Participación Política de las Mujeres
   Nunca Congreso michoacano la ha otorgado a una mujer
Presea Melchor Ocampo debe ser para Amalia Solórzano
Por: Magdalena Guzmán Rosas/corresponsal
CIMAC | Morelia, Mich..- 05/01/2009 A 10 años de que el Congreso local instauró la condecoración "Melchor Ocampo", máximo reconocimiento que en Michoacán se otorga a ciudadanas, ciudadanos o instituciones que se hayan distinguido por su vocación de servicio a la nación y a la entidad, a la fecha ninguna mujer michoacana que ha contado con dichos méritos ha logrado hacerse acreedor a ella y, bajo esa perspectiva, este lunes el grupo parlamentario del Partidode la Revolución Democrática(PRD) habrá de defender su postulación para que esta distinción sea para Amalia Solórzano Bravo.

El grupo parlamentario perredista hasta ayer mantenía firme su respaldo total a la propuesta enviada por el Colegio de Abogados de Michoacán y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, para que Solórzano Bravo sea la merecedora -post mortem- de este máximo reconocimiento. El Consulado honorario de España en Michoacán también ha respaldado dicha nominación y da vastos motivos para ello.

Sin dejar de reconocer las virtudes del taekwondoista Guillermo Pérez Sandoval, medallista olímpico en Beijín, propuesto por los legisladores panistas, el PRD se mantiene firme en su apoyo a la propuesta enviada por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y en la que resalta la importante labor realizada por Amalia Solórzano a favor de las y los exiliados españoles durante la Guerra Civil en aquel país.

De igual forma la Rectora de laMáxima Casa de Estudios de la entidad la ha definido como un personaje que marcó el nuevo proyecto de la mujer mexicana, al aportar a la política exterior de México y generar relaciones amistosas con otras naciones, incluso fue reconocida internacionalmente por esas aportaciones en el mundo.

INCONTABLES ARGUMENTOS

En el documento de apoyo enviado el pasado 26 de diciembre por la Universidad Michoacana, se considera indiscutible la labor que la señora Amalia Solórzano ha hecho a favor de las y los michoacanos y de México.

Fue precisamente en el mes de marzo del año pasado, siete meses antes de su muerte, que Solórzano, oriunda de Tacámbaro, ocupó un significativo espacio de un artículo de opinión en el que la reconocida periodista Sara Lovera, recordó a aquellas miles de mujeres --congeladas en una fotografía-- encabezadas por Amalia Solórzano, quienes aún sin gozar en ese tiempo (1938) de sus derechos ciudadanos, se hicieron presentes en Bellas Artes para depositar sus argollas de matrimonio, las alhajas de la familia; las crías de gallinas y enseres domésticos, para reunir el fondo necesario que permitiera pagar a las compañías de El Águila y anexas que controlaban la riqueza petrolera del país.

"Las mujeres, que encabezó entonces Amalia Solórzano, la esposa de Lázaro Cárdenas, no escatimaron esfuerzos, entendieron entonces el valor de la soberanía nacional sobre el control del petróleo", señaló el citado texto sobre la invaluable aportación de la mujer michoacana.

De igual forma, el Consulado Honorario de España en Michoacán, México, dio su respaldo para que sea la esposa del General Cárdenas quien reciba la presea, al destacar que "la trayectoria de tan ilustre michoacana a lo largo de su vida es motivo de orgullo y admiración para todos los mexicanos". "La obra y acción estuvieron siempre por encima de posiciones de interés personal o particular".

También refiere a la incansable lucha promovida por Solórzano Bravo por la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas, la defensa de la soberanía nacional, el apoyo desinteresado a las víctimas de regímenes autoritarios y la apertura promovida por ella y un conjunto de mujeres mexicanas para recibir y dar cobijo en Michoacán el 7 de junio de 1937 a un grupo de 456 niñas y niños españoles que habían quedado desamparados como resultado de la Guerra Civil española.

Cabe mencionar que también el Colegio de Abogados del estado de Michoacán AC propuso al Congreso local que doña Amalia reciba la Presea,por convertirse en la Madre de acogida de los niños exiliados de España; por el apoyo a las comunidades indígenas, a quienes apoyó en su lucha cultural contra la discriminación y marginación social, sin olvidar que fue ella quien encabezó la Colecta Pública para obtener fondos para el pago de la deuda y porque nunca aceptó que se le llamará Primera Dama, al contrario reclamó equidad de género,ya que "primeras damas somos todas las mujeres de México, porque somos amigas, compañeras y consejeras de nuestros maridos".

El colegio de Abogados destaca en el documento que envió al Congreso Local "no son pocos los grandes hombres, cuyo nombre brilla en la historia, que deben su grandeza a la esposa que los acompañó en vida, aunque el mundo apenas hable de ella".

OTROS RECONOCIMIENTOS

Como se recordará, en el 2007, por esos motivos y muchos más, el Estado español distinguió a doña Amalia con la entrega de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, que más que una medalla es el reconocimiento de la dignidad humana en su estado más puro.

El 6 de diciembre del 2007, la Universidad Michoacana rindió un homenaje a Doña Amalia Solórzano, al considerarla como una activista por los derechos de los más desfavorecidos de México y una distinguida mujer que no miró fronteras para apoyar a los niños españoles.

Tres años antes y en el marco del 463 Aniversario de la fundación de Valladolid, hoy en Morelia, se otorgó la condecoración Presea Generalísimo Morelos a Amalia Alejandra Solórzano Bravo, en manos del presidente municipal de Morelia, el priista Fausto Vallejo Figueroa y del gobernador del estado, Lázaro Cárdenas Batel.

El 18 de marzo del 2001, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), le otorgó un reconocimiento por la continua defensa de la educación superior pública, además de que esa misma institución posee una presea con su nombre, que es otorgada desde hace tres décadas en cuatro categorías: Desarrollo profesional, Investigación, Académica y Mejor promedio estudiantil.

Amalia Solórzano es autora del libro Era otra cosa la vida, editado en 1994 por Editorial Patria. Su nombre está íntimamente ligado al de la historia del México del siglo XX.

Hoy a 10 años de haberse instaurado esta condecoración que otorga el Congreso local, son 35 legisladoresy sólo 5 legisladoras quienes tienen en sus manos reconocer a la mujer que ha trascendido fronteras oinvisibilizarla en la rica historia de Michoacán y de México.

A la fecha, quienes han sido distinguidos con la presea son: El Ejército Mexicano y el Primitivo y Nacional Colegio de San Nicolás de Hidalgo (1999); el muralista Alfredo Zalce (2000); Club Monarcas Morelia (2001); Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (2002); doctor Héctor Orozco Zepeda y al maestro Luis González y González (2003); escritor y poeta Francisco Elizalde (2005); Instituto Tecnológico de Morelia (2006); exgobernador de Michoacán, Carlos Torres Manzo (2007); Abel Muñoz Orozco, destacado investigador en biogenética (2008).

Cabe señalar que en el 2004 la entrega de la presea se decretó desierta, pues en ese entonces la LXIX Legislatura, consideró que no había figura o institución alguna merecedora de la condecoración.

09/MGR/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com