• user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.*,v.weight AS v_weight_unused FROM term_node r INNER JOIN term_data t ON r.tid = t.tid INNER JOIN vocabulary v ON t.vid = v.vid WHERE r.vid = 47754 ORDER BY v.weight, t.weight, t.name in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 640.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.* FROM term_node r INNER JOIN term_data t ON r.tid = t.tid INNER JOIN vocabulary v ON t.vid = v.vid WHERE r.vid = 47754 ORDER BY v.weight, t.weight, t.name LIMIT 0, 1 in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/sites/all/modules/pathauto/pathauto.tokens.inc on line 62.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.tid, t.* FROM term_data t INNER JOIN term_node r ON r.tid = t.tid WHERE t.vid = 4 AND r.vid = 47754 ORDER BY weight in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 621.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.tid, t.* FROM term_data t INNER JOIN term_node r ON r.tid = t.tid WHERE t.vid = 2 AND r.vid = 47754 ORDER BY weight in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 621.
Participación Política de las Mujeres
   Último mensaje como candidata a la nominación demócrata
Hillary, las mujeres y el agrietado techo de cristal
Por: Leticia Puente Beresford*
CIMAC | México DF.- 17/06/2008 Considerada por muchas mujeres estadounidenses como la vía para hacer realidad, desde el más alto nivel del poder político, las reivindicaciones feministas, Hillary Rodham Clinton no logró la nominación presidencial del Partido Demócrata.

Por eso el 7 de junio, en su último mensaje en el National Bulding Museoum, donde aceptó su derrota y sumó su apoyo a Barack Obama, la senadora reconoció el papel de las mujeres en la lucha por sus derechos políticos y dejó en claro que su candidatura significó un avance para las mujeres.

Fue un discurso interpretado por muchas como una lección, una síntesis de su participación y la evidencia de que, gracias a ella, ser mujer no será un impedimento para alcanzar la presidencia de ese país. Traducido por Leticia Puente Beresford, corresponsal de Cimacnoticias en Nueva York, esto es parte de lo que dijo aquel sábado.

Estoy muy agradecida, dijo Hillary, con la gente joven, como Ann Riddle de 13 años de edad, de Mayfield, Ohio, quien ha estado ahorrando por dos años para ir a Disney World, y decidió usar sus ahorros para viajar a Pensilvania con su mamá para ser voluntarias…

Con todas las mujeres en sus 80 y 90 años que nacieron antes de que la mujer pudiera sufragar y votaron por nuestra campaña. Ya les he dicho antes acerca de Florence Steen, de South Dakota, de 88 años de edad, quien le insistió a su hija le llevara una boleta a su cama en el asilo. Su hija y su amiga pusieron una bandera de Estados Unidos detrás de la cama y le ayudaron a llenar la boleta.

Ella murió poco después. Y, de acuerdo a la ley del estado, su boleta no contó, pero su hija dijo a un reportero que a su padre, un cowboy de mal genio, no le gustó cuando escucho que el voto de su madre no contaría. Él no votó durante los 20 años anteriores, pero lo hizo en esta ocasión en lugar de su esposa.

Dieciocho millones de ustedes, de todos los caminos de la vida, mujeres y hombres, jóvenes y ancianos, latinos y asiáticos, afroamericanos, caucásicos, ricos, pobres y clase media, gay y heterosexuales, ustedes han estado fuertes conmigo y continuaré de pie fuerte con ustedes, todo el tiempo, en todo lugar de todas las formas que pueda. El sueño que compartimos está peleando valiente por ello.

Recuerden, nosotros peleamos por la madre soltera con su pequeña hija, haciendo malabares con escuela y trabajo. Ella me dijo: Estoy haciendo todo esto para ser mejor y por ella. Peleamos por la mujer que tomó mi mano y me preguntó: ¿Qué es lo que vas a hacer para asegurar que tenga seguro medico? Y empezó a llorar porque aun teniendo tres trabajos, no puede contar con seguro.

Peleamos por todos los que perdieron sus trabajos y servicio médico, por quienes no pudieron comprar gasolina, comida y colegio. Por quienes fueron invisibles a su presidente estos siete años.

Entré a esta contiendo porque tengo una vieja convicción: que el servicio publico es el de ayudar a la gente a resolver sus problemas y vivir sus sueños.

El camino para continuar nuestra pelea ahora, para lograr nuestras metas por las cuales luchamos, es tomar nuestra energía, nuestra pasión, nuestra fortaleza y hacer todo lo que podamos hacer para ayudar a elegir a Barack Obama como el próximo presidente de los Estados Unidos.

Hoy, al suspender mi campana, lo felicito en su victoria en la extraordinaria competencia. Le doy mi total apoyo. Y los exhorto a acompañarme y trabajar fuerte para Barack Obama como lo hicieron conmigo.

