Garantizar acceso a la justicia para las y los migrantes, pide AI

Migración
   Presenta en México informe de migrantes en movimiento
Garantizar acceso a la justicia para las y los migrantes, pide AI
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México, D.F.- 28/04/2010

En México 6 de cada 10 mujeres, migrantes indocumentadas, sufren violencia sexual a manos de bandas delictivas y funcionarios del Estado; mientras que las autoridades mexicanas no hacen nada por detener los abusos, e incluso llegan participar en su "secuestro, violación y asesinato", denunció Amnistía Internacional (AI).

Durante la presentación del informe: "Víctimas invisibles: Migrantes en movimiento en México"; Alberto Herrera director Ejecutivo de AI México, señaló que "atravesar México sin permiso legal es uno de los recorridos más peligrosos del mundo", aunado a ello se encuentra que las y los migrantes, en su mayoría provenientes de Centroamérica que se dirigen a la frontera de los Estados Unidos, no tienen acceso a la justicia.

AI, señala que uno de cada cinco migrantes es mujer o niña, y que ellas junto con los niños corren grave peligro de ser objeto de trata y de sufrir agresiones sexuales por parte no sólo de los delincuentes, sino por los mismos migrantes y funcionarios públicos corruptos.

Denuncia que las bandas delictivas a menudo actúan con la cooperación o colaboración de conductores de trenes, mecánicos o guardias privados; tan sólo el 5 de noviembre de 2008, 12 mujeres fueron secuestradas de un tren de carga en las Anonas, municipio de Oaxaca por hombres armados.

Los testigos señalan que el chofer del convoy se detuvo específicamente para que la banda capturara a las mujeres. Se presentó una denuncia, sin embargo AI denuncia que las mujeres que pudieron haber sido objeto de trata no fueron halladas.

La organización internacional, precisa que la violencia sexual o la amenaza de violencia sexual, a menudo es utilizada como medio para aterrorizar a las mujeres y sus familias. Muchas bandas delictivas utilizan este tipo de violencia como parte del "precio" que exigen a las migrantes.

Agrega que el peligro de violación es de tal magnitud que los tratantes de personas muchas veces obligan a las mujeres a administrarse una inyección anticonceptiva antes del viaje, como precaución contra el embarazo derivado de la violación.

El documento realizado mediante entrevistas con organizaciones de la sociedad civil, migrantes, autoridades, organismos públicos e informes, describe las condiciones en que las y los extranjeros cruzan el país; detalla que la mayoría de las mujeres se ven disuadidas de denunciar la violación por la presión de continuar su viaje y por la falta de acceso a un procedimiento efectivo de denuncia.

El informe cita un estudio realizado en 2006 con entrevistas a 90 mujeres recluidas en la Estación Migratoria de Iztapalapa, de ellas 23 declararon haber sufrido algún tipo de violencia incluida la sexual y 13 dijeron que el autor de la violencia era un funcionario del Estado.

Durante la presentación del informe, Rupert Knox, investigador de AI en México, informó que lo que encontró la organización internacional en su investigación fue que "los delincuentes son los principales culpables de los abusos contra migrantes, sin embargo en muchos casos son cómplices autoridades a diferentes niveles y esa complicidad no se investiga de manera debida y deja la mayoría de los casos impunes".

UN PANORAMA ESCALOFRIANTE

En 2009 hasta 60 mil personas fueron detenidas por el Instituto nacional de Migración (INM) de ellas, 90 por ciento procedentes de Honduras, Nicaragua, el Salvador y Guatemala.

"Personas que salen de sus casas para buscar una vida mejor, salen de situaciones muy precarias, pero para lograr eso tienen que atravesar México y enfrentar una serie de peligros muy fuertes" que hacen sea un viaje de terror, Enfatizó Rupert Knox.

Por su parte Rubén Figueroa, activista defensor de los derechos humanos de las y los migrantes señaló, que son gente que sufre, que sale de sus casas por la pobreza extrema en la que viven y que el "viaje hacia el norte es una pesadilla, pero lo hacen por el bienestar de sus familias".

"En el viaje se encuentran con el diablo que tiene voz para ofender y humillar; su rostro lo cubre con pasamontañas y el cuerpo lo cubre con un uniforme y una placa", enfatizó Figueroa.

Entre las recomendaciones de AI, para abordar la crisis de derechos humanos por la que atraviesan las y los migrantes en México, se encuentran las reformas legislativas que garanticen el acceso a la justicia para las y los migrantes, puntualizó Alberto Herrera.

También se pronunció por establecer un grupo especial federal que coordine, compile y publique los datos sobre los abusos contra estas personas y las medidas adoptadas para hacer rendir cuentas a los responsables, incluidos los funcionarios públicos.


10GTR/LR/LGL