Participación Política de las Mujeres
   Presidenta de la Asamblea de la República de Sudáfrica
Visitó México Baleka Mbete, legisladora sudafricana y feminista
Por: Sandra Torres Pastrana y Guadalupe Gómez Q.
CIMAC | México DF.- 01/05/2008 Baleka Mbete, presidenta de la Asamblea Nacional de la República de Sudáfrica, activista a favor de los derechos de las mujeres y contra el racismo, visitó México en días pasados para estudiar los modelos de equidad de género que se han ejecutado en el país e intercambiar las perspectivas de las mujeres de ambas naciones.

Se reunió el pasado 29 de abril con las integrantes de las comisiones de Equidad y Género de la Cámara de Diputados y del Senado, encabezadas por Maricela Contreras Julián y Blanca Judith Díaz Delgado, respectivamente.

Baleka Mbete, militante del Congreso Nacional Africano (CNA), poderosa organización que luchó en contra del sistema del apartheid, lo que provocó su exilio en los años 80, se integró al parlamento de su país desde 1994, fecha en que ocurrieron las primeras elecciones democráticas y fue nombrado presidente Nelson Mandela. En 1994 fue elegida presidenta de la Asamblea Nacional, en donde había ocupado también el puesto de vicepresidenta.

La historia reciente de Sudáfrica, una vez derrotado el apartheid, muestra notables avances para los derechos humanos de las mujeres, dijo la diputada Mbete durante su reunión con las políticas mexicanas.

Durante años, dijo, la visión masculina se impuso desde la célula familiar hasta los más altos niveles de la autoridad. Las mujeres, que representan más del 50 por ciento de la población del país, siempre estuvieron atentas a los mandatos masculinos y culturalmente aceptaron tal situación.

Sin embargo, dijo, el movimiento democrático en su nación trajo también la apertura de conciencia femenina y la participación en política y otras esferas sociales, las cuales estaban ocupadas exclusivamente por hombres.

DEL RACISMO A LA LUCHA POR LA EQUIDAD

La Asamblea del primer gobierno democrático incluyó a cuatro funcionarias ministeriales y, después de las segundas elecciones, celebradas en 1999, este número creció al doble.

Hoy, Sudáfrica ocupa el séptimo lugar en el mundo en cuanto a representación femenina en el Parlamento y la igualdad entre los sexos es uno de los valores clave del gobierno del Congreso Nacional Africano y de la Constitución, señala Shireen Hassim, académica de la Universidad de Witwaterstrand Sudáfrica, en El Correo, publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Señala la experta que los progresos alcanzados a las mujeres en Sudáfrica se explican por el compromiso que el CNA tiene con esa causa, aún antes de ganar elecciones. "Desde el anuncio de la transición hacia la democracia, a comienzos de los años noventa, se hizo hincapié en los problemas de representación femenina", señala.

Y recuerda que en 1991, las militantes del CNA exigieron una cuota de cargos en el Comité Ejecutivo Nacional, sin resultado. Pero, en 1994, el CNA fue el único partido que fijó a las mujeres una cuota de 30 por ciento en sus listas electorales. Luego, cuando elaboró su programa de reconstrucción y desarrollo, espina dorsal de su manifiesto electoral, grupos de mujeres ejercieron una fuerte presión para que tuviera en cuenta sus preocupaciones en materia de empleo, salud y propiedad de la tierra.

"Esas reivindicaciones fueron respaldadas por un poderoso movimiento popular que abogaba por que Sudáfrica se convirtiera en una democracia no racista, pero también no sexista", señala el texto.

En 1992, mujeres de las más diversas extracciones fundaron un movimiento, la Coalición Nacional, para que la paridad figurara en los programas de todos los partidos y para impulsar a las mujeres a votar.

