Se refugia Marisela Ortiz en EU

Feminicidio Ciudad Juárez
   "Mi situación es de vida o muerte"
Se refugia Marisela Ortiz en EU
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, DF.- 14/03/2011

La defensora de Derechos Humanos (DH) y fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Marisela Ortiz Rivera, se vio obligada a optar por el exilio y se refugió en Estados Unidos tras las amenazas de muerte que recibió el pasado 10 de marzo.

En entrevista con esta agencia, Marisela –quien abandonó Ciudad Juárez el viernes 11 de este mes– lamentó que ni con escoltas su integridad física estuviera garantizada, y que pese al apoyo de su gente no tenga manera de enfrentar amenazas como las que recibió.

La madrugada del 10 de marzo apareció un manta con frases intimidatorias en la escuela secundaria donde Ortiz daba clases en Ciudad Juárez. La activista no dudó en tomar medidas urgentes, ya que –afirmó– una situación de esta naturaleza es "de vida o muerte".

Con profunda tristeza aseguró que las defensoras tienen que buscar sus propias estrategias para evitar que sucedan asesinatos como los de las activistas Josefina Reyes, el 3 de enero de 2010, Marisela Escobedo, el 16 de diciembre del mismo año, y Susana Chávez, este 6 de enero.

Marisela aclaró que su decisión no fue apresurada y aunque no concibe la idea de estar fuera de su casa, su trabajo y su entorno, sabe que la única alternativa para ella y su familia es buscar seguridad fuera de Ciudad Juárez.

Hasta el momento suman tres casos de activistas que recurren al "desplazamiento obligado", como lo calificó Marisela Ortiz. Las mujeres que han abandonado la ciudad son Sara Salazar y su hija, Marisela Reyes, y María Luisa García Andrade.

Respecto al trabajo de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, organización pionera en documentar, denunciar e investigar el feminicidio en la localidad fronteriza, Marisela dijo que desde hace algunos años dejaron de tener una oficina fija.

Destacó que ésta no es la primera vez que la organización es víctima de persecución y amenazas. En ocasiones anteriores sus oficinas fueron allanadas, saqueadas y desconocidos sustrajeron documentos y computadoras con información sobre su trabajo.

Desde entonces decidieron no tener oficinas fijas, no obstante, dijo Marisela Ortiz, cada integrante realiza su trabajo.

Finalmente explicó que su exilio es para reestablecer el orden en su familia e intentar tener estabilidad emocional, luego de una serie de amenazas que le han afectado notoriamente. Aseguró que regresará a continuar el compromiso que tiene con las mujeres y la juventud de Ciudad Juárez hasta que los gobiernos federal y estatal le garanticen su seguridad.



11/AGM/RMB/LGL