Elevar representación política de mujeres, prioridad de Cámara Alta

Participación Política de las Mujeres
   Violencia de género, entre los desafíos legislativos
Elevar representación política de mujeres, prioridad de Cámara Alta
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, D.F..- 26/11/2009

Sensibilizar y capacitar a los funcionarios que procuran justicia; eliminar prejuicios y estereotipos de género dentro y fuera de los medios de comunicación; y disminuir la representación desigual de las mujeres en todos los ámbitos, incluido el político, son algunos de los temas pendientes en la agenda legislativa, aseguró Blanca Judith Díaz Delgado, presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Senadores

Durante el foro Los desafíos de la agenda de género en la LXI Legislatura, la senadora aseguró que la violencia es un estigma que lastima y vulnera a la sociedad; de ahí la necesidad de legislar para evitar que se obstaculice el desarrollo de una sociedad democrática.

De acuerdo con la legisladora, tanto en el ámbito federal como en el local se han creado nuevas legislaciones con esa intención, como la Ley general para la igualdad entre mujeres y hombres, la Ley para la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres; y, más recientes, la Ley general de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia y la Ley para prevenir y sancionar la trata de personas.

En este foro -realizado en el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres bajo el auspicio del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem) y la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Senadores- también se conmemoró el décimo aniversario de la resolución sobre la erradicación de la violencia, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Al respecto, Díaz Delgado manifestó su beneplácito por los avances significativos que ha habido en nueve años. Asimismo, destacó que lo masculino también forma parte de los estudios de género y que la violencia se produce, en parte, por la forma en que se conciben el juego de roles sexuales.

Por su parte, Rocío García Gaytán, presidenta del Inmujeres, afirmó que temas como el presupuesto etiquetado, la discriminación en el empleo, la violencia sexual, el trabajo doméstico, las condiciones de reclusión de las mujeres y el acceso a altos cargos en el poder judicial son pendientes que se deben discutir.

A su vez, Paz López, representante de Unifem, recordó que no se pueden tener avances con respecto a la violencia contra las mujeres si no se tienen datos y cifras que indiquen de que tamaño es el problema, Por ello, recalcó que se debe sostener un ejercicio de investigación que permita poner en marcha políticas públicas y monitorearlas, para así saber cuánto falta por invertir y en qué se debe hacerlo.

09/ AGM/YT/GTR