Irma Piñeyro desea ser la primera gobernadora de Oaxaca

Participación Política de las Mujeres
   Buscará respeto a la ciudadanía y autonomía municipal
Irma Piñeyro desea ser la primera gobernadora de Oaxaca
Por: Soledad Jarquín Edgar/corresponsal
CIMAC | Oaxaca, Oax..- 17/08/2009

La diputada federal Irma Piñeyro Arias manifestó hoy su intención de ser candidata al gobierno del estado de Oaxaca, toda vez que el próximo año se renovará el Ejecutivo en la entidad; de encontrar una instancia política adecuada podría ser la primera candidata a este puesto de elección ciudadana.

Luego de haber encabezado grupos de la sociedad civil a fines de los 70, de haber sido tres veces diputada federal y desempeñar diversos cargos en la administración pública --Subsecretaria de la Reforma Agraria, entre otros--, la legisladora aseguró tener la trayectoria política suficiente para encabezar a un partido político en la próxima contienda electoral.

La actual secretaria de la Comisión de Comunicaciones del Congreso Federal, cargo de elección popular al que llegó como candidata ciudadana por el Partido Nueva Alianza, se autonombró como una "priista rebelde", cuando desarrolló parte de su vida política dentro de Partido Revolucionario Institucional, mismo que dejó hace casi tres años, cuando ese instituto político se negó a postularla como candidata al Senado de la República.

En entrevista, refirió que realiza su trabajo político no "por chamba" sino por compromiso social, lo cual, dijo, se puede constatar desde que, hace años, participaba en los grupos sociales en la defensa de campesinos en San Andrés, Cabecera Nueva, y más tarde en Santiago Textitlán, donde grupos diversos intentaron arrebatarle a la comunidad sus bosques, dando origen a la primera empresa comunal forestal y otras que durante algunos años ayudó a formar en las tierras mixtecas, de donde es originaria.

La visión de las mujeres tiene características particulares sobre los problemas sociales, sostiene la diputada federal, quien reconoce que en Oaxaca hay diferencias graves directamente relacionadas con la falta de oportunidades para la población femenina; "esa es mi visión como mujer y aspirante a la gubernatura", puntualiza.

"Soy una mujer que se plantea un reto muy importante, relacionado con capacidad, justicia, con buscar nuevos caminos para Oaxaca, con gobernantes cercanos a las regiones, con respeto a la ciudadanía y la autonomía municipal, sin imposiciones ni definiciones lineales", agrega Piñeyro Arias.

"Por ahora es necesario terminar primero que nada con las inequidades del poder, generando oportunidades de autocrítica y que se escuche a los ciudadanos", plantea la diputada federal, quien espera que en Oaxaca los partidos políticos definan los espacios para la competencia electoral del próximo año y puedan darse las coincidencias para concretar su aspiración política de gobernar la entidad.

"Nunca he condicionado mi actuación política al pago de favores, no encabecé las organizaciones para hacer las mías sino para dejarlas a las comunidades, después me incorporé a la lucha política formal de los partidos, porque antes de 1979 o estábamos en el PRI o estábamos en la clandestinidad", subraya.

Treinta años después de su ingreso al PRI, Piñeyro Arias intentará que la oposición de Oaxaca considere su trabajo y sus posibilidades de ser una candidata para el proceso electoral del 2010, para convertirse en la primera mujer en busca de una gubernatura en Oaxaca.

09/SJE/LG/GG