Conmemoran desaparición de joven víctima de trata

Trata de Personas
   Comienza debate sobre reforma legal en Argentina
Conmemoran desaparición de joven víctima de trata
Por: Josefina López Mac Kenzie y Milva Benitez, corresponsales
CIMAC | Buenos Aires.- 11/04/2011

Se cumplieron nueve años de la desaparición de María de los Ángeles Verón, un caso emblemático del accionar de las redes de secuestro de mujeres para la esclavitud sexual, activas en especial en el noroeste argentino.

Marita, de 23 años, fue vista por última vez el 3 de abril de 2002, cuando salió de su casa en la provincia de Tucumán para ir al médico. Su familia todavía la espera.

La investigación infatigable que han emprendido desde entonces no les devolvió a Marita pero puso al desnudo un circuito (ella fue vista por una adolescente de 16 años rescatada de una red) y se convirtió en un caso emblemático para el primer proyecto de ley, no aprobado, en la materia.

El nuevo aniversario se conmemoró con un plantón y una radio abierta frente al Congreso Nacional convocados por organizaciones sociales, feministas, estudiantiles y políticas para pedir la reforma de la Ley contra la Trata, la presentación de las desaparecidas y secuestradas por las redes y la tipificación de la trata como delito de lesa humanidad.

En el acto, la asociación civil Casa del Encuentro estimó que son 700 las mujeres y niñas desaparecidas en manos de los esclavistas sexuales.

Como informó Cimacnoticias, la legislación argentina en la materia está a mitad de camino. Existe desde 2008 la Ley de Prevención y Sanción de Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas pero no fue reglamentada y es cuestionada en diversos puntos que comenzarán a discutirse esta semana en el Parlamento.

En entrevista, Susana Trimarco, madre de Marita, subrayó la "necesidad de una ley que proteja a estas jóvenes y que proteja a mi hija el día que yo la encuentre", y enumeró, entre los defectos de la ley vigente, que no incluye como víctimas a las mayores de 18 (quienes ahora deben demostrar su condición para encuadrar en la norma) y que no exista un ámbito estatal donde asistir rápida e integralmente a las víctimas rescatadas.

También criticó las bajas condenas previstas para los proxenetas. No obstante, rescató: "Pese a todos los cuestionamientos, en la fundación María de los Ángeles estamos usando la ley. No es que no haya cambiado nada. De a poquito estamos avanzando".

DEBATE, ESTA SEMANA

Las esperadas modificaciones tendrán una primera oportunidad este miércoles en la sesión de la Cámara de Diputados de Argentina.

Allí se debatirá un proyecto para reformar la Ley contra la Trata que tiene respaldo de diputadas de distintos sectores de la oposición y busca modificar el concepto del delito, establecer que no sea punible quien delinquiera como consecuencia directa de haber sido víctima de la trata y crear un programa de atención a víctimas.

Otras demandas son aumentar las penas de prisión para los proxenetas y confiscar sus bienes, y penalizar al cliente de la prostitución.

Según datos oficiales, desde la aprobación de la Ley contra la Trata, en abril de 2008, hasta enero de 2010, 621 víctimas fueron rescatadas pero en el mismo lapso sólo se dictaron 13 sentencias en la instancia de juicio oral.

En este escenario, el 8 de marzo pasado se firmó un convenio entre la Corte Suprema de Justicia y la Procuración General para investigar la trata en conjunto.

MARITAS

Susana Trimarco contó que una joven que fue rescatada, Fátima Mansilla, de 16 años, dijo: "‘Yo dormí a la par de Marita’. A mi hija la tenían en una residencia de Yerba Buena (Tucumán). Esta mafia alquila residencias con alquileres de mil o mil 200 pesos y las usan como corrales para juntar a las jóvenes que secuestran. A esta joven le dieron pastillas, la durmieron, la metieron en una de esas residencias y después no las sacan más. Las mantienen en un régimen de esclavitud".

La ONG que preside Trimarco trabaja con abogados, trabajadores sociales, médicos, psicólogos y odontólogos, y ofrece una casa-refugio para asistir a quienes son rescatadas hasta que se localice a sus familias.

La lucha para llegar a Marita le permitió rescatar a decenas de otras víctimas (que estaban encerradas, golpeadas, drogadas y amenazadas) y aportar mucha información al Estado argentino.

11/JL/MB/RMB/LGL