Migración
   Documenta Human Rights Watch
Inmigrantes detenidas en EU, engrilletadas y sin atención médica
Por: Redaccion
CIMAC | México DF..- 19/03/2009 Mujeres inmigrantes que han sido detenidas describieron violaciones tales como engrilletar a detenidas embarazadas o no dar seguimiento a señales de cáncer de mama o de cuello uterino, así como afrentas a su dignidad, reveló Meghan Rhoad, investigadora de la División de Derechos de las Mujeres de Human Rights Watch.

En vista de que la detención inmigratoria es la forma de encarcelamiento de más rápido crecimiento en Estados Unidos, estos abusos son especialmente peligrosos, señala el organismo internacional defensor de los derechos humanos. En gran medida permanecen ocultos del escrutinio público y de una supervisión eficaz, comentó Rhoad.

Uno de los testimonios señala que una mujer diabética fue detenida por las autoridades migratorias estadounidenses cuando su visión empezó a fallar. Solamente podía distinguir las formas de las personas, señala, no podía distinguir números ni letras.

Ella se quejó en repetidas ocasiones con sus carceleros, pero no recibió atención médica durante 15 días en los que su condición empeoró. Cuando una enfermera fue asignada finalmente, recuerda Mary T., la enfermera le preguntó: ¿Por qué no nos dijiste antes?.

Dos reportes, uno de Human Rights Watch y el otro del Centro para la Defensa de Inmigrantes en Florida (FIAC, por sus siglas en inglés) documentan docenas de casos en los cuales el personal médico del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) no respondió en absoluto a los problemas de salud de mujeres detenidas o lo hizo sólo después de demoras considerables.

Investigadores de Human Rights Watch visitaron nueve centros de detención en Florida, Texas y Arizona, y entrevistaron a 48 mujeres detenidas o recientemente puestas en libertad de la detención inmigratoria, a personal de los centros de detención y proveedores de cuidados de salud, funcionarios de inmigración, abogados y defensores de inmigración.

El informe del FIAC se basa en entrevistas, conversaciones telefónicas y correspondencia con personas detenidas y funcionarios penitenciarios e inmigratorios. También incluye información proveniente de materiales del gobierno estadounidense, artículos de prensa y otros datos.

Las mujeres dijeron que tenían que luchar a fin de obtener servicios que podrían salvarles la vida, tales como pruebas de Papanicolaou para detectar el cáncer de cuello uterino, mamografías que detectan el cáncer de mama, atención prenatal, asesoramiento a sobrevivientes de violencia e incluso suministros básicos como toallas sanitarias o extractores de leche para madres lactantes.

Los obstáculos a los servicios de salud incluían una comunicación inadecuada sobre los servicios disponibles, demoras inexplicables en el tratamiento, denegación injustificada de servicios, violación de la confidencialidad y el hecho de no transferir historiales médicos. Cuando a las mujeres se les negaban servicios, los mecanismos para quejas eran ineficaces.

Más de 300 mil personas estuvieron bajo custodia inmigratoria apenas en el último año. Las mujeres constituyen aproximadamente el 10 por ciento de la población bajo detención inmigratoria.

Las violaciones de las leyes inmigratorias son infracciones civiles, no penales; a las personas inmigrantes detenidas se les pone bajo custodia administrativa, no punitiva. En promedio, la permanencia bajo custodia es de 38 días, pero a algunas personas se les retiene durante meses e incluso años.

Según las normas internacionales, las personas detenidas tienen derecho al mismo nivel de atención médica que se brinda a la gente en la comunidad general. Sin embargo, los investigadores encontraron un patrón perturbador de negligencia al paciente.

La política de atención medica del ICE se centra en el cuidado de emergencia. La mayoría de las complicaciones surgen cuando las detenidas requieren atención médica no urgente.

En lo que respecta a visitas médicas fuera de los centros de detención, la política del ICE permite los cuidados no urgentes sólo si la falta de tratamiento "ocasionara deterioro de la salud de la persona detenida o un sufrimiento incontrolado que afecte su estatus de deportación".

RECOMENDACIONES DE HRW

Por esta razón, Human Rights Watch emitió una serie de recomendaciones como son emitir regulaciones federales a fin de que las normas de detención de la agencia inmigratoria tengan fuerza de ley y que las personas detenidas y sus defensores puedan recurrir a los tribunales para remediar las deficiencias en los cuidados de salud.

Así como revisar y mejorar las políticas que limitan el acceso a servicios no urgentes, abstenerse de detener a mujeres que estén sufriendo los efectos de persecución o abuso, o que estén embarazadas o amamantando a bebés y adoptar normas específicas relativas a los servicios de salud para mujeres, incluyendo los de salud reproductiva; y prohibir que se engrillete a mujeres embarazadas.

09/LAG/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com