En el gobierno, las mujeres ejercieron su influencia al momento de la redacción de la Constitución, adoptada en 1996, lo cual no fue fácil, relata, pues cuando exigieron una cláusula sobre la igualdad, tropezaron con la oposición de varios dirigentes tradicionalistas, algunos de ellos miembros del CNA, que estimaban que esa reivindicación era incompatible con la preservación de las costumbres.

Pero la presión ejercida por diputadas como Mavivi Manzini, Baleka Mbete o Thenjiwe Mtintso venció la resistencia. Gracias a ella, reconoce el texto, se incluyeron disposiciones sobre los derechos socioeconómicos y los derechos relativos a la procreación.

Las parlamentarias de 1994 se empeñaban en hacer progresar la causa de las sudafricanas, lo que generó tensiones cuando sus posturas diferían de las de su partido. Pero superaron el conflicto y la Comisión Mixta para el Mejoramiento de la Calidad de Vida y la Condición de las Mujeres resultó ser la estructura más adecuada para promover sus derechos, señala Shireen Hassim en su texto.

Esta comisión parlamentaria, que agrupa a mujeres de todas las tendencias políticas y está en contacto permanente con organizaciones femeninas, desempeñó un papel esencial al someter proyectos de ley ciñéndose a un procedimiento. Y lo más probable, dice Shireen Hassim, es que sin ella una serie de textos sobre los derechos de la mujer jamás se hubieran aprobado.

Ente ellos figuran la ley sobre interrupción del embarazo, que amplía y mejora notablemente las condiciones en las que las mujeres pueden recurrir al aborto; la ley de 1998 que mejora los derechos de las madres a obtener ayuda del padre de sus hijos; una ley que garantiza a las mujeres embarazadas y a los niños menores de seis años acceso gratuito a la atención médica; y la ley de 1998 sobre violencia doméstica.

Sin embargo, concluye Shireen Hassim, no se ha logrado impedir la reducción de los gastos en los servicios sociales. Ejemplo de ello es que no se ha apoyado la distribución gratuita de AZT para mujeres embarazadas con VIH o a víctimas de violaciones, debido a falta de presupuesto.

Queda mucho por hacer, falta infraestructura para hacer efectivos los avances legales, señala Shireen Hassim.

Y así lo reafirmó Baleka Mbete, presidenta de la Asamblea Nacional de la República de Sudáfrica, durante su visita a México. "Hay una responsabilidad muy especial para las mujeres que hacen política y es usar el Parlamento para garantizar que haya políticas legislativas y medidas que se apliquen para facilitar a las mujeres que están en zonas rurales, trabajando bajo condiciones muy difíciles o víctimas de situaciones domésticas inaceptables, puedan tener garantías que les permitan un mejor desarrollo".

Debemos ser, dijo la parlamentaria, las voces de las mujeres pobres que no tienen voz, nosotros estamos donde estamos para que tomemos cada oportunidad y que levantemos a esas mujeres que están en el fondo, en cualquier situación en que se puedan encontrar".

En su momento, la diputada Marisela Contreras Julián afirmó que
Sudáfrica puede presumir con mucho orgullo en ser uno de los países que ha desarrollado políticas y legislaciones para garantizar el principio de igualdad. "Entre ellas destacan los presupuestos con perspectiva de género, donde el gasto público atiende a las necesidades diferenciadas de mujeres y hombres o el plan de acción para poner fin a la violencia de género, o la alta representación de las mujeres en los puestos de tomas de decisión".

Las naciones de Sudáfrica y a México, afirmó Contreras Julián, les une un lenguaje común: el de la promoción y respeto de los derechos humanos, el reconocimiento de los derechos de las mujeres, los problemas de salud, pobreza, injusticia social y en general la falta de oportunidades para acceder a un mejor nivel de vida.

Así mismo Maricela Contreras le expresó a Baleka Mbete su admiración por la lucha que ella ha llevado a cabo en su país y resaltó que es un ejemplo a seguir para las mujeres mexicanas para seguir luchando por un reconocimiento y respeto pleno de los derechos de las mujeres.

08/STyGG/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com