Todos queremos una economía que sustente el Sueño Americano, la oportunidad de trabajar fuerte y contar con trabajos que recompense, ahorrar para el colegio, una casa, retiro, poder costear la gasolina, comida y contar con un poco más al final del mes. Una economía ascendente, que lleve en ascenso a toda la gente y asegure prosperidad distribuida y compartida.

Todos queremos un sistema de cuidado de salud universal, de alta calidad y asequible para que los padres no tengan que escoger entre el cuidado de sus hijos o estancarse hasta la muerte en sus trabajos simplemente por mantener su seguro.

Esto no es solo un problema para mí, es una posición y una causa, y es una pelea que deberá continuar hasta que cada estadounidense tenga su seguro, sin excepciones, sin excusas.

Todos queremos una America definida profunda y completamente igual, desde los derechos civiles hasta los derechos laborales, desde los derechos de las mujeres hasta los derechos gays. Terminar la discriminación hasta la promoción de la unidad, proveyendo ayuda para el más importante trabajo, es decir, el cuidado de nuestras familias…

COMANDANTE EN JEFE

Cuando empezamos, la gente se hacía las mismas preguntas: ¿puede una mujer realmente servir como Comandante en Jefe? Bueno, pienso que esa ya la contestamos.

Y, ¿puede un afroamericano realmente ser nuestro presidente? El senador Obama ya contestó esa también.

Cuando me preguntaban lo que quería decir contar con una mujer contendiendo por la presidencia, siempre di la misma respuesta: que estaba orgullosa de contender como mujer, pero estaba en la carrera, pensé que sería la mejor presidenta. Pero soy una mujer y, como millones de mujeres, sé que existen aún barreras e influencias, frecuentemente inconscientes, que afectan.

Quiero construir un país que respete y abrace el potencial de cada una de nosotras.

Contendí, como hija, beneficiada con oportunidades que mi madre nunca soñó. Contendí, como madre, con preocupaciones acerca del futuro de mi hija y como madre que quiere liderar a todos los niños y niñas para que brillen en sus mañanas. Construir un futuro donde las mujeres y los hombres disfruten de oportunidades igualitarias, igual salario e igual respeto.

Resolvamos y trabajemos para lograr esas simples proposiciones. No hay límites aceptables y no hay prejuicios aceptables en el Siglo XXI.

Ustedes pueden estar orgullosas de que, de hoy en adelante, para una mujer será común ganar victorias primarias estatales. Será común tener a una mujer cerca de la contienda para ser nuestra nominada. Será común pensar que una mujer pueda ser presidenta de los Estados Unidos. Eso será completa y verdaderamente común.

Para aquellas que están decepcionadas porque no pudimos completar el camino, especialmente a la población joven que puso mucho en esta campaña, les digo que romperán mi corazón si en esta caída de mi meta de algún modo les desanimé en las suyas. Siempre apunté alto, trabajé fuerte y cuidé profundamente nuestra convicción en ello.

Cuando tropiecen, continúen peleando. Cuando las derroten, levántense. Y nunca escuchen a nadie que les diga tú no puedes o no deber seguir adelante. Si ha podido suceder que 50 mujeres hayan dejado la tierra para ir al espacio, lograremos algún día lanzar y contar con una mujer en la Casa Blanca.

Y aunque no pudimos en esta ocasión destrozar, hacer añicos el más alto y duro techo de cristal, gracias a ustedes, con su voto, le hicimos 18 millones de grietas. Y la luz está brillando más, como nunca antes, llenándonos de esperanza y de conocimiento, seguras de que el camino será un poco fácil la próxima vez. Eso siempre significará el progreso histórico de Estados Unidos.

Piensen en las sufragistas de Seneca Falls, en 1848, y en aquellas que se mantuvieron peleando hasta que la mujer pudo emitir su voto. Piensen en la abolición de quienes sufrieron y murieron hasta ver el fin de la esclavitud. Piensen en los héroes de los derechos civiles y de las pisadas de soldados que marcharon protestando y en riesgo de sus vidas para terminar con la segregación y en Jim Crow.

Yo crecí hablando y reconociendo que la mujer puede votar. Porque por ellos mi hija creció hablando y reconociendo que los niños de todos lo colores pueden ir juntos a la escuela. Porque por ellos, Barack Obama y yo hicimos y peleamos una campaña fuerte para la nominación Demócrata.

Porque por ellos y porque por ustedes la niñez hoy crecerá hablando y reconociendo que un afroamericano y una mujer pueden, sí, convertirse en presidente de los Estados Unidos.

Cuando ese día llegue y una mujer tome juramento de la oficina como presidenta, todos nos levantaremos más alto, orgullosos de los valores de nuestra nación, orgullosos de que cada pequeña niña pueda soñar y de que sus sueños puedan ser ciertos en Estados Unidos. Y todos ustedes sabrán que por su pasión y trabajo arduo ayudaron a preparar el terreno y el camino para ese día…

* Traducción del discurso de Hillary Rodham Clinton en el National Bulding Museoum

08/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com