Mujeres en Honduras: sí a la consulta popular, no a la cuarta urna

Especial - Golpe de Estado en Honduras
   "No creemos en príncipes azules o rojos"
Mujeres en Honduras: sí a la consulta popular, no a la cuarta urna
Por: Guadalupe Gómez Quintana
CIMAC | México DF.- 25/06/2009

En Honduras, cientos de ciudadanas y ciudadanos recuperaron hoy la papelería electoral con que realizarán el próximo domingo una consulta popular, luego de la negativa de la Corte para llevarla a cabo.

La consulta popular, apoyada también por organizaciones feministas como el Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, tiene como fin decidir si se coloca o no una cuarta urna que llevaría al país a una nueva constituyente.

Sin embargo, la consulta es rechazada por sectores conservadores y grupos de poder económico y político, señaló a Telesur Nidia Díaz, diputada del Parlamento Centroamericano, y es evidencia de que se está fraguando un golpe de Estado técnico contra el gobierno de Honduras.

El Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, con 25 años de existencia, señaló apenas hace unos días que no se oponen a la consulta, "peroes muy importante que los mandatarios, cualquiera que sea, no crea que es el dueño de nuestro pensamiento y de nuestra voluntad".

Por lo tanto, reiteran, "sí somos partidarias de que el pueblo sea consultado en problemas vitales o estratégicos que garanticen la libertad, soberanía e independencia".

Sin embargo, debido a que los que ofrecen una nueva constituyente "son los mismos que han sido incapaces de respetar la Constitución de la República, no respaldamos la cuarta urna, esta es la decisión tomada en las últimas horas".

RAZONES DEL NO

Las razones para decir sí a la consulta, pero no a la cuarta urna, señala la OSC feminista, autonombrada "las chonas", "tienen que ver con la desconfianza con este planteamiento, concebido en una reunión sostenida entre Roberto Micheletti, presidente del Congreso Nacional;Enrique Flores Lanza, Porfirio Lobo Sosa, Arturo Corrales y el presidente de la República, Manuel Zelaya Rosales, según revelaciones del propio mandatario".

NO CREEMOS EN PRÍNCIPES ROJOS NI AZULES

Un documento distribuido el pasado 22 de mayo por las chonas, "fundamentado en profundas reflexiones de las mujeres de Visitación Padilla", señala que no negamos la necesidad de un cambio urgente bajo normas o reglas claras, serias y formales conociendo cuál es la sustentación ideológica del mismo y cuáles serán las rutas a transitar y defender para llegar a dónde queremos y acabar con el latrocinio, vejación, humillación y chantaje de que somos víctimas por parte de los políticos de siempre.

Las mujeres de Visitación Padilla afirman: no somos indiferentes a la problemática que vivimos, hemos esperado con toda paciencia que nos informen sobre hechos "misteriosos" que tienen que ver con la trasparencia en el ejercicio del poder, de la economía y de la justicia, casos "que no permiten olvido".

Señalan las reflexiones que las chonas "no tenemos credibilidad enen príncipes azules o rojos, porque igual se alían y se confabulan para negarnos la participación en los espacios de toma de decisiones, misma que deseamos para incluir nuestra problemática en las discusiones y decisiones del Estado.

"Señalamos asimismo quea ningún gobierno le importa ni le ha importado la muerte de mujeres producto de la violencia y la inseguridad, permanecen impunes cientos de asesinos que le da fuerza al autoritarismo y la violencia con que actúan los machos.

Necesitamos convertir la violencia contra las mujeres, dcen, en un delito, crear oportunidades de trabajo para las mujeres para que no sean discriminadas por rango de edad y cualidades físicas, darle una verdadera erradicación a la pobreza y dejar de ponerle parches como hasta ahora, nos urge atender de manera integral la salud de las mujeres.

Como organización política de mujeres seguiremos luchando por una patria verdadera que nos ofrezca respeto y justicia donde podamos desarrollar un plan educativo que erradique el analfabetismo y siente las bases de cambios culturales donde la equidad e igualdad sean pilares fundamentales.

LA PATRIA QUE SOÑAMOS

La patria que soñamos, afirman las chonas, debe garantizar a todas las mujeres de todas las clases sociales, indígenas y negras gozar de una vida plena, misma que atraviesa por el respeto a nuestros derechos sexuales y reproductivos, autonomía de nuestro cuerpo, respeto a las preferencias sexuales, acceso a la alimentación, vivienda, tierra y trabajo, queremos acabar con la esclavitud doméstica, compartiendo las tareas de ese espacio con la familia y que la diversión y el esparcimiento sean considerados como un derecho tácito de las mujeres.

Continuaremos, finalizan, por la ruta de convertirnos en la fuerza social que necesitamos para consolidar nuestro proyecto político a través de organizar, movilizar, educar a las mujeres y a todos aquellos sectores sociales que coinciden con nosotras en la necesidad de alcanzar una verdadera patria libre, soberana e independiente.

09/GG