Participación Política de las Mujeres
   Persiste resistencia a que las mujeres ocupen cargos de decisión
Letra muerta para partidos, las cuotas de género
Por: Sandra Torres Pastrana
CIMAC | México, DF.- 18/10/2010 A casi seis décadas de que fue reconocido el derecho de las mexicanas a votar y ser electas, el ejercicio de este derecho enfrenta obstáculos y contradicciones.

Al cumplirse este 17 de octubre, el 57 aniversario del sufragio femenino en México, sólo 4 mujeres han aspirado a ser presidentas de la república: Rosario Ibarra, Marcela Lombardo, Cecilia Soto y Patricia Mercado, quién en la contienda electoral de 2006, se convirtió en la mujer con mayor votación en la historia del país, con el 2.70 por ciento del total de los sufragios.

Patricia Mercado, dijo a Cimacnoticias que existen varios obstáculos para que las mujeres ocupen un puesto político, como la evasión de la ley por parte de los partidos.

Los estatutos y reglamentos internos de los partidos, dijo, son en realidad las reglas del juego que protegen las decisiones de los dirigentes partidarios, más que mecanismos de justicia.

Otro obstáculo, es la mínima participación política de las mujeres en los estados de la república, que, se debe entre otras cosas, a que el Código Federal Electoral no opera en todo el país, sino que cada estado tiene el suyo, con lo que hay mucha desigualdad en cómo se reglamentan las cuotas de género o simplemente no existen.

Obstáculos Culturales

Los hombres se siguen resistiendo a que las mujeres ocupen los lugares que ellos siempre han ocupado, y por último, el hecho de que las mujeres líderes políticas, no han terminado por entender cómo armar equipos y alianzas sólidas y fuertes, para poder combatir contra los equipos y lealtades que tienen los hombres.

De acuerdo con el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), es obligación de los partidos políticos buscar la igualdad de oportunidades y equidad entre hombres y mujeres para tener acceso a cargos de elección popular (Art 4.)

Y aunque en el artículo 219 se establece que las listas de registro de candidatos deberán integrarse con al menos el 40 por ciento de candidatos propietarios de un mismo sexo, éstas disposiciones siguen siendo letra muerta, consideró la ex diputada Martha Tagle.

Es triste reconocer que todos los partidos políticos se las arreglan para darle vuelta a esos mandatos y "cumplir" con la legislación pero al mismo tiempo evitan que las mujeres lleguen a los puestos de decisión, abundó.

Reconoció que la participación política femenina no es fácil, requiere de un doble o triple esfuerzo. El camino empieza desde los arreglos y acuerdos familiares para poder cumplir con los horarios que esta lucha exige, el siguiente reto "es librar la batalla al interior de nuestros partidos".

Las cifras

Este año, de 500 diputados federales, 135 son mujeres y 365 hombres, de mil 137 diputaciones locales, 247 son mujeres y 890 hombres, de 2 mil 436 presidencias municipales apenas 129 son mujeres, y 2 mil 307 hombres.

En el caso de las 15 mil 982 regidurías, 5 mil 216 son mujeres y 10 mil 766 son hombres, de 2 mil 374 sindicaturas, 443 son mujeres y mil 931 hombres, y por último de 128 senadores, 28 son mujeres y 100 hombres.

La también ex diputa federal Elsa Conde, consideró que la persistente visión machista hace ver a México, como un país que no está preparado para ser gobernado por una mujer, cuando en Latinoamérica existen tres presidentas, y Brasil puede ser el cuarto país gobernado por una mujer.

Tampoco se ha cumplido con el compromiso asumido por México en la décima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL, en Ecuador, para adoptar las medidas legislativas que garanticen la plena participación política de las mujeres en los cargos públicos, citó Tagle.

Fuera de la agenda

Y si en el ejercicio de nuestras funciones nos encontramos con que "los temas de mujeres", no forman parte de la agenda política del país, no podemos hablar de gobiernos democráticos si más de la mitad de la población –las mujeres- está excluida, sostuvo Martha Tagle.

Hay que ir perfeccionando cada vez más la ley, pues está construida desde la concepción de la ley de cuotas, es decir, al principio se establecieron con toda claridad el porcentaje 30/70, ahora es 40/60, nosotras ahora pedimos 50/50, enfatizó Elsa Conde.

También hay que trabajar dentro de los partidos políticos para que los varones asuman y entiendan temas como la equidad y la igualdad, y vean que éstos son la oportunidad para implementar una mayor democracia al interior de los partidos y al sistema electoral mexicano.

Algunos casos

La suplente del sexto regidor en el municipio de Isla Mujeres Quintana Roo, Marcela Pérez Flores, del Partido Acción Nacional (PAN), acepta que llegar a tener un espacio político en un mundo de hombres, se basa en años de trabajo duro y empeño para dejar de ser invisibles.

Inés López Chan, regidora electa de Othón P. Blanco, Quintana Roo, y ex diputada de la XI legislatura del congreso local por el Partido de la Revolución Demócrata (PRD), lamentó que al llegar a ocupar un lugar político ganado a pulso, a la mayoría de las mujeres, independientemente del partido que sean, no se les da la oportunidad de trabajar como a los hombres y persisten comentarios como "tienes que llegar temprano a tu casa" o "cuidar a tus hijos".



10/STP/LR/LGL







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com