Tratantes, amenaza constante para niñas y jóvenes vía Internet

Trata de Personas
   A sus 14 años de edad, Mariela y su familia vivieron un infierno
Tratantes, amenaza constante para niñas y jóvenes vía Internet
Por: Candelaria García, corresponsal
CIMAC | Durango, Dgo..- 26/10/2010

Mariela, una adolescente de 14 años de edad, vivió el peor de los infiernos en el verano del 2009, cuando fue raptada por una posible red de prostitución que operaba en el Estado de México.

Mariela tiene un hermano menor, y cursaba el segundo grado de secundaria, cuando de un día para otro, desapareció sin dejar huella. Durante dos semanas, su familia no supo nada de ella.

Una tarde antes de su desaparición, Mariela pasó al consultorio de su papá a pedir dinero, le dieron 100 pesos. Al día siguiente, después de asistir a la escuela, le dijo a su mamá que saldría a sacar unas copias. Fue la última vez que la vieron, informaron sus familiares.

Inútilmente la buscaron por la tarde y noche. Al día siguiente, sus padres fueron a la escuela y algunas de sus compañeras comentaron que Mariela iba a ir al cine a Galerías Metepec, del Estado de México, porque había quedado de verse con alguien.

LA BÚSQUEDA

La información de la computadora y del teléfono de Mariela, fueron la clave para que su familia rastreara a las personas con las que se comunicaba en las redes sociales, vía Internet.

Se requirió de expertos en tecnología para dar con su paradero, pero esto se logró gracias al trabajo de sus familiares, quienes pusieron al descubierto una posible red de prostitución o de trata de personas. La investigación del caso está en curso.

La familia interpuso de inmediato la denuncia de la desaparición de Mariela, y contrató a detectives privados. En ambos casos nunca hubo respuesta ni avance en las investigaciones.

El trabajo de investigación sobre los detalles de las llamadas telefónicas, permitió a la familia constatar que una de las personas con quien Mariela mantenía comunicación era Rosendo Flores, quien la citó un día para ir al cine y la raptó.

Al rastrear la información en el disco duro de la computadora de la joven, los expertos se dieron cuenta de que había sido eliminada, sólo localizaron fragmentos de algunos mensajes, y coincidieron en que alguien desde un acceso remoto la había borrado

Comprobaron que Mariela mantenía comunicación en una Red Social llamada Rockblackfriends, con dirección en Ecatepec, Estado de México y un teléfono. Los integrantes de dicha Red tenían apellidos similares, y era encabezaba por una mujer.

Rosendo Flores, la persona con la que Mariela mantenía comunicación aparece en las páginas sociales con una fotografía borrosa, como de una credencial que coincidía con los datos de la Red donde ella escribía.

La estrategia de la familia para localizar a la joven, fue tenderle una trampa al raptor en un complejo habitacional de Ecatepec. Finalmente, con el auxilio de la Policía lo atraparon, y lograron de inmediato ubicar y rescatar a Mariela. El silencio se apoderó de ella y nunca ha dicho nada sobre lo sucedido, actualmente recibe terapia, al igual que su familia.

La Policía inició una investigación de lo que podría ser una red de prostitución o de trata de personas. El cargo que se le levantó al raptor fue de estupro, fue detenido por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México y aún no se le dicta sentencia.

LA TRATA

Organizaciones civiles mexicanas denunciaron que en cada rincón del territorio nacional se comete el delito de trata. Tan sólo de enero de 2009 a julio de 2010, se registraron 21 casos y en 20 de ellos se trataba de niñas, adolescentes y mujeres.

El Centro "Fray Julián Garcés" Derechos Humanos y Desarrollo Local, con sede en Tlaxcala, sostiene que pese a las múltiples denuncias, la trata sigue siendo una grave problemática en el país.

Se calcula que en México 20 mil niñas y niños son explotados con fines de explotación sexual y laboral. Mientras que en América Latina alrededor de 250 mil personas son víctimas de trata.



10/CG/LR