El cuerpo de Marta, asesinada en EU, llegó un mes después a Guerrero

DERECHOS HUMANOS
   Común, que SRE y consulados demoren trámites
El cuerpo de Marta, asesinada en EU, llegó un mes después a Guerrero
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 21/07/2008

Marta Alatorre González, de 27 años de edad, migrante indígena Na´savi (mixtecos) de La Montaña de Guerrero, fue asesinada por un compañero de trabajo en Henderson, Kentucky, Estados Unidos el pasado 18 de junio, pero su cadáver fue llevado a su comunidad, Xochapa, municipio de Alcozauca, hasta el 15 de julio.

La tardanza en el traslado de su cuerpo es un hecho común, derivado de la falta de una política migratoria binacional entre Estados Unidos y México y la escasa comunicación entre dependencias de gobierno, señala Margarita Nemecio, coordinadora del Área de Migrantes del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, de acuerdo con un comunicado del organismo.

En el mismo hecho donde perdió la vida Marta Alatorre, dentro de la fábrica donde laboraba, también murieron sus vecinos Soledad Rodríguez González y Adán Ávila Villanueva y ambos de 22 años de edad, pero por las mismas demoras de los trámites en las dependencias, el cuerpo de la mujer llegó hasta Xochopa el sábado 19 de julio y de él hasta el 16 de julio.

Esta situación ha sido enfrentada por familiares de seis indígenas Na´savi que murieron por diversas causas entre junio y julio de este año en EU y eran originarios de Alcozauca y Cochoapa el Grande, este último municipio considerado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como uno de los más pobres en México por las altas tasas de marginación y de pobreza extrema que presenta, explicó Margarita Nemecio.

La Montaña de Guerrero es considerada como la región con un mayor rezago económico y social en la entidad, y guarda los municipios más marginados del país, como Metlatónoc y Cochoapa el Grande, ambos ubicados en los primeros lugares de las cifras de mortalidad materna. Las condiciones de pobreza y el abandono de las autoridades al campo, son algunas de las causas que obliga a los indígenas a emigrar a EU.

En total, de enero a julio de 2008, han sido 12 los decesos de indígenas migrantes ocurridos en EU. No obstante, resaltó Nemecio que la evidente falta de comunicación que hay entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y los consulados en Estados Unidos provocan que haya una "gran demora" en la gestión y servicios de traslados funerarios, que en todos los casos no pueden ser asumidos por los familiares porque el costo oscila entre los 20 y 30 mil pesos.

Dijo Margarita Nemecio que por esta situación los cuerpos sin vida son trasladados a sus comunidades de origen en un periodo que puede ir de 20 días hasta un 1 mes. Indicó que, aunado a esto, la falta de coordinación entre las dependencias de gobierno impide a los familiares o deudos saber el estado que guardan los casos.

Nemecio insistió en que lo anterior evidencia que urge una política migratoria binacional, porque las y los migrantes en Estados Unidos realizan actividades sin la protección de ningún derecho laboral, lo que equivale a decir que no tienen la condición de seres humanos y, por ello, cuando sufren un accidente de muerte, no existe ninguna norma o ley que los proteja para garantizar que por lo menos sean trasladados en condiciones de dignidad y que además garantice alguna seguridad económica para sus familiares o deudos.

Resaltó que es tan notorio el estado de indefensión en que los migrantes laboran, que con ello queda demostrado cómo las autoridades conculcan flagrantemente todos los tratados internacionales, que protegen los derechos de los trabajadores migrantes, como la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y sus Familiares, que ha sido ratificada por el Estado mexicano.

CIFRAS

Tlachinollan registró que tan sólo de enero a diciembre de 2007, ocurrieron 19 decesos de indígenas, de los cuales gestionó el traslado de 14 cuerpos que en su mayoría eran originarios de Metlatónoc, Cochoapa el Grande, Tlapa, Atlamajalcingo del Monte y Alcozauca, y que fallecieron entre otras cosas por problemas de salud, riesgo de trabajo, muerte accidental, accidente por tránsito vehicular y un ahogamiento.

Los decesos se presentaron principalmente en ciudades como New York, Atlanta, California, Carolina del Norte, Texas y Virginia, en Estados Unidos.

En cuanto a las 12 defunciones que se presentaron en el primer semestre de este año, los migrantes provenían de Xalpatláhuac, Tlapa, Alcozauca, Cochoapa el Grande y Metlatónoc y su muerte fue por cuestiones ligadas de salud, homicidio, accidente por tránsito vehicular y dos por ahogamiento. Estas muertes ocurrieron en Indianapolis, New York, Carolina del sur, Florida Tennessee, California y Atlanta, todos en EU.

OTROS CASOS

Afirma Margarita Nemecio que otros casos por el que los familiares enfrentaron trámites engorrosos fueron los de Rafael Mercenario Moreno, originario de Cochoapa el Grande, y Javier García Ramírez, que vivía en Metlatónoc, Ambos murieron el 6 de julio de este año, ahogados en un río de Versaillers, Kentucky, pero sus cuerpos llegaron apenas ayer 20 de julio.

Indicó que el caso que está todavía aún más lento es el de Felipe Ramón, Vázquez de 18 años de edad, quien era originario de Yosondacua del Carmen Cochoapa el Grande y que murió en un accidente automovilístico en Montgomery, Alabama, el 29 de junio de 2008. Mencionó que de éste, en definitiva, "no hay avances y los familiares están sumamente desesperados".

08/GG