Mujeres organizadas deben impulsar políticas de género

Participación Política de las Mujeres
   "Hay que presionar" a tomadores de decisión: experta
Mujeres organizadas deben impulsar políticas de género
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México, DF.- 24/02/2011

La investigadora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) Virginia Guzmán, urgió al movimiento organizado de mujeres a que presione, aún más, a legisladores y funcionarios para que se discutan y apliquen a la brevedad políticas públicas con enfoque de género que impacten de manera benéfica en la vida cotidiana de la población femenina.

La profesora de la maestría en Género y Cultura de la Universidad de Chile dictó la conferencia magistral "Políticas de transversalidad de género en América Latina: Balance y retos futuros", en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO México).

La doctora en Sociología aseguró que gracias al movimiento amplio de mujeres se ha logrado avanzar en la creación de políticas públicas con perspectiva de género, aunque recalcó que ahora es el momento de "institucionalizar" ese enfoque como una política de Estado, y garantizar así los derechos de las mexicanas y las latinoamericanas en salud, educación, trabajo, participación política y combate a la violencia, entre otros rubros.

En entrevista con Cimacnoticias, Virginia Guzmán advirtió que para que en América Latina (AL) se logre la institucionalización de la perspectiva de género, es necesario "crear nuevas normas y formas de convivencia institucionales y sociales, para lo cual las y los diversos actores sociales y políticos deben hacer lo propio", apuntó.

Destacó que en AL hay un proceso de reforma del Estado, en el cual las mujeres organizadas y el movimiento social pueden participar como "actores importantes de cambios". "Los movimientos sociales tienen que empujar para poder llegar a la creación de normas, programas y mecanismos que traten de crear una sociedad más justa", convocó.

La especialista refirió que hasta el momento existen en la región instituciones que tienen políticas y normas con perspectiva de género, sin embargo, aclaró, el poder político es algo que "nadie quiere dejar y (lo que tratan los gobernantes) es mantener el estatus quo".

En ese sentido, apuntó que la transversalización de la perspectiva de género (es decir, la aplicación de políticas integrales a favor de las mujeres que incluyan a todas las instancias federales), no se ha logrado del todo, no por la falta de voluntad política, sino por la falta de cambios generacionales entre quienes ostentan el poder.

Guzmán explicó que para que en AL haya políticas transversales de género es necesario que quienes están en los puestos de poder (independientemente de si son hombres o mujeres) tengan esa perspectiva.

Se le preguntó a la experta por qué México no ha logrado la institucionalización de la perspectiva de género si cuenta con leyes y mecanismos a favor de los derechos de las mujeres, a lo que respondió que en casos como el nuestro "lo más difícil es la implementación".

"Ahí entran actores con distintos intereses, distintas posiciones que van a tratar de que (las leyes y políticas) no se cumplan", observó. Destacó que "si cambian las reglas", la institucionalización de la perspectiva de género cambiaría la vida de las mujeres.

De lograrse, subrayó, las mujeres tendrían acceso cabal a la salud sexual y reproductiva, no serían violentadas, y se les brindarían las posibilidades para que se formen permanentemente y no se les segregue en el mercado de trabajo.



11/GTR/RMB