Migración
   Sin papeles luchan por trabajar, comer y mandar dinero
Campaña llama a ir "más al grano" en la reforma migratoria
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 08/07/2009 Mientras trabajadoras y trabajadores indocumentados hacen lo posible para comer, para pagar la renta y además mandar dinero a sus familias en su país de origen, New America Media lanzó una campaña en medios de comunicación étnicos en la mayoría de los idiomas más comunes en este país, en donde hace un llamado a ir "más al grano" acerca de la reforma migratoria.

El radio de acción de la campaña comprende por lo menos 60 millones de lectoras y lectores, televidentes y público oyente. "Contacten con sus senadores y representantes para comunicarles que la reforma migratoria debe ser una prioridad a nivel nacional", es el asunto a tratar urgentemente.

Pero no todo en el país es "reforma migratoria ya", porque funcionarios de inmigración iniciaron investigaciones en lugares de trabajo en todos los estado de la Unión Americana para determinan si contratan a inmigrantes sin documentos, informa AP.

Ante ello, señala AP: "Ha llegado la hora para una reforma migratoria. La Casa Blanca y legisladores en el Congreso estadounidense deben avanzar con rapidez hacia una reforma migratoria justa y humana que junte a familias, mejore la economía y cancele las palabras inmigrantes ilegales o indocumentados e indocumentadas del discurso nacional".

Los medios de comunicación étnicos, que alcanzan más de 60 millones de adultos en este país, llaman a que el Congreso avance de manera decisiva hacia una reforma, ya que hay pocos temas más importantes para el bienestar del país que un cambio en el sistema de inmigración, que es ineficiente, inhumano y económicamente destructivo.

Más al grano, afirman en la campaña, pedimos a nuestros lectores, telespectadores y radio oyentes que contacten con sus senadores y representantes para comunicarles que la reforma migratoria debe ser una prioridad a nivel nacional.

Nuestro sistema de inmigración, aseguran, está colapsado no solo para los 12 millones de inmigrantes sin documentos migratorios, pero también para trabajadores especializados que no podrán sumarse a la economía por culpa de cuotas migratorias demasiado estrechas, y también para padres y hermanos de ciudadanos estadounidenses que deben esperar años antes de poder reunirse con sus familias.

Nuestra nación, agregan, precisa una política de inmigración íntegra que reemplace un sistema fallido de redadas y arrestos.

Necesitamos un sistema que proteja a todos los trabajadores de la explotación, mejore la seguridad del país y fortalezca a nuestras comunidades.

"Es hora de acabar con las divisiones entre trabajadores que han permitido a grandes corporaciones explotarlos. Es claro, los ciudadanos de clase obrera y los inmigrantes tienen mucho en común. Ambos sueñan con un hogar propio, una buena educación para sus familias, y atención medica de calidad. A fin de cuentas, nos unen más cosas que nos separan. Juntos podemos ser una fuerza para generar cambios que pueden brindar condiciones mas sanas y humanas en el trabajo", aseguran.

También dicen que habitualmente se dice que le tema de inmigración divide y genera rencores. "La realidad es otra", aseguran. Desde que se acabó en 1965 con el sistema de cuotas de inmigración basadas en origen nacional, que discriminaban contra ciertos inmigrantes, se ha ido constituyendo un consenso alrededor de un sistema que respeta los valores claves de este país".

Debe haber oportunidad económica, igualdad ante la ley de todas las etnias y la bienvenida a los trabajadores más ambiciosos, innovadores y dinámicos del mundo. Ahora que el país encara competencia proveniente de trabajadores de todo el mundo, es urgente crear un sistema de inmigración de primera clase. Es para el bien de nuestras familias, comunidades y todo el país.


EN POS DE TRABAJO

Y mientras esto está en medios de comunicación. En las grandes avenidas se ve a inmigrantes en espera de lograr conseguir trabajo. Juan dice: "No le hace que no me pague. Que tan solo me de de comer".

Se arremolinan tan pronto y algún contratista detiene el automóvil. La urgencia de trabajo está latente. Dice uno de los contratistas a Cimacnoticias: "Es una lástima que esto esté pasando. Tengo un trabajo para la ciudad. La única manera de conseguirlo fue asegurar que no contrataría trabajadores sin documentos. No los encuentro con papeles. Y los pocos que hay, no saben de construcción".

"Así que ante la urgencia de terminar el trabajo, afirma, contraté a los sin papeles, solo por esta ocasión. Y como ve usted, son muchos. No puedo contratar a todos. Y le cuentan a uno cada historia... Sus hijas e hijos que tienen aquí no tienen qué comer, ni para renta, ni medicinas. Es un total desastre", dijo el contratista, "y lo que falta por ver, la gente con hambre será más".

Por su parte, la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), informa AP, dijo mediante un mensaje electrónico a miembros del Congreso que está auditando los documentos llamados I-9 presentados por los trabajadoras y trabajadores al momento d ela contratación.

Igualmente, funcionarios de Inmigración presentaron "Avisos de inspección" a 652 empresas, dijo el Departamento de Seguridad Interior. Estas fueron elegidas sobre la base de denuncias y tareas de investigación.

Los empleadores, señaló el Departamento, deben conservar los formularios I-9 y verificar la autenticidad de los documentos presentados por la empleada o empleado. El Departamento de Seguridad Interior dijo que no daría a conocer los nombres ni las direcciones de las firmas auditadas.

"La ICE, agrega el Departamento de Seguridad Interior, tiene el compromiso de crear un programa de inspección I-9 para promover el cumplimiento de la ley", dijo el director de la agencia, John Morton, en un comunicado. "Esta campaña nacional es el primer paso en la estrategia a largo plazo de la ICE para enfrentar y prevenir la inmigración ilegal".

El presidente Barack Obama ha dicho que su estrategia contra la inmigración "ilegal" apunta a los empleadores que contratan a indocumentados, detalla Morton. El gobierno anterior del presidente George W. Bush recibió críticas por allanar empresas y detener a trabajadores, pero sin sancionar a sus empleadores.

El gobierno de Obama intenta apuntalar su credibilidad en materia de inmigración para mejorar las posibilidades de que el Congreso apruebe un proyecto de reforma inmigratoria. El gobierno ha expresado dudas de contar con votos suficientes para lograr la aprobación en este momento. Pero luego de una reunión con Obama la semana pasada, algunos congresistas dijeron que la reforma podría estar aprobada a fines de este año o comienzos del próximo.

Y en tanto llegan a un acuerdo migratorio, las y los trabajadores sin papeles están sufriendo: "No hay ni para comer, ni para pagar renta, ni para enviar dinero, ni para juntar para el pasaje de regreso", dicen.

09/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com