos no gubernamentales de la frontera norte de Tamaulipas, como el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, AC (CEFPRODHAC), dando apoyo a investigaciones sobre la contaminación en la laguna La Escondida, en Reynosa, así como a programas de educación ambiental y a trabajos relacionados con refugios para aves migrantes.

El pasado 13 de octubre, Ernesto Reyes viajó a Washington, D.C. para recibir el Premio Manuel Luján Jr. Champions Award, un reconocimiento para el mejor hispano de la Agencia U.S. Fish & Wildlife Service por su trayectoria en la protección y conservación de los recursos naturales, la educación para la protección del medio ambiente en las comunidades hispanas y su trabajo en proyectos emprendidos en los estados de Tamaulipas y Nuevo León.

Para nosotros es maravilloso comprobar que las hijas e hijos de mexicanos que han emigrado logran destacar en su entorno laboral; estas personas no sólo hacen bien su trabajo, sino que lo hacen con el afán de mejorar y ayudar a sus connacionales en las comunidades hispanas y mexicanas.

Como Ernesto, hay muchos descendientes de mexicanas y mexicanos destacados que día a día intentan hacer mejor su trabajo. Los frutos de su labor dejan un sabor de boca muy dulce que nos hace sentir orgullosos de ser mexicanos, y de contarnos entre sus amigos.

*Integrante de CEFPRODHAC

05/FF/YT









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com