Participación Política de las Mujeres
   Preparan políticas mexicanas propuesta de Reforma Política
Buscan la paridad en cada instancia del poder
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México, DF.- 29/01/2010 A diferencia de la Reforma planteada por Felipe Calderón, que sólo contiene "el punto de vista de los hombres", una verdadera Reforma Política debe inscribirse en el principio de paridad en los tres poderes, y en los tres órdenes de gobierno, es decir, el reconocimiento de las mujeres como pares de los hombres y representadas en números iguales en cada instancia del poder.

En conferencia para dar a conocer la postura de las mujeres frente al debate que se llevó a cabo en el Senado de la República, la ex legisladora Angélica de la Peña Gómez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), explicó que la propuesta de Felipe Calderón tiene un vicio de origen, "ésta planteada desde el punto de vista de los hombres, en donde las mujeres no existimos".

Ante varias mujeres de reconocida trayectoria en el ámbito político, puntualizó que la Reforma política debe trascender los enunciados de "buena voluntad", que sólo recomiendan a los partidos y a quienes gobiernan que incluyan a las mujeres como candidatas para el ámbito legislativo o a puestos de gobierno.

"La paridad también debe aplicar a todas las candidaturas, de tal modo que contiendan mujeres y hombres en un 50/50 y sancionar con rigor a quienes simulen cumplir", enfatizó la perredista.

En este punto coincidió Martha Tagle ex diputada federal por Convergencia, quien afirmó que es necesaria una ley de partidos políticos para derribar los obstáculos que impiden a las mujeres participar en la política, así como impulsar una "profunda", restructuración de las instituciones públicas; para llegar a ello es vital que el debate sea público y abierto.

Para Elsa Conde, ex diputada federal del Partido Social Demócrata (PSD), la paridad es una medida definitoria, que busca compartir el poder político entre mujeres y hombres, que pretende trastocar el monopolio masculino del poder político.

Por ello tanto la demanda de la paridad, como la de la presencia de mujeres y de la ciudadanía en general han sido los grandes ausentes del debate de Reforma Política, subrayó.

Dichas ausencias contravienen acuerdos internacionales signados por México en esta materia. En 2007, México firmó el consenso de Quito que se dio a partir de la Décima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe en el que se reconoce que la participación de la mujer en la toma de decisiones es de suma importancia para alcanzar la democracia "representativa y participativa".

Las reconocidas políticas coincidieron en que no permitirán que se excluya a las mujeres de la discusión de la Reforma Política que amenaza con estrechar e incluso cerrar los espacios de participación política para las mexicanas.

La visión machista, autoritaria y excluyente persiste tanto en la propuesta del Ejecutivo, como en los discursos de los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), abundó Elsa Conde.

Al tiempo que se invocan viejas demandas ciudadanas como la iniciativa popular y candidaturas ciudadanas, se formulan propuestas para aumentar la gobernabilidad a costa de la pluralidad, y las mujeres nos llevamos la peor parte, enfatizó.

"En la última década la participación de las mexicanas en la política, ha sido obstaculizada por la simulación y la burla a la ley de los partidos políticos", enfatizó Conde.

Para la ex legisladora priista Dulce María Sauri Riancho, quien envió un documento, el año pasado dejó una costosa reducción de la participación política de las mujeres.

De ser aprobada la propuesta de Felipe Calderón de reducir el número de integrantes de ambas cámaras del Congreso de la Unión, se concretará otra afrenta contra las mexicanas, en uno de los derechos por el que más han luchado.

Darle un mayor peso como el Ejecutivo propone a la vía de Mayoría Relativa (MR), hará menor la representación femenina, toda vez que el obstáculo que pone la ley a los prejuicios y resistencias a la participación de las mujeres como candidatas es "fácilmente" eludible a través de los métodos estatutarios de "elección democrática" que los partidos establecen, y que anulan la obligatoriedad de la disposición, enfatizó Sauri Riancho.

Ante ello, anunciaron que la próxima semana acudirán al Senado de la República para presentar una propuesta de Reforma que incluya las candidaturas independientes como mecanismo para romper el monopolio de los partidos, así como del referéndum, el plebiscito y la revocación de mandato.

La iniciativa se encuentra integrada también por la ex diputada Ruth Zavaleta; la ex gobernadora del Distrito Federal Rosario Robles; Patricia Olamendi Torres, Asesora de la Presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; Alejandra Latapí Renner, ex Consejera del Instituto Federal Electora; Clara Scherer, especialista en estudios de género; y Margarita Guillé, directora de la Red Nacional de Refugios; Pola Peña; consultora en género, integrante del Consejo Consultivo y Junta de Gobierno del Inmujeres.

10/GTR/LR/LGL







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com