Reforma migratoria, ausente en debates de Obama y McCain

Migración
   Demócrata apoya derecho a decidir de las mujeres
Reforma migratoria, ausente en debates de Obama y McCain
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU..- 16/10/2008

El tema de la reforma migratoria en Estados Unidos no se mencionó en ninguno de los tres debates presidenciales. Ni Obama ni McCain hablaron del futuro de 12 millones de mujeres y hombres sin documentos que viven en los Estados Unidos.

No hablaron de ellas y de ellos, pese a la petición de las comunidades de inmigrantes, que solicitaron a ambos candidatos en repetidas ocasiones abordar el tema migratorio. Y todo parece indicar que las y los residentes indocumentados continuarán viviendo en las sombras, con los miedos y temores de ser deportadas y deportados, separados de sus familias. Y que continuarán sufriendo las temidas redadas.

La televisora Univisión simplemente dijo: sólo hubo "oídos sordos" a este reclamo.

En el tercer y último debate, celebrado en la Universdad Hofstra, en Hempsters, Nueva York, los candidatos confrontaron sus diferencias en torno a la crisis financiera, impuestos, déficit fiscal, guerra, aborto y Tratados de Libre Comercio, pero no hablaron sobre migración.

12 MILLONES EN EL ANONIMATO

"Me parece una terrible tragedia que el tema no haya sido tratado en ninguno de los tres debates presidenciales", dijo a Univisión Angélica Salas, directora de inmigración de la Coalition for Humane Immigrant Rights de Los Ángeles (CHIRLA). Expresó que Obama y McCain "han ignorado el sufrimiento y la vida de más de 12 millones de personas que están sin papeles en Estados Unidos."

Con voz quebrantada y el enojo a flor de piel, Salas agregó que al igual que "Joe el plomero", citado por McCain, "entre las y los inmigrantes indocumentadas e indocumentados hay también miles de personas como él, madres y padres de ciudadanos estadounidenses que han dado todo por el engrandecimiento de los Estados Unidos y que merecen ser considerados".

Juan José Gutiérrez, del Movimiento Latino USA, en Los Ángeles, California, dijo que "fue desagradable que no se haya tocado el tema de la inmigración" un asunto que "debe ser tratado con la seriedad que merece el caso".

Y agregó: "Para quienes estamos a favor de la reforma migratoria amplia, con vías a la documentación, es sumamente decepcionante que ni Obama ni McCain hayan hablado anoche de las y los indocumentadas e indocumentados".

UN SILENCIO CÓMPLICE

Gutiérrez considera que "el silencio migratorio fue condicionado por los asesores de ambos candidatos, pero que el tema "van a tener que tocarlo en el 2009". Sin embargo, expresó que para que eso ocurra, "depende de lo que hagamos los grupos nacionales que defendemos los derechos de los y las inmigrantes en los Estados Unidos".

En San Diego, al sur de Los Ángeles, Lilia Velázquez, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), afirmó que el silencio de los dos candidatos sobre el tema de la reforma migratoria es "lamentable".

"Lo hicieron de manera estratégica. Ambos sabían muy bien que abordar el tema en un foro publico como éste y a estas alturas del juego, podía significar un suicidio político", indicó.

Para los comicios del martes 4 de noviembre están calificados para votar 18 millones de latinos y latinas. En las elecciones presidenciales del 2004 votaron 7.5 millones. Se espera que este año participen 10 millones de votantes de origen hispano.

DERECHO AL ABORTO, TEMA POLÉMICO

En lo que respecta al tema del aborto, NARAL Pro-Choice América, en voz de su presidenta Nancy Keenan, afirmó en un comunicado de prensa que "esta noche, las y los estadounidenses, vimos la clara diferencia entre los senadores Barack Obama y John McCain cuando abordaron el tema de los derechos de elegir.

"El senador Obama reiteró su posición de compromiso de libertad de la privacidad de la reproducción de las mujeres. Además, el senador Obama también delineó cómo uniría en un solo sentido, en un camino común, acciones para mejorar el cuidado de la salud de las mujeres y las opciones y prevenciones de embarazos no planeados.

"En lo que respecta a McCain, volvió a hacer su llamado para echar abajo la Roe v. Wade. Eso no es un secreto. McCain siempre ha votado en contra del derecho a elegir de la mujer por más de 25 años, e incluso ha votado en contra del control de la natalidad, que es uno de los mejores caminos para reducir abortos. McCain representa la hipocresía de la visible política de ataque de la cual los estadounidenses estamos cansados" concluyó Nancy Keenan.

08/LPB/VR/GG