Las licencias a diputadas, un retroceso a la democracia

Participación Política de las Mujeres
   Además de disminuir la participación política de la mujer
Las licencias a diputadas, un retroceso a la democracia
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México, DF.- 15/09/2009

Al recibir un pronunciamiento en contra de la solicitud de licencia de ocho diputadas federales, con más de 700 adhesiones de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), ciudadanas y ciudadanos en general, el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de diputados, Francisco Ramírez Acuña, se comprometió a impulsar la equidad de género en la LXI Legislatura, así como a hacer llegar el documento a la coordinadora y a los coordinadores de las fracciones parlamentarias.

Durante una reunión realizada el pasado 10 de septiembre en las oficinas del diputado Ramírez Acuña, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, un grupo de mujeres defensoras de los derechos humanos, académicas y especialistas, integrantes del Consejo Ciudadano de Promoción y Defensa de los Derechos Políticos de las Mujeres, manifestaron su preocupación de que se aprueben las ocho licencias pedidas por las diputadas federales, ya que esto, estiman, constituiría un retroceso en materia de participación política de las mujeres.

El 3 de septiembre, a escasos días de iniciados los trabajos de la LXI legislatura, ocho diputadas renunciaron, cediendo sus lugares a compañeros de su partido; por el Verde Ecologista de México (PVEM), Laura Elena Ledesma Romo, Kattia Garza Romo, Mariana Ivette Ezeta Salcedo y Carolina García; por el Revolucionario Institucional (PRI), Ana María Rojas Ruiz y Yulma Rocha Aguilar; por el Partido del Trabajo (PT), Anel Patricia Nava Pérez, y por el Partido de la Revolución Democrática (PRD),Olga Luz Espinosa Morales.

Las solicitudes de las diputadas fueron turnadas a la Junta de Coordinación Política (Jucop), presidida por Francisco Ramírez Acuña. Hasta el momento no se ha dictaminado si serán o no aceptadas.

Por lo anterior, las integrantes del Consejo recordaron al legislador panista que el Estado mexicano firmó el cumplimiento de lo Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), entre los que se encuentran, la promoción de la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, incluido en este rubro el que cada vez más mujeres accedan a los cargos de niveles de decisión.

"La equidad de género es un principio que promueve una sociedad más abierta e incluyente. Es, además, una premisa para forjar una ciudadanía más democrática y un indicador que fortalece la gestión de las instituciones públicas", subrayaron.

Y agregaron que esperan que los partidos políticos respeten la cuota de género, ya que en el pasado proceso electoral no lo hicieron, ejemplo de ello es lo sucedido en los distritos de mayoría relativa; donde no se aplicó la cuota de género la proporción de candidatas fue baja, "únicamente el 16.4 por ciento de las candidaturas fueron de mujeres, mientras que en los distritos en donde sí se aplicó la cuota hubo candidatas en el 37.4 por ciento de los casos".

En este sentido, refirieron que en los 300 distritos de mayoría relativa, el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) permite que la cuota de género no aplique para aquellas candidaturas de mayoría relativa que sean resultado de un proceso de elección democrático, de acuerdo con los estatutos de cada partido.

Esta regla se cambió en 2003, que en su artículo 175-C indicaba una excepción algo distinta: "Quedan exceptuadas … las candidaturas de mayoría relativa que sean resultado de un proceso de elección mediante voto directo", situación que afectó a las mujeres según su partido.

De igual manera, en la reunión se refirieron a la evolución de la representación femenina en los Congresos, resaltando que la presencia de mujeres en esta nueva legislatura será más alta, ya que representará un 28.2 por ciento, es decir, 149 de 500 curules; sin embargo, de aceptarse las solicitudes de renuncias estas cifras disminuirían significativamente.

Según información de la Cámara de diputados, las OSC destacaron que en la LXI Legislatura el número de diputadas por grupo parlamentario quedó de la siguiente forma: la mayoría de las mujeres permanecen en el PRI, con el 25.1 por ciento del total de su bancada; Acción Nacional, 47, con el 32.9 por ciento, y el PRD con el 33.8 por ciento de su total.

La Ley Electoral obliga a los partidos políticos a incluir una cuota mínima de mujeres en su lista de aspirantes a un cargo de elección popular, pero en los hechos sigue siendo menor a lo estipulado y continúan predominando las candidaturas encabezadas por hombres.

A pesar de que la Ley establece que por lo menos un 30 por ciento de candidatos a diputados y senadores deberán ser de un género diferente, en la práctica sólo un 21.4 por ciento son mujeres, contra un 78.6 por ciento de legisladores ya que, "por diversas causas", no todas las candidatas se convierten en legisladoras.

09/GTR/LG