La clase política menosprecia aún capacidad de las mujeres

Participación Política de las Mujeres
   Ningún espacio ganado es concesión, sino lucha
La clase política menosprecia aún capacidad de las mujeres
Por: Sandra Torres y Carolina Velázquez
CIMAC | México DF.- 23/06/2008

Aún con la llamada "ley de cuotas", aprobada en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) en 1996 y reformado en 2002, actualmente las mujeres en México apenas alcanzan el 22 por ciento de la representación en el Congreso y sólo hay 3.4 por ciento de presidentas municipales.

En el Poder Legislativo la participación femenina ha ido creciendo con lentitud, característica común en los tres principales partidos políticos, pues la mayoría de legisladoras ha llegado por vía de la representación proporcional, es decir, el sistema de cuota de género.

Los obstáculos que enfrentan en su vida partidaria y en el ejercicio de su cargo se analizan en "Límites y desigualdades en el empoderamiento de las mujeres en el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD)".

El trabajo, de Ma. Luisa González Marín, publicado en abril de este año, retoma los datos de la participación de las mujeres en las Cámaras y Consejos Nacionales de estos tres partidos, de 1977 a 2006, y revela la escasa participación femenina: la legislatura mejor situada fue la LIX y sólo alcanzaron el 22.8 por ciento de representación.

El estudio, auspiciado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), arroja datos de una encuesta realizada entre 112 de 300 legisladoras, para detectar los elementos fundamentales de la discriminación, incluso los obstáculos más sentidos por ellas.

La encuesta toca 16 aspectos, los más relevantes: antecedentes de participación política, dificultades que enfrentan, papel de la ideología política en la familia y las relaciones de pareja, factores que determinaron la postulación, incidencia del partido en las dificultades para ascender al cargo, factores que inciden en la formación de las líderes, participación en las comisiones parlamentarias, discriminación de género durante su carrera política, existencia de acoso sexual y expectativas de su carrera política.

Las legisladoras señalan que sufren discriminación y que los obstáculos más fuertes se dan dentro de su partido y las cámaras: 64 por ciento aceptó ser discriminada en su partido y 70 por ciento a nivel Parlamentario.

Según el trabajo de González Marín, la mayoría de las mujeres llegaron al poder no por sus cualidades, sino por pertenecer a una corriente de su partido, lazos familiares o porque no había otra mujer que quisiera ocupar el cargo. Las legisladoras completamente ligadas a la ideología familiar fueron: PRI 46 por ciento, PAN 58 por ciento y PRD 41 por ciento.

Además, agrega, una cosa es ser candidata y otra alcanzar el escaño parlamentario.

Sobre las dificultades durante y después de su postulación a nivel Parlamentario, 37 por ciento dijo que falta apoyo de sectores de su partido, 28 por ciento manifestó que los candidatos hombres se manifiestan en su contra, 23 por ciento minimiza su figura y 13 por ciento señalaron inequidad de candidatos en la campaña.

Los obstáculos más mencionados por las legisladoras son: escasa valoración a su experiencia, preparación y capacidad; menosprecio a su trabajo político; descalificaciones y comentarios despectivos de los legisladores; postulación sólo para cumplir con las cuotas que marca Cofipe.

Existe también la exclusión en la toma de decisiones de las comisiones más importantes de las cámaras, hay una mentalidad machista de los legisladores, inequidad de género entre los militantes de su partido y no se toman en cuenta sus propuestas.

Otros resultados de la encuesta son: a la familia le perciben como un ámbito de apoyo básico, en el aspecto ideológico y en el ejercicio del cargo.

La mayoría se consideran mujeres seguras de sí mismas, bien preparadas y capaces de ejercer el puesto. Y las principales razones de su participación política tienen que ver con la necesidad de solucionar los problemas del país, mejorar el sistema y por ímpetu personal, sólo un pequeño porcentaje opinó que para mejorar la situación de las mujeres.

INICIATIVA

Actualmente, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en su Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, carece de cualquier medida que garantice una mínima representación con base en la proporcionalidad de género, en la integración de las comisiones ordinarias y especiales, señala González Marín.

Ante esto, la diputada federal Elsa Conde, del Partido Alternativa Socialdemócrata, sometió a consideración del pleno de la Cámara, en noviembre de 2006, la iniciativa para reformar el Artículo 43 de la Ley Orgánica del Congreso, con el fin de alcanzar la igualdad de oportunidades, que desde hace décadas vienen realizando las mujeres, y sus incipientes avances.

LAS CUOTAS

Las llamadas "leyes de cuotas" son acciones afirmativas de carácter temporal que permiten de manera gradual eliminar obstáculos y garantizar la igualdad de oportunidades a sectores que históricamente han sido discriminados.

En Latinoamérica y África estas cuotas han permitido que haya, en promedio, 5 por ciento más mujeres en parlamentos en los últimos 10 años.

En Suecia, la representación parlamentaria femenina aumentó significativamente: 43 por ciento del parlamento son mujeres. En Dinamarca hay 38 por ciento de legisladoras, en Finlandia 37.5 por ciento y en Países Bajos 36 por ciento.

Rwanda es el mejor ejemplo de la aplicación de las acciones afirmativas. En 10 años, de contar con 4 por ciento de mujeres en la Cámara baja, tiene ya 49 por ciento, según el Informe de la Comisión del Estado de las Mujeres elaborado por la ONU en marzo de 2006.

Pero ninguno de los espacios de representación popular ocupados por mujeres tanto en la política en general, como en la Cámara de Diputados son graciosa concesión, señala la diputada Elsa Conde, en su estudio "Acciones afirmativas y paridad, para el avance de las mujeres". Estos espacios se han forjado a través de muchos años de lucha, enfatiza.

08/STPyCV/GG