COLUMNA
Al corazón del mundo
Por: Lydia Cacho
CIMAC | México, DF.- 11/07/2011 Karen es una niñita greñuda que no sabe mentir; mira a su tía Isabelle mientras aquélla duerme en la hamaca sin saber que esa pequeña cambiará su vida para siempre.

Karen fue diagnosticada con autismo funcional, y con cada paso que da revela que su mirada del mundo tiene mucho que ver con la autenticidad y la fuerza intuitiva y nada que ver con una discapacidad mental.

A esta niña entrañable la conocí gracias a Sabina Berman, la dramaturga, psicóloga y escritora feminista mexicana que con su más reciente novela "La mujer que buceó dentro del corazón del mundo", ha tocado el alma de miles de personas en los 30 países en donde esta historia ha sido publicada.

Una vez que sostuve el libro entre mis manos no pude dejarlo; por momentos cerraba los ojos y podía ver las costas de Mazatlán y sentir el aroma del mar que conmueve y nutre la vida de esta extraña niña que se convierte en una adulta excepcional, dedicada a la industria de la pesca atunera.

Con cada decisión que ella toma nos recuerda que el futuro no existe y que es real la posibilidad de dedicar la vida al goce del aquí y ahora sin dañar a otros.

Karen no se preocupa por lo inexistente, la realidad es el único plano en que es capaz de moverse, y por ello es más sensible a las verdades y mentiras de las demás personas.

La narrativa fluida e ingeniosa de Sabina Berman produce la extraña sensación de que este personaje de la niña-mujer autista trae consigo un mensaje que buena falta nos hace en estos tiempos aciagos de violencia y desaseo político y social.

Y no es un libro de moralejas, nada más lejos, porque la autora lleva a sus personajes a explorar otras formas de ser persona sin la intolerancia que nos separa, pero también sin la hipocresía de lo políticamente correcto.

Karen no conoce las formas sociales y su autismo le impide construir ese doble discurso que acompaña las relaciones humanas y destruye el respeto a las diferencias y al disenso. A ella no le importa ser rara, su rareza es lo que es, y como es incapaz de soñar con el futuro se asume como un ser integrado a la naturaleza, a la comunidad, al aire y el mar.

Nos lleva de la mano para mirar al mundo con nuevos ojos. Es una incomprendida, pero contrario a las novelas clásicas del antihéroe que sufre y se atormenta por lo que imagina y podría llegar a ser, nuestra heroína hace lo justo porque su intuición la lleva hacia ello, aunque la razón de los otros le dicte lo contrario.

A los 12 años, las personas adultas que rodean a Karen, asustadas por su rareza y forma franca de percibir el mundo, deciden convertirla en una "persona normal".

Este esfuerzo nos confronta con una niña que no es sentimental, ni construye el amor romántico en su mente, que es incapaz de defender una ideología o una fe religiosa, porque no concibe lo intangible.

No es ninguna novedad descubrir que en el autismo subyace una forma de ser que carece de ciertos filtros sociales y emocionales, y a la vez una genialidad que toca las fibras más crudas, naturales y por tanto sensibles del ser.

Sabina viajó a diferentes mares del mundo y llegó a las Islas Galápagos en busca de los mensajes que la naturaleza y los animales le enviarían a este entrañable personaje femenino.

Nunca antes me quedó tan clara la formación de psicóloga de Sabina Berman; con este libro nada es casualidad: la autora sabe que nos hace falta mirar en las profundidades de la existencia con otros ojos, y hacia allá nos lleva de la mano de esta inquietante niña-mujer.

Como sólo sucede en las mejores novelas, los personajes dejaron de ser un producto de la imaginación de quien les inventa; en este caso el libro ya no pertenece a Sabina Berman.

Ella puso en nuestras manos esta genial mirada a lo humano en todas sus dimensiones. Porque la mujer que buceó dentro del corazón del mundo habita, acaso sin darnos cuenta, para siempre en nuestras vidas, incluso luego de terminar su lectura.

* Plan b es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

www.lydiacacho.net/@lydiacachosi

11/LC/RMB/LGL










Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com