Macarita Elizondo, única mujer en el Consejo General del IFE

Participación Política de las Mujeres
   Opina sobre la representación de la mujer en México
Macarita Elizondo, única mujer en el Consejo General del IFE
Por: Sandra Torres Pastrana
CIMAC | México DF.- 20/12/2008

El pasado 31 de octubre se integró el Consejo General del Instituto Federal Electoral. Más de la mitad de la población de México, constituida por mujeres, estará representada por una sola mujer, seis hombres y el consejero presidente, que ocuparán los principales puestos en este órgano gubernamental de toma de decisiones de gran importancia para la vida de las y los mexicanos.

Macarita Elizondo Gasperín, única mujer integrante del Consejo General del IFE, tomó posesión de su cargo como consejera electoral el pasado 15 de agosto. Durante la ceremonia la consejera del poder legislativo, diputada Marina Arvizú, del Partido Socialdemócrata, discutió nuevamente la falta de participación de las mujeres en este cuerpo colegiado.

Con el fin de que existiera paridad dentro de los órganos e instituciones políticas, como indica la ley, el proceso al interior del IFE mantuvo a diputadas, organizaciones de mujeres, académicas y feministas exigiendo desde sus inicios que los tres lugares para el Consejo fueran otra vez ocupados por mujeres.

Al final el Consejo General del IFE quedó integrado por ocho hombres y sólo una mujer, María Macarita Elizondo Gasperin, quien cuenta con un doctorado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y realizó un curso de especialización en justicia electoral impartido por el Tribunal Federal Electoral (TRIFE).

La ahora consejera del IFE pertenece a la Asociación Internacional de Derecho Procesal y a la Asociación Mexicana de Pedagogía, fue Magistrada Electoral Regional en la V Circunscripción Federal Electoral, de abril del año 2000 a abril de 2008; su último cargo antes de ser consejera electoral fue como directora de Difusión del Centro de Capacitación Judicial Electoral del TRIFE.

ÚNICA MUJER EN EL CONSEJO

En exclusiva para Cimacnoticias, Macarita Elizondo nos da su opinión y visión de la representación de la mujer en el país y su posición como única mujer dentro del Consejo General del IFE.

--¿Qué sentistecuando te enteraste que serías la única mujer en el Consejo?

-- Para mí es motivo de orgullo participar en el Consejo General del IFE, papel que me compromete con todas las mujeres del país y quienes podrán estar seguras de que estoy dedicada al cien por ciento en mi función, que no es nada sencilla en virtud de la acelerada dinámica que impusieron las reformas electorales al Instituto Federal Electoral.

-- ¿A qué atribuyes que la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja (Jucopo) haya decidido queen el Consejo sólo hubiera una mujer?

-- "El argumento fue en el sentido de que se coartaba el acceso y participación al género opuesto.

"En el proceso de selección de Consejeros en el que participé se escucharon voces de las diferentes fuerzas políticas, en el sentido de apoyar una integración del Consejo con tres mujeres, con la finalidad de asegurar a éstas su participación en la política. Sin embargo, hubo opiniones en contrario que sostenían que tal situación implicaba una restricción para el acceso a los aspirantes hombres y que, si ése era el propósito, desde la propia convocatoria se debió haber acotado que era exclusivamente para candidatas mujeres.

"Me hubiera gustado que en la nueva integración del Consejo se diera continuidad a la participación de mis antecesoras, es decir, que el espacio que dejaba una consejera fuera ocupado por otra mujer, pero la designación fue diferente y ahora, como la única mujer con voto integrante del Consejo General del Instituto Federal Electoral, me toca asegurar la participación de las mujeres en el órgano autónomo que organiza y vigila los procesos electorales en nuestro país".

DEMOCRACIA

-- ¿Cómo se puede hablar de democracia dentro de un instituto tan importante como el IFE, cuando no hay paridad en laelección de integrantes del Consejo?

-- En términos generales el común denominador de la población entendería por democracia el gobierno del pueblo para el pueblo, sin embargo el concepto ha ido evolucionando a lo largo del siglo pasado y del presente.

"En mi opinión la democracia es un fenómeno dinámico, esto en razón de que las sociedades han ido cambiando y ahora los sistemas democráticos han tenido que ir legislando sobre cuestiones que no existían en el pasado para afrontar la realidad, de ahí que no le atribuyamos adjetivos a la democracia como directa o representativa.

"Lo importante en la democracia es a quién le toca decidir y con base en qué procedimientos, no es una cuestión que se vea acotada por cuestiones de género, es una cuestión de construcción con la participación de la sociedad y sus representantes, en donde en el papel que ahora me toca desempeñar como Consejera Electoral tengo derecho de participar, con igual peso, en el proceso que conduce a la toma de decisiones del Consejo General del Instituto Federal Electoral".

DISPOSICIONES DEL COPIFE

-- El Cofipe ha sido reformado en tres ocasiones en cuestiones de equidad de género, la última manda que se multe a los partidos que no respeten las cuotas y excedan el 70 por ciento de representación de un solo género, pero los partidos prefieren pagar multas que respetar, ¿qué se debería hacer al respecto?

-- Las disposiciones en el Cofipe han sido fundamentales para alcanzar las metas a las que se ha arribado, pues no ha quedado sólo en la ley el mandato de promover la participación política en igualdad de oportunidades y equidad entre mujeres y hombres, sino que ha sido una realidad que las instituciones ya cuentan con la contribución de las mujeres en la conformación de distintos órganos.

