Migración
   Deroga Congreso cláusula que hacía posible deportarlos
Viudas y viudos inmigrantes ganan ciudadanía en EU
Por: Leticia Puente Beresford, corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 23/10/2009 Mujeres y hombres de origen extranjero, viuda y viudos de personas estadounidenses, han obtenido la residencia permanente en la Unión Americana gracias a la abolición de la cláusula conocida como penalización de la viudez, mediante la cual la ley federal de inmigración vigente contempla la deportación de cónyuges inmigrantes cuya pareja fallezca antes de que cumplan dos años de casados.

Así, la administración de Barack Obama da respuesta a una larga lucha de mujeres y hombres con esta nueva iniciativa que responde no sólo al dolor por la pérdida de seres queridos, sino que también integra a las y los beneficiarios al programa de seguridad nacional del mandatario demócrata.

Esto representa un triunfo para quienes establecieron demandas colectivas e individuales ante las instancias competentes en Los Angeles, Georgia, Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts, Maryland, Missouri, Ohio y Texas para poder permanecer en el país tras el fallecimiento de sus cónyuges.

Así lo informó Univisión mediante la trasmisión de un cable informativo de la agencia de noticias AP, el cual sostiene que esta batalla legal fue fruto de una intensa actividad de cabildeo en el Capitolio. Gracias a ella, en Estados Unidos miles de mujeres y hombres dejarán de enfrentar la incertidumbre ante el riesgo de deportación tras la muerte de sus parejas.

Univisión detalló que el pasado martes el Congreso estadounidense dio su aprobación final a una ley que, en términos efectivos, abolirá la cláusula conocida como penalización de la viudez y permitirá que las viudas y viudos presenten peticiones de residencia incluso si su cónyuge fallece antes de que se cumplan dos años del matrimonio.

UNA PRISIÓN HERMOSA

Esto definitivamente será un gran alivio, dejaré de sentirme en prisión, dijo Agnieszka Bernstein, cuyo marido Bryan falleció de un infarto cardiaco en 2006, a los 32 años, poco después de su primer aniversario matrimonial.

Bernstein llegó a Estados Unidos en 1998, procedente de Gliwice, Polonia, y vive en Spring Vlley, unos 48 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York.

La viuda de Bernstein trabaja a medio tiempo como asistente de un dentista y limpiando casas sin poder visitar a su familia en Polonia por el temor a que se le impida regresar a Estados Unidos.

Hasta ayer me sentía como si estuviera en una prisión hermosa. Podía marcharme, pero nunca volver. Me sentía atrapada en este caos de inmigración, dijo Bernstein el miércoles en una entrevista telefónica con la agencia AP.

Los afectados provienen de todos los rincones del mundo y abarcan todos los estratos sociales. Incluyen a una mujer de Kosovo cuyo marido murió mientras trabajaba como contratista en Irak; a una ecuatoriana casada con un agente de la patrulla fronteriza muerto en el cumplimiento de su deber; a una jamaiquina cuyo marido pereció en un accidente del transbordador de Nueva York en Staten Island, y una británica, ex chef del príncipe Carlos y la princesa Diana, cuyo marido actor falleció a causa de cáncer pancreático.

He recibido cientos de mensajes (de personas que enviudaron). Esta nueva medida es realmente estupenda, dijo Brent Renison, abogado en Portland, Oregón, quien creó una red de apoyo para viudas y viudos y encabezó la presentación de una demanda colectiva.

BATALLA LEGAL

Al menos 200 personas han sido afectadas por la penalización de la viudez, calculó Renison, y añadió:

No soy religioso, pero creo que si el alma de los fallecidos anda por ahí, podrá descansar finalmente.

Cabe destacar que la decisión del Congreso fue tomada en un momento en que la cláusula legal ha enfrentado ofensivas judiciales en todo el país, incluyendo una demanda colectiva interpuesta en Los Angeles y varias querellas individuales en Georgia, Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts, Maryland, Missouri, Ohio y Texas.

A mediados de este año, la controversia llevó a que la titular del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, Janet Napolitano, suspendiera la medida legal por dos años. En aquel momento la institución indicó que hacía falta una legislación que representara una enmienda permanente.

El Servicio Federal de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) pidió que las llamadas para pedir información sobre el tema se dirijan al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

09/LP/YT







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com