No avanza la equidad en la reforma electoral de Sonora

Participación Política de las Mujeres
   Observatorio Ciudadano de la Paridad y la Equidad
No avanza la equidad en la reforma electoral de Sonora
Por: Silvia Núñez Esquer/corresponsal
CIMAC | Hermosillo, Son..- 30/06/2008

El Observatorio Ciudadano de la Paridad y la Equidad en Sonora, conformado por organizaciones de mujeres de la sociedad civil, emitió un pronunciamiento sobre las reformas aprobadas el pasado 22 de mayo al Código Estatal Electoral del Estado de Sonora (CEES).

En el comunicado, firmado por la Secretaria Técnica Gregoria Ochoa Monge, y las y los consejeros, entre quienes se encuentran la doctora Marcela Lagarde y de los Ríos, Laura Carrera Lugo y Leticia Burgos Ochoa, el Observatorio considera que la reforma al CEES ha sido sólo una enmienda al Código federal, sin ningún impacto en el avance hacia la democracia paritaria.

Advierten en su análisis que si bien la Constitución Política del estado de Sonora es una de las más avanzadas en la materia, ya que establece mecanismos para lograr la equidad, la paridad y la alternancia de género, también la restringe, al exceptuar en el mismo ordenamiento constitucional la paridad en los casos en que se defina una candidatura de mayoría relativa por democracia directa, lo que ha limitado el acceso efectivo de las mujeres al poder político de la entidad.

La limitación en el ordenamiento constitucional se reproduce en el CEES, al crearse la figura de diputaciones de minoría no establecida. Con ella se disminuyen las posibilidades de inclusión de las mujeres en la lista de representación proporcional para el Congreso local, limitada a doce curules, dice el análisis.

El organismo ciudadano lamenta que en cuanto a la representación indígena ésta resulta aún más grave, ya que por usos y costumbres no se aplican en la práctica los criterios de equidad ni se promueve la paridad ni alternancia de género en la renovación de la representación a escala municipal y estatal.

En Sonora, la norma electoral es restrictiva en cuanto a la participación política de las mujeres y en nombre de la democracia directa se ha excluido de la representación política a la mayoría del electorado en Sonora, considera el Observatorio.

Advierte también la necesidad urgente de replantear la discusión tanto del ordenamiento constitucional como de su Ley reglamentaria, para sostener una congruencia con ambos preceptos legales y mantener el espíritu original del legislador.

Éste se refiere a dotar de las normas suficientes para impulsar la participación de las mujeres con criterios de equidad, promoviendo la paridad y alternancia de géneros tanto en la conformación de los órganos electorales, como estableciendo a los partidos políticos la obligación de aplicar estos criterios en la postulación de candidaturas a los diversos cargos de elección popular.

El Observatorio reconoce que aún con los inconvenientes legales que restringen el acceso de las mujeres al poder político en la entidad, resulta plausible que con la norma actual se esté logrando a nivel municipal una mayor participación y un mayor acceso de las mujeres en las responsabilidades públicas locales.

Considera también un acierto que la norma decrete a los partidos políticos a destinar recursos de sus prerrogativas para la promoción y capacitación de la ciudadanía y la militancia en género, lo que redundaría en una mayor calidad legislativa de hombres y mujeres al servicio público.

El Observatorio Ciudadano para la Paridad en Sonora anunció que mantendrá una vigilancia sin precedente en el cumplimiento de las normas electorales para que los partidos políticos y los órganos electorales cumplan y se afanen en la promoción, en la participación política y el acceso de las mujeres al poder de la entidad.

08/SNE/GG