"En materia electoral los avances se han dado de manera paulatina; a partir de 1996, año en que se inserta la llamada ‘Ley de Cuotas’ en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, ha habido un aumento paulatino, pasando de un 14 por ciento de representación de mujeres en 1995 al 16 por ciento en el 2000, mientras que para las elecciones de 2003 aumentó al 22 por ciento y en el 2006 no hubo ningún avance y se mantuvo el 22 por ciento.

"Entiendo como mujer la preocupación de que, sobre todo en las candidaturas que presenten los partidos políticos, se respete la cuota de género y por ello atenderé puntualmente que se cumplan tanto los principios democráticos de auto-organización de los partidos políticos como el de equidad de género, pues este último constituye un derecho adquirido de preferencia y no una mera expectativa de derecho que no está sujeta a convenios, renuncias o declinaciones a favor de terceros, toda vez que el espíritu de la ley asume una actitud incluyente que se traduce en una obligación a cargo de los partidos políticos".

DISCRIMINACIÓN POR SER MUJER

-- Cuando Jaqueline Peschard fue la única mujer en el Consejo y se enfrentó a una difícil situación: posicionarsus temas. Sufrió una serie de discriminaciones por ser mujer. ¿Crees que suceda lo mismo en tu caso?


-- Creo que hay mucho por hacer en materia de género, y eso nos toca a las mujeres trabajarlo. Es verdad que nos enfrentamos a un reto mayor por nuestra condición de mujer, es decir, tenemos que realizar un doble esfuerzo para que nuestra voz sea escuchada y sobre todo tomada en consideración.

"Ese no es el caso del actual Consejo General del IFE, afortunadamente, y en caso de que se suscitara una situación similar a la que me mencionas sería importante reflexionar en el sentido de que mi voto dentro del Consejo cuenta con igual peso en el proceso de toma de decisiones que el de los demás integrantes que conforman dicho Consejo".

-- ¿Cómo te has sentidoen tu trabajo, en el trato de tus compañeros yen las decisiones que se han tomado?

-- En este tiempo que he realizado ya mis funciones como Consejera Electoral me he podido percatar de la carga de trabajo con la que el IFE desarrolla sus actividades diarias, así como de lo valioso que es un minuto y un segundo en la vida de los Consejeros. Siempre he dicho que el tiempo juega un papel indispensable y con él que no podemos transigir, ese corre y no se detiene.

"Como todo cuerpo colegiado, la opinión de cada uno de los consejeros es importante y única, existe un trato de respeto entre sus integrantes, y en lo particular mi condición de mujer no es la que se antepone en mis intervenciones sino que es mi trabajo el que habla por sí mismo y el que me ha permitido darme a conocer entre mis compañeros y establecer con ellos una cordial relación, siempre con el ánimo de construir y de tomar de común acuerdo las mejores decisiones en favor del Instituto Federal Electoral, pues esa es nuestra misión".

BUSCAREMOS INCLUSIÓN DE CUOTA DE GÉNERO

-- En la próxima salida de consejeros, se dijo que se pondrían "a mano con las mujeres" con dos lugares más que ocuparon en el anterior Consejo Electoral. ¿Cómo ves el panorama al respecto?

--El próximo cambio escalonado en la integración del Consejo General del IFE, está previsto para el año 2010con la salida de los Consejeros Virgilio Andrade Martínez, el Marco Antonio Gómez Alcántara y el Arturo Sánchez Gutiérrez, quienes cumplirían el plazo legal de 7 años para los que fueron designados el 31 de octubre de 2010.

"Por lo tanto en lo futuro se espera una nueva conformación del Consejo General, en donde resultaría importante la inclusión de cuota de género, máxime cuando el Instituto Federal Electoral es el órgano garante de tal condición en la conformación de los órganos legislativos".

-- Finalmente, ¿cómo posicionar los temas de importancia para las mujeres dentro del Consejo y darle a todos los asuntos que lo ameriten una perspectiva de género y de equidad para la mujer?

-- Ésa fue precisamente una de las inquietudes que llevó al Instituto Federal Electoral a la creación de la Comisión Temporal para la elaboración de un Programa integral en contra de la discriminación y a favor de la equidad laboral y de la cultura democrática.

"Yo presido esa Comisión a partir del 21 de agosto y desde ahí pretendo llevar a la mesa, entre otros asuntos, aquéllos vinculados a la equidad de género, sobre todo para poder formular propuestas que abran espacios para la mujer y se precise su situación dentro de un marco jurídico que sea acorde a los compromisos internacionales adquiridos en materia de derechos humanos de las mujeres.

"Sin embargo, he de precisar que la Comisión para la elaboración de un Programa Integral en contra de la discriminación y a favor de la equidad laboral y de una cultura democrática en el IFE tiene una amplia materia de análisis.

"No sólo se tendrá en cuenta cuestiones de género, pues si bien cuando hablamos de discriminación algunos centran el tema en razón de la condición de mujer y hombre, los trabajos abarcan cuestiones de origen étnico o racial, de edad (en lo que se refiere a adultos mayores), de capacidades diferentes, de discriminación en atención a la condición social, a las condiciones de salud, al estado civil, a las preferencias, a las opiniones o a la religión que se profese, sin que esto sea un catálogo limitativo, sino meramente enunciativo".

08/ST/VR/CV