Migración
   Cifras en el Día Internacional del Migrante
En Guerrero, 5 900 jornaleros migrantes de septiembre a noviembre
Por: Redaccion
CIMAC | México, DF.- 18/12/2008 A ocho años de que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas proclamó conmemorar cada 18 de diciembre el Día Internacional del Migrante, en México y Guerrero no existen políticas públicas certeras que impidan a mujeres, hombres y niños indígenas de La Montaña, abandonar sus comunidades para buscar, fuera del estado, las condiciones adecuadas que les permitan acceder a una vida digna.

Por el contrario, cada año se amplía más el contingente de familias que se ven obligadas a migrar porque no encuentran en sus pueblos alternativas para el desarrollo y para garantizar su subsistencia, informó un comunicado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlalchinollan.

Así lo demuestran las cifras que tiene el Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña, que en esta temporada alta de migración que va de septiembre a noviembre, registró la salida de 5 mil 901 indígenas, de los cuáles 3 mil siete son mujeres y 2 mil 894 son hombres, y entre los que se encuentran 420 niñas y niños menores de 1 año de edad. Todos ellos presentan severos problemas de desnutrición y enfermedades crónico-degenerativas.

POBLACIÓN VULNERABLE

Este fin de año es un fin de año trágico para los pueblos de La Montaña porque hay una marcha silenciosa hacia los campos agrícolas donde las condiciones laborales son pésimas y lo peor de todo es que las autoridades siguen estando ausentes de esta situación de marginación que enfrentan los indígenas que provienen principalmente de Metlatónoc, Cochoapa el Grande, Copanatoyac, Tlapa, Atlamajalcingo del Monte, Malinaltepec, Acatepec, Zapotitlán Tablas, Iliatenco Atlixtac, Alpoyeca, Alcozauca, Xalpatláhuac, Tlacoapa, Chilapa, municipios que presentan un alto grado de pobreza.

Asimismo no hay ningún acompañamiento ni mucho menos intervención ante las autoridades de los estados receptores de mano obra, lo que ha ocasionado que la población más vulnerable de Guerrero quede inerme ante los empresarios y sean víctimas de tratos crueles y de una sobreexplotación de su fuerza de trabajo en los campos agrícolas de Sinaloa, Sonora, Baja California, Chihuahua, Zacatecas y Morelos.

Otro hecho importante es el retorno de migrantes que están regresando de Estados Unidos porque han sido despedidos del trabajo ante la crisis económica mundial y porque no ven posibilidades de que en este invierno puedan seguir cubriendo el pago de la renta de los departamentos que habitan o cubriendo los gastos de la escuela y para la subsistencia de las familias.

Es falso lo que han declarado las autoridades federales de que la gente permanecerá en Estados Unidos porque sabe que no va a encontrar en su país fuentes de trabajo, porque la realidad es que en el vecino país se vuelve la vida más cruel y al no tener trabajo es inviable su estancia y su sobrevivencia como migrantes porque se les criminaliza y discrimina.

CONDICIONES ADVERSAS

Las cifras del Centro Tlachinollan dan cuenta del viacrucis que enfrenta la población indígena de La Montaña en el vecino país, pues tan sólo en 2008 se atendieron 103 casos, de los cuales 24 estuvieron relacionados con detenciones como presuntos responsables de algún delito, 19 con deportaciones, a otros 19 se les auxilió en el trámite de documentos (envío de documentos personales, actas de nacimiento, pasaportes), a 17 con cuestiones de ubicación de familiares, pensiones, custodias, 14 fueron asesorados en el traslado de cuerpos, seis por desapariciones en el desierto o la ciudad y otros cuatro por privación de libertad.

También registramos que los estados donde ocurrieron estos casos son Florida, Tenesse, Atlanta, Nueva York, Virginia, Carolina del Sur, Nueva Jersey, Alabama, California, Washington D.C, Arizona, Maryland, Kentucky, Missouri, Minnesota, Carolina del Norte, Luissiana, Texas, Pennsylvania, Nuevo México.

Ante estas situaciones, las familias más pobres de La Montaña enfrentan un doble drama porque por un lado cargan con la ilusión de encontrar trabajo fuera de Guerrero y se topan con la tragedia y el maltrato, y por el otro, las familias y sobre todo los jóvenes, están retornando a la región con el precario patrimonio que lograron acumular durante su estancia en Estados Unidos para enfrentarse a la cruda realidad de La Montaña

En este sentido, el Centro de Derechos Humanos, en el marco del Día Internacional del Migrante, urge al gobierno federal y de Guerrero la implementación de políticas orientadas a garantizar los derechos laborales de las y los migrantes y la creación de instancias estatales que se avoquen a dar seguimiento a la compleja problemática de los migrantes y que sea un espacio que brinde atención a sus demandas.

Pide también el establecimiento de convenios con los estados receptores de mano de obra para velar por los derechos de la población migrante sobre todo los jornaleros agrícolas y erradicar las condiciones de explotación que actualmente se mantiene en las empresas agroindustriales.

Asimismo, pide se garantice la atención a la salud de niñas, niños y mujeres que se encuentran en situaciones deplorables a consecuencia de la discriminación; y velar porque tengan un acceso efectivo a la educación tomando en cuenta su situación sociocultural.

08/VRI/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com