¿Llegó para ellas la justicia infinita?
Fundación Heinrich Böll
Por: Tere Mollá*
Cimac | Madrid.- 04/04/2006

Me gustaría saber qué está pasando con las mujeres de Afganistán. Hace mucho que no se habla de ellas.

Y cuando digo que me gustaría saber lo que les ocurre, me estoy refiriendo a sus realidades cotidianas. Por ejemplo a si han perdido el miedo a ir sin la terrible burka sobre sus cuerpos, o a si ya pueden salir con cierta "normalidad" por las calles de sus ciudades, o a si las niñas pueden ir al colegio como sus compañeros masculinos.

No me refería a si pueden o no votar, o ser representantes públicas o tener un status de completa igualdad con respecto a los hombres.

Hace tiempo que no sabemos casi nada de ellas, al menos no salen como reclamo publicitario para, en cierto modo, justificar una guerra.

Si no recuerdo mal, aquella campaña de EU se llamaba "justicia infinita" y me sigo preguntando, como entonces, si esa justicia infinita habrá llegado para las mujeres.

Fue muy duro para algunas de nosotras, descubrir las situaciones en las que vivían aquellas mujeres. He de reconocer que me impresionó muchísimo saber cómo eran desposeídas incluso de su propia identidad siendo ocultadas detrás del terrible burka. Pero con el tiempo muy poco se ha vuelto a saber de ellas.

Y me pregunto hasta qué punto fueron utilizadas, una vez más, para poder enseñar al mundo lo "malos" que eran los talibanes, que por otro lado, nadie lo duda.

Esa utilización de las terribles condiciones de vida (por llamarlo de alguna manera) de aquellas mujeres, hoy me parece indecente. Y digo esto, porque precisamente quienes exhibieron aquellas imágenes no pueden llamarse a sí mismo defensores de los derechos de las mujeres.

Consiguieron, eso sí, poder invadir aquel país con una cierta "comprensión" del resto de los países, puesto que iban a liberar a esas pobres mujeres de las zarpas de los talibanes y después democratizar el país.

Unos años después nos encontramos con que ni hay democracia ni creo que las mujeres hayan superado sus terrores hacia las situaciones derivadas de aquel período terrorífico en sus historias tanto personales como colectivas.

¿Habrán restituido a las mujeres que sobrevivieron a aquella etapa de terror, a sus puestos en hospitales, escuelas, negocios o cualquiera de los puestos de trabajo que ocupaban antes de la llegada de los talibanes?, ¿les habrán restituido la dignidad que les arrebataron como seres humanos?

¿Se habrán preocupado por la situación de las niñas que seguro que se cuentan por miles, que quedaron huérfanas?,¿de su educación, salud y condiciones de vida?

Y cuando utilizo el "habrán" me estoy refiriendo a los que llegaron como salvadores de sus derechos y de su dignidad.

Mucho me temo que las niñas seguirán siendo explotadas de todas las maneras posibles, que se les seguirá negando el derecho a su propia infancia, que serán utilizadas en matrimonios concertados entres las familias, que se las obligará a maternidades siendo extremadamente jóvenes para poder afrontarlas con la madurez necesaria, y así un sinfín de calamidades.

¿Qué habrá pasado con las miles de viudas que quedaron en la calle expuestas a palizas y tratos vejatorios peores que los que se le pueden propinar a los perros callejeros?, ¿Alguien se habrá ocupado de ellas para que hayan podido sobrevivir?

Y mientras, los hombres, eso sí tutelados por los invasores EU seguirán intentando reconstruir su país sin contar para nada con ellas ni con sus necesidades básicas.

Ellas, una vez más en la historia, se llevaron la peor parte en este conflicto bélico y además fueron, también una vez más, utilizadas como excusa para cometer todas las atrocidades en nombre de la religión de los hombres.

Una vez más.

tmolla@teremolla.net

*Periodista española

06/TM/LR









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com