Zona de Reflexión
Focos rojos en el presupuesto para mujeres
Por: Lucía Lagunes Huerta*
CIMAC | México.- 22/07/2008 Resulta ser que sin ninguna explicación de por medio, la Secretaría de Salud decidió recortar 50 millones de pesos al presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados a los refugios para las sobrevivientes de violencia de género, por lo que el presupuesto efectivo, hoy, es de sólo 150 millones para 55 refugios en todo el país.

Podría parecer poca cosa, sin embargo esto prende un foco rojo sobre el ejercicio efectivo de los recursos para las mujeres: ¿qué pasa con los presupuestos después que son asignados por los representantes populares y de la federación?, ¿bajo qué criterios las dependencias mueven a "discreción" millones de pesos de nuestras contribuciones?
Desde que las feministas iniciaron la lucha por la etiquetación de recursos para los programas de las mujeres resultó que, en algunas dependencias, se les hizo fácil usar este dinero como "cajas chicas", recursos que se ejecutaban pero no en lo que desde las Cámaras se había destinado.

Ejemplo de esta discrecionalidad es el Programa de becas para madres y jóvenes embarazadas, creado en diciembre de 2001 a iniciativa de la comisión de Equidad y Género con el fin de que no interrumpieran sus estudios, al que se le designaron cinco millones de pesos para el ejercicio del 2002. Los dineros "desaparecieron". Y, en su momento, la Secretaría de Educación Pública argumentó que la Secretaría de Hacienda nunca le transfirió los recursos.

La historia se repitió nuevamente en 2003, cuando el programa de becas tuvo un incremento de 350 por ciento, al alcanzar 45 millones de pesos. Del dinero nadie supo. La SEP nunca los ejerció, dijo, "por falta de una entidad administrativa que se hiciera cargo".

Hoy los refugios que atienden a las sobrevivientes de violencia y su descendencia tiene 50 millones menos porque así lo decidió la Secretaria de Salud. A mitad del año se sabe que los recursos aún no bajan en su totalidad y que es probable que no lleguen a todos los refugios. En ese estira y aflojan están ahora.

Dentro del presupuesto aprobado en diciembre de 2007 se acordó hacer una evaluación trimestral de los recursos asignados a los programas para atender a las mujeres y a dos leyes, la de Igualdad entre mujeres y hombres de 2006 y la General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es decir que para este mes las diputadas de la Comisión de Equidad y Género ya habrán tenido dos encuentros con la Secretaría de Hacienda para "checar" los presupuestos.

Seguramente habrán encontrado la razón del recorte de los 50 millones al presupuesto aprobado en el Congreso. Esperemos que existan explicaciones válidas y no suceda lo mismo que con los 30 millones de pesos de nuestros impuestos que Luis Pazos, hoy funcionario con Felipe Calderón, violando todas las leyes le dió a Provida a través de la propia Secretaria de Salud.

Durante años los refugios han cubierto una necesidad que no ha cubierto el Estado: la atención a las sobrevivientes de violencia de género.

En 2006 la Red Nacional de Refugios integrada por 48 refugios, de los 55 existentes en todo el país, protegió a 13 mil 440 mujeres y sus hijas e hijos y atendió a 43 mil personas que viven violencia.

Sin lugar a dudas, el Secretario de Salud tiene que explicar este recorte para que la ciudadanía, y especialmente las ciudadanas, sepamos el porqué de este recorte.
lagunes28@yahoo.com.mx

* Periodista y feminista mexicana, Secretaria Ejecutiva en Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC).







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com