Misoginia y sexismo van de la mano
Lo han hecho de nuevo…en cualquier ámbito de la vida
Por: Teresa Mollá Castells
Cimac | España.- 21/02/2006

Y además lo han hecho sin tapujos. Los hombres de faldas largas y negras han vuelto a insultarnos a las mujeres. Y aunque han reaccionado, lo han hecho tarde y mal.

Me estoy refiriendo a las declaraciones del sacerdote Gonzalo Gironés Guillem publicadas en la hoja parroquial "Aleluya" de la semana pasada, en las que dice que "el varón, generalmente, no pierde los estribos por dominio, sino por debilidad: no aguanta más y reacciona descargando su fuerza que aplasta a la provocadora". Lo soltó y debió quedarse en la gloria.

El Arzobispado de Valencia abrió un expediente y pidió disculpas públicas a todas las mujeres maltratadas por las palabras del que ejerció durante 40 años como catedrático en la Facultad de Teología de Valencia, pero eso no basta. Al menos a mí no me basta. Como mujer me siento insultada de nuevo por esos señores, que utilizan cualquier púlpito para seguir predicando su misoginia, en cualquier ámbito de la vida. Y misoginia y sexismo van de la mano.

No se les cae la cara de vergüenza en ningún momento de insultarnos por cualquier cosa a las mujeres. Sobre todo a aquellas de vivimos de manera diferente a la que ellos predican, pero que al mismo tiempo somos contribuyentes de primer orden. Pero eso no les vale. Necesitan seguir predicando odio hacia nuestra forma de entender la vida y el mundo. Sobre todo porque reivindicamos nuestro cuerpo y nuestra mente como algo propio y que no pertenece a nadie más que nosotras.

No pueden aceptar que no deseemos pertenecer a esa cultura que ellos predican en la que se nos somete y no se nos tiene en cuenta más que para el papel biológico de la maternidad. Y por ello no dudan en sacar a sus sicarios diciendo lo que ha dicho este hombre, verdaderas barbaridades.

No aceptan la igualdad de derechos civiles entre las personas. Sólo aceptan sus doctrinas dogmáticas como verdaderas, pero al mismo tiempo, se erigen en portavoces de la educación de nuestros menores y en defensores a ultranza de las familias. ¿De qué familias? ¿De las familias monoparentales como consecuencia de las palizas, justificadas según este hombre, y en donde la mujer se ha quedado con unos menores a los que educar, en el mejor de los casos con unos ingresos mínimos para sostener a su familia y teniendo que soportar que socialmente se la estigmatice por vivir sola? ¿De esa familia también son defensores? ¿Acaso defienden a la mujer que ha tenido que agredir, de nuevo, su cuerpo con un aborto, después de haber sido violada, en muchos casos por su propio marido con todas las bendiciones de la curia?, ¿En qué mundo viven?

Portadores de una moral hipócrita que les permite mirar a otro lado de lo que ocurre en los países más pobres y de aliarse con los poderosos en todo momento, sin hacer nada o casi nada con los millones de personas que mueren diariamente en el mundo de hambre y enfermedad, sobre todo mujeres y niños. Misóginos ancestrales y portadores de unos valores recalcitrantemente conservadores que siguen predicando una fortísima desigualdad entre hombres y mujeres, ¿Qué reacción esperaban de las mujeres?, ¿Acaso la complacencia con las "perlas" que soltó este digno representante suyo?

Esta secta no se merece mi perdón como mujer en este tipo de temas. En cualquier caso merece mi más duras palabras y mi enemistad declarada hacia quienes no me respetan en mis derechos más elementales como son la libre decisión de qué hacer con mi propio cuerpo.

Es una elemental cuestión de reciprocidad, no me puede merecer ningún respeto quienes son incapaces de respetarme como a una igual.

La lucha continúa, sobre todo la de las mujeres.
*Periodista española
tmolla@telefonica.net

06/TM/LR